Category Archives: Gzira

Día 300: ¡Trescientos días en Malta!

Día 300: ¡Trescientos días en Malta!

¡Ya llevamos trescientos días en la isla! Ha pasado casi un año desde que llegamos a Malta sin tener ni idea de lo que nos depararía el futuro. Ahora ya estamos totalmente estabilizados aquí y tenemos la idea de quedarnos, por lo menos, otro año más, ya que estamos encantados de trabajar en lo que trabajamos y de los nuevos proyectos que se nos presentan de cara al invierno. También estamos felices de tener los amigos que tenemos aquí, que son casi como hermanos y que tanto nos aportan. Ahora algunos se empezarán a ir y será cuando nos demos cuenta de que esta aventura tiene fecha de caducidad, pero mientras podamos, seguiremos disfrutándola. Aprovechamos también para dar las gracias a todos los que nos seguís, a los que lo hacéis desde el principio y a los que os habéis ido incorporando poco a poco.

El día de hoy ha transcurrido con mucha normalidad. Por la mañana he estado trabajando contestando todos los e-mails que nos llegan. Estoy contento porque aunque estoy solo estos días, lo estoy llevando todo más o menos al día. Al mediodía he ido a cortarme el pelo con Holly, que por fin ha vuelto de vacaciones. Menos mal, porque mi flequillo se estaba empezando a parecer al de la Juanpe. Ya hemos hablado de ella más veces, pero por si no nos habéis leído, Holly es una chica noruega encantadora que, aparte de hacer muchas otras cosas, corta el pelo genial por sólo 10 euros, tanto a chicos como a chicas. Si estáis interesados podéis llamarla por teléfono (99564064) y os atenderá encantada en su casa de Sliema.

Black Gold

Black Gold

Por la tarde he quedado con Laura para dar una vuelta por Gzira. Queríamos ir al bar de pescadores que hay justo enfrente del Jubileé y que tiene una terraza  junto al mar muy chula, pero justo hoy lunes estaba cerrado. En su lugar, hemos decidido ir al Black Gold, el bar con decoración de madera que está justo al lado del Medasia y el Tex-Mex. El sitio no me ha entusiasmado especialmente, ya que la terraza está justo al lado de la carretera, y aparte de tener las mesas muy juntas, es muy ruidosa. Tiene pinta de  ser un bar más para el invierno, ya que además suelen programar conciertos en directo, así que a partir de Octubre le daremos otra oportunidad. Después de tomarnos varias Cisk (1,50€) y unas patatas (2,50€), han llegado Cristina y sus amigos de Villarobledo y nos hemos tomado la última con ellos antes de irnos a casa.

 

Día 228: Bye Bye Ángel

Día 228: Bye Bye Ángel

Después de unos días muy intensos, el final del viaje para Ángel ha llegado. Creo que no tenía muchas ganas de dejar la isla y espero que se lo haya pasado muy bien por estas tierras y nos deje un comentario a favor o en contra, aunque por llevar la contraria, seguro que lo pone en contra. Ayer por la noche le preguntamos que es lo que más le apetecía hacer en sus últimas horas y nos dijo que quería playa, así que ese ha sido el plan para la mañana de hoy. Por desgracia, el tiempo en Malta está un poco loco y no lo hemos podido llevar a cabo ya que estaba nublado.

Vistas a La Valeta

Vistas a La Valeta

Como plan alternativo hemos decidido dar un paseo desde la bola del mundo de Sliema hasta el Sliema Ferries. Así  hemos ido por todo el paseo marítimo y hemos ido dejando atrás el Surfside y el Fortizza (una antigua fortificación reconvertida en un restaurante).  Hemos hecho una parada junto al centro comercial The Point, para contemplar las vistas a Valletta que se pueden ver desde la pasarela de madera. No me cansaré de decirlo, pero las vistas que se aprecian desde este lugar son una pasada, aunque luego Ángel se meta conmigo porque siempre hablo de vistas increíbles. El paseo lo hemos terminado justo delante del Zara, donde estaba trabajando Teresa en uno de los puestos de viajes turísticos que se ofrecen en el puerto de Sliema Ferries.

Sobre la marcha, hemos decidido comprar algo para hacer la comida en casa y aprovechando que estábamos por la zona hemos ido a comprar al Tower. Dei nos ha prepararado su famoso  Pollo Tika Massala, que lo hace para chuparse los dedos. Yo por lo menos, siempre repito un par de veces cuando lo cocina, seguro que lo cogerían en Masterchef. Con el estómago lleno, ha llegado la hora de la partida. Nos habíamos relajado demasiado y teníamos el tiempo justo para llegar al aeropuerto. Menos mal que tenemos el Rojito, que nos lleva al aeropuerto en sólo 20 minutos, no como el autobús que casi siempre tarda más de una hora.

Ángel

Ángel

La última anécdota la hemos tenido en la puerta de embarque, ya que unas chicas se acercaron a Ángel para darle una bolsa que se le había olvidado a un amigo suyo y que se la diera. Al final la historia ha salido bien y la bolsa ha llegado a su destino. A la izquierda os dejamos una foto del protagonista de este día. Si alguna esta interesada, no dudéis en escribirnos para llevaros esta joya, con la condición de que nos lo preste para que nos visite nuevamente. Nosotros mientras tanto, hemos estado esperando la llegada de Dani, un amigo de Susana y conocido nuestro, que también vive en la isla pero que se tuvo que ir a España por unos días. Como siempre, Dani ha llegado con su gorra a lo Fito y Susana se ha llevado una alegría tremenda, ya que hacía bastante tiempo que no se veían.

Con el Rojito, los cuatro nos hemos puesto rumbo a Gzira, esta vez para dejar a Dani en su casa y también a Susana que hoy se muda para pasar también unos días con él. Ya de paso, Dani nos ha enseñado su casa, una autentica maisonette maltesa, con su jardín, su azotea y sus tres plantas, que nos ha encantado. A ver si algún día nos mudamos a una casa así. De vuelta a casa, y después de varios días dejando el trabajo un poco de lado, nos hemos puesto a currar para dejar al día todo lo que teníamos pendiente, aunque teníamos tanto que todavía hemos dejado bastante para mañana.

Día 199: De ruta por los centros deportivos de Malta

Día 199: De ruta por los centros deportivos de Malta

Hoy me he levantado a las ocho de la mañana, algo no muy usual para nosotros desde que vivimos en Malta, pero me tocaba acompañar a Adrián que quería apuntarse a Clubclass y empezar hoy mismo. He ido en su búsqueda al lugar acordado, muy cerca del Fortizza. Hemos hecho el camino a la escuela que tiene que hacer todos los días y a las nueve, después de hacer todo el papeleo de la inscripción, ha empezado las clases. Los cursos empiezan cada lunes, así que si os queréis apuntar, siempre deberéis hacer la inscripción la semana de antes de la fecha que queráis comenzar, ya que lo de hoy ha sido una excepción y Adrán ha tenido suerte porque había plazas disponibles.

Marsa Sports Club

Marsa Sports Club

Después había quedado con Joselu, Clara y unos tíos suyos que habían venido de visita y querían comprobar como se vivía el mundo del squash en Malta. Su hijo es campeón de España en la categoría juvenil y están interesados en que continúe su carrera en Malta y que aprenda inglés al mismo tiempo. Hemos ido a la piscina nacional para jugar un partido y así poder ver las instalaciones. Después del partido, hemos ido al Marsa Sports Club, uno de los complejos deportivos más grandes de la isla. Está situado en Marsa y tiene multitud de pistas de tenis tanto de tierra como de pista dura, squash y fútbol, además de piscina y campo de golf. Es un club privado, si no eres socio no puedes alquilar sus instalaciones a no ser que vayas acompañado de un socio. Aquí podéis consultar las tarifas, como veis, no son precisamente baratas. Yo estuve una vez, ya que jugué con unos de los socios dentro de la liga de squash de Malta.

Después de la visita, he vuelto a casa después de pasar toda la mañana fuera. Hemos decidido hacer algo más de actividad hoy y hemos vuelto a retomar el gimnasio por enésima vez, que lo teníamos muy abandonado, hacía casi un mes que no íbamos. Allí ha dado la casualidad de que nos hemos encontrado con Ana y Lidia, así que después de hacer deporte nos hemos ido a tomar algo al City of London con ellas. Después de estar un rato allí, ha empezado a refrescar y hemos ido a hacer una pequeña visitilla a Vane y Josito, que últimamente casi no les vemos el pelo.

Día 177: De evento a evento

Día 177: De evento a evento

Como ayer nos fuimos relativamente pronto a la cama, hoy nos hemos levantado antes de lo normal para ser un viernes y nos hemos puesto manos a la obra para empezar el día con ganas. Lo primero que he hecho es coger el Rojito, que ya tenía muchas ganas de volver a conducirlo, e ir a Club Class para hablar con Dagmar. Increíble lo de esta chica que habla 8 idiomas, incluido el español. Como ya sabéis Club Class es una de las escuelas con las que colaboramos, que además es de las más baratas, así que si os decidís por estudiar inglés es una buena opción.

De vuelta a casa, teníamos la visita de Laura Peces, que es una de las primeras que nos escribió por el blog cuando empezamos hace ya más de cinco meses. Siempre simpática y con una sonrisa en su boca, nos ha puesto al corriente de cómo le va trabajando de auxiliar de enfermería. Encontró trabajo con relativa facilidad y está muy contenta. Como veis, aquí se encuentra trabajo bastante rápido, aunque todo depende de tu actitud y tus capacidades. Los salarios, para que os hagáis una idea, suelen ir de 3,5 a 5 euros en hostelería. Y como siempre decimos, para buscar trabajo, lo que mejor funciona es pasarse por los hoteles y restaurantes dejando el currículum.

Cumpleaños de Laura

Cumpleaños de Laura

Después de tomar un café, Laura se ha ido a cambiarse con la promesa de venirse luego al evento que organizaba Dani en la terraza del Meridien, pero a ultima hora se ha rajado. Vanesa y Laura están optando al «Premio Malque» de manera muy igualada. Nosotros, que nos apuntamos a un bombardeo, no hemos fallado. El sitio nos ha gustado mucho, ya que tiene unas vistas privilegiadas a Balluta bay. Allí hemos estado tomando un cóctel con Inma y Yolanda, como había oferta de dos por uno, nos hemos tomado dos mojitos por 6 euros. No hemos estado mucho tiempo teníamos una fiesta de cumpleaños, ¿de quién sería? Pues de nuestra niña guapetona Laura, una de nuestras favoritas de toda la isla cuya madre es fan confesa del blog. Un saludo para Amalia. Su cumpleaños realmente es el domingo, pero lo ha adelantado un poco para celebrarlo con un compañero de biodanza que los cumplía hoy. La cita era en el Times goes by, un pequeño bar en Gzira, que hoy habían decorado con toques étnicos dejándolo muy bonito. El bar se ha llenado hasta arriba con todos los amigos, la mayoría de las clases de biodanza y del voluntariado europeo, que son como una familia. Lo hemos pasado muy bien, pero nos hemos recogido pronto porque mañana tenemos la Opening Party del Surfside con The Parranda y queremos disfrutarla al máximo. Antes de irnos hemos hecho esta foto de despedida.

Día 158: Nuevos aventureros en la isla

Día 158: Nuevos aventureros en la isla

Día extraño, ya que mañana es el día de San Jose y es fiesta en Malta, pero al contrario que en España no se lleva mucho lo de coger puente, ¡con lo que nos gusta a nosotros uno! Lo bueno es que hemos aprovechado la mañana para trabajar un poco. A media mañana Dei se ha ido al encuentro de Miriam, una chica de Guadalajara que acaba de llegar y que estaba interesada en apuntarse a una academia. Al final lo ha hecho con ESE, en la que confiamos bastante, ya que todo el mundo sale muy satisfecho después de realizar el curso.

Por la tarde hemos ido al Towers de St Julian’s, que mañana nos vamos a pasar el día a la playa con barbacoa incluída y como es festivo, teníamos que dejar todo comprado hoy. Por la tarde noche teníamos un plan que nos propusieron ayer en St. Patrick. Valentín es el precursor de la quedada, ya que quería inaugurar su casa que se encuentra en Gzira o en Algegzira como dice en tono jocoso. Fue uno de los protagonistas por llegar solo a una Parranda, ya que nos pareció muy valiente por su parte. Desde ese día ha conocido a mucha gente y siempre bromea diciéndonos que ya tiene amigos. Como podéis ver llegar solo a la isla no es un handicap, sino una forma de abrirte y conocer nueva gente. Valentín lo ha conseguido con creces.

En la casa de Valentin

En la casa de Valentin

El caso es que habíamos quedado en la puerta del Pronovias a las 20:45 y allí no había nadie, muy típico entre los españoles. Luego ya han ido llegando Joselu y Clara, de León y Ferrol respectivamente, que vinieron a trabajar como la mayoría y han empezado con muy bien pie, pero es normal porque son encantadores. Un poco más tarde ha llegado Lucía, que llegó también hace una semana con la misma idea que todos nosotros, prosperar en Malta. Un encanto de chica. Como ya éramos un grupo medianamente numeroso, nos hemos ido al piso para esperar allí al resto de gente. Mientras Valentín nos enseñó la casa, que es la típica casa maltesa de techos muy altos y muy amplía. Además les sale por poco dinero. También se han unido a nosotros los compañeros de piso de Valentín, Diego y Dani y allí hemos estado bebiendo cervezas y comiendo las pizzas que hemos pedido a la pizzería Mum’s. Más tarde ha llegado más gente como Mireia, que está por aquí de Erasmus, o Damian y Felipe, unos extremeños que han venido a realizar prácticas. Como veis, muchas nuevas historias de nuevos aventureros que comienzan en la isla. Sólo esperamos que les vaya muy bien a todos y que sigamos viéndonos, cosa que no es difícil por aquí.

Día 153: Visita a un Centro de Salud

Día 153: Visita a un Centro de Salud
Centro Médico de Gzira

Centro Médico de Gzira

Esta mañana cuando me he levantado me encontraba bastante mal y hemos ido al centro médico de Gzira, que es el que más cerca nos pilla de casa. Podéis ver el resto de centros médicos aquí. Me daba  miedo que me cobraran por atenderme, porque no tengo la Tarjeta Sanitaria Europea y el certificado temporal de tres meses ya se me ha terminado, pero al llegar sólo me han pedido el ID Card, así que aquí tenéis otro motivo por el que merece la pena hacérselo. Después de mostrarlo en la recepción y de que hicieran las comprobaciones oportunas, nos han dado un número de espera, como si estuviésemos en la charcutería. La verdad es que, aunque el centro médico me ha teletransportado a la mismísima Cuba, no hemos tenido que esperar mucho y me han atendido bien. Eso sí, dentro de la consulta no he estado ni dos minutos, debe ser que el médico tenía prisa. Me ha escrito la medicina que tenía que comprar en un papel, que no me ha quedado claro si era una receta o no, lo que sé es que en la farmacia no me han cobrado mucho.

Después de comer, me he tirado prácticamente toda la tarde montando el vídeo de promoción de The Parranda que grabamos ayer. Esta vez, al tener que cuadrar al milímetro música e imagen, me ha costado un poco más de lo habitual, de hecho he tenido que bajarme un programa nuevo mucho mejor para editar vídeo, el Premier Pro. Una de las cosas que más me están gustando de mi estancia en Malta es la cantidad de cosas que estoy aprendiendo y poder poner en práctica muchas de las cosas que he aprendido a lo largo de mi vida.

Por la noche, para desconectar un poco del ordenador, hemos ido a tomar algo al City of London con Ana, Josito y Carla. Como los tres son vecinos, les tenemos muy a mano para tomarnos unas cañas de vez en cuando en un bar del barrio. Aunque a estas alturas la mayoría ya conoceréis el City of London, os cuento que es un pequeño bar con terraza situado en el paseo marítimo de St Julian’s, con muy buenos precios (pintas de Bavaria o Skoll por 1,50€). Al volver a casa, he terminado de montar el vídeo, aquí podéis ver el resultado:

Día 143: Las pescaderías de Gzira

Día 143: Las pescaderías de Gzira

Esta mañana he vuelto a quedar con Borja para acompañarle a terminar de formalizar la matrícula del curso de inglés que va a hacer en la escuela ESE. Ha venido con sus dos pequeños Borja y Carmen, que son graciosísimos y un poco traviesos. Cuando hemos terminado, como habían venido en coche, me han acercado hasta casa y aquí me he encontrado con David. Como teníamos la nevera vacía y no queremos hacer la compra hasta que volvamos de nuestro viaje de Londres, hemos decidido darnos un capricho e ir a la pescadería.

Pescadería Azzopardi

Pescadería Azzopardi

Hemos intentado ir a la pescadería Rita, que está en Gzira, pero cuando hemos llegado a las 12:45 ya había cerrado. Al llegar nos hemos dado cuenta de que cierran a las 12:·30 de Lunes a Viernes y a las 13:00 los sábados, así que si algún día queréis comer pescado fresco más vale que no lo dejéis para última hora. Como estaba cerrada, hemos decidido probar suerte en la pescadería Azzopardi, que también está situada en Gzira, más cerca de la Piscina Nacional. Ésta sí que estaba abierta y, aunque es un poco más cara que Rita, podéis ver en la foto la buena pinta que tiene todo. Nosotros hemos comprado dos Awrata, que es un pescado local, por unos 8 euros. Como ya hemos dicho varias veces, el pescado en Malta es bastante caro. Este en concreto está buenísimo, así que de vez en cuando merece la pena darse un capricho. Nosotros lo hemos cocinado al horno con patatas, cebolla, aceite, limón y algunas especias. Ha quedado riquísimo.

Por la tarde hemos ido al gimnasio para no perder la rutina, que esta semana estamos en racha. Como hemos ido con tiempo, después hemos podido pasar un rato en el spa, que no nos ha venido nada mal para relajarnos un poco antes de ir a la Parranda. Hoy, como no había que preparar nada, hemos llegado al Prestige a las diez, después de encontrarnos con María y Lío, los portugueses, y de comprar una porción de pizza (1,30€) y unos macarrones (2,50€) en una pequeña tienda de Paceville. Esta noche la Parranda estaba dedicada al Día de Andalucía, así que como era de espera, han caído unas sevillanas y se ha llenado de andaluces y parranderos con ganas de celebrarlo.

Día 142: El Mini pasa por el taller

Día 142: El Mini pasa por el taller

Desde que compramos el coche, nos dimos cuenta de que el radiador tenía una fuga que hacía que perdiera agua y esto provocaba que el motor se calentara en exceso. La solución temporal por la que optamos fue cargar con botellas y garrafas de agua y rellenar el tanque de agua en cada trayecto que hacíamos.  El problema se ha ido agravando y cada vez la fuga se ha ido haciendo mayor, por lo que últimamente teníamos que parar en mitad del trayecto para reponer agua, así que por fin decidimos llevarlo a arreglar. El otro día Mikel, al que conocimos en nuestra primera semana en la isla durante una protesta contra Rajoy, nos recomendó un taller bastante económico, al que él también había llevado su mini para arreglarle algunas cosillas.

Taller Charlie's

Taller Charlie’s

El taller en cuestión está en Gzira, en la calle Triq Sir Frederick C. Ponsonby y se llama Charlie’s. El mecánico es un hombre maltés bastante majo, aunque es de pocas palabras, creemos que porque no domina demasiado el inglés. Ayer le dejamos el coche y hoy hemos llamado para ver si nos lo había podido arreglar e ir a recogerlo. Cuando hemos llamado a eso de las tres de la tarde, nos han dicho que sí, que ya estaba arreglado y que podíamos pasar a recogerlo, así que a las cinco, después de comer, hemos pasado a por él. El arreglo nos ha costado 60 euros y no nos ha parecido nada caro, ya que pensábamos que la broma nos iba a salir por más.

Por fin podemos decir que el coche funciona perfectamente, ahora sólo le hace falta una limpieza completa. Justo al lado del taller hemos encontrado un garaje donde los limpian por 10 euros por dentro y por fuera, así que la semana que viene lo llevaremos, que falta le hace. Así lo tendremos listo para cuando vengan Rocío (la hermana de David), Laura, Barbara y Javi, que vendrán a vernos el sábado 9 de Marzo y se quedarán unos días en la isla.

Día 137: Cena soriana

Día 137: Cena soriana

Otro jueves más terminamos agotados pero muy ilusionados con la fiesta que organizamos. Eso sí, nos deja tan rendidos que sabemos que no vamos a aprovechar ni la mañana ni parte de la tarde del día siguiente, y es una lástima, ya que está haciendo un tiempo muy bueno. Aunque la mañana no la hemos aprovechado, por la noche sí teníamos un plan que nos apetecía mucho. No sé si recordáis que hace unos días conocimos a Leticia, una soriana que ha venido a la isla a vivir. Antes de venir, mientras nos escribíamos correos informándole sobre Malta, prometió invitarnos a una rica tortilla de patatas con chorizo. Hoy quería cumplir su promesa, así que hemos quedado con ella alrededor de las siete, para degustar sus manjares.

Chorizo

Chorizo de Soria

Como siempre hemos llegado tarde, aunque este vez hemos avisado, pero a las ocho ya estábamos en su nueva casa en Gzira. Ya hemos comentado varias veces, que las mejores zonas para vivir son St. Jullians o Sliema, pero Gzira es una buena opción que no queda muy lejos de las dos anteriores y además es más económica. Con la mejor de sus sonrisas, Leticia nos ha recibido  en su casa y nosha presentado a sus compañeros de piso, un húngaro y un estadounidense. Sin duda es una buena opción para aprender inglés, ya que al final relacionándote con gente de fuera es como más aprendes.

El menú ha consistido en la deliciosa tortilla de patata con chorizo soriano prometida, jamón serrano, pollo con quinoa y una ensalada al estilo maltés, todo ello acompañado de sangría para beber. Ya sabéis, para los que venís nuevos a la isla, nunca está de más traeros productos de la tierra, es una buena forma de combatir la morriña. La noche ha transcurrido con buena música y una buena charla en inglés, un gran plan para este viernes noche. ¡Muchas gracias, Leticia!

Día 80: The Parranda Movie Night

Día 80: The Parranda Movie Night

Cuando nos hemos levantado, después de pasar todo el día de ayer en casa, tenía ganas de salir a la calle y que me diera un poco el aire, así que animado por el día soleado que hemos tenido, me he ido a comprar el pan dando un paseo. Lo solemos comprar en una pequeña tienda que tenemos a cinco minutos de casa, casi llegando a Gzira. El precio varía de 40 a 90 céntimos dependiendo del pan que compres. Al principio nos costó lo suyo pillarle el punto al pan maltés, pero el que venden en esta tienda en concreto está muy bueno.

The Parranda: Movie Night

Movie Night

Por la tarde he quedado con Cristina para irnos de cañas con la gente antes de la parranda y como David tenía cena con sus compañeros de clase en Bugibba y tenía que coger el coche, me ha acercado hasta el LOVE, el punto de encuentro. A eso de las ocho, Cristina y yo hemos llegado al Cañas y Tapas y no había nadie más, y eso que habíamos quedado a las siete y media, pero ya se sabe que la puntualidad no es la gran virtud de los españoles. Enseguida ha llegado Carmen y hemos entrado mientras llegaba el resto de la gente. Habíamos hablado con ellos para que nos hicieran alguna oferta debido a que íbamos a ser muchos, ya que habíamos convocado a la gente allí, así que nos han dejado las cañas a 1,50€ y las pintas a 3€, no está mal pero tampoco era la megaoferta del siglo. Eso sí, se han portado y nos han puesto tapa con cada caña que hemos pedido.

Después de tomarnos varias cañas, me he ido con Carmen al Prestige para ir preparando la fiesta. Al poco rato también ha llegado David. Hemos preparado todo e incluso nos hemos lanzado a la aventura y hemos salido por Paceville a repartir flyers. Ha sido la primera vez que lo he hecho y la verdad es que tiene su punto, aunque telita con la fauna y flora que tenemos en Malta. A las diez y media ha empezado a llegar la gente y poco a poco se ha llenado la discoteca una vez más. El mejor momento de la noche ha llegado a eso de la una con el juego de las parejas de cine. Hemos repartido papeles a toda la gente con nombres de personajes de la gran pantalla. El juego consistía en que cada uno buscara a su pareja. Una vez que algunas de ellas se han encontrado, hemos propuesto un concurso de baile. La gran pareja ganadora ha sido Eduardo Manostijeras y Kim, o lo que es lo mismo Dani y Lidia, que se han contoneado bastante bien, aunque todo hay que decirlo, la competencia no era muy alta. Se han llevado una cena para dos, aunque me temo que finalmente Dani se la ha cedido a Lidia para que vaya con su novio. En fin, que una vez más lo hemos vuelto a pasar genial y que habrá The Parranda para rato. ¡Gracias a todos por venir! Os dejamos las fotos de la fiesta.