Category Archives: Balluta

Dia 343: Así limpiaba, así, así…

Dia 343: Así limpiaba, así, así…

Después de firmar el contrato del nuevo piso ayer, hoy nos tocaba una dura jornada de mudanza y limpieza. La ventaja es que la casa nueva está a menos de un minuto de la anterior, así que hemos podido hacer la mudanza a pie y no nos ha llevado demasiado tiempo.  Lo peor ha sido que al entrar en el nuevo piso nos hemos dado cuenta de que no habían llevado a nadie de limpieza y nos hemos hemos tenido que pegar una buena paliza limpiando. Evidentemente nos hemos quejado a la casera y le hemos pedido que por favor contratara a alguien para limpiarlo, pero como nos ha dicho que hasta la semana que viene no sería posible, nos ha ofrecido un descuento en el precio del alquiler a cambio de que lo limpiemos nosotros, así que al final hemos aceptado.

Vistas desde la nueva casa

Vistas desde la nueva casa

Horno, nevera, baño, cristales,… como veis, hemos pasado un día de lo más entretenido, y lo peor es que no hemos terminado del todo, ya que mañana nos tocará limpiar también la casa vieja para entregarla lo más limpia posible. Lo bueno de todo esto es que cuando terminemos esta dura jornada de limpieza y mudanza, podremos disfrutar tranquilamente de las vistas que podéis ver en la foto. Levantarte por las mañanas y tener esas vistas a Balluta Bay, hacen que todo este esfuerzo merezca la pena.

Hoy ha sido la primera noche que vamos a pasar en la casa nueva pero imaginamos que después de todo el curro que nos hemos pegado dormiremos del tirón, si la luz nos lo permite. Para los que vais a venir a vivir aquí y aún no lo sabéis, en Malta las persianas no están precisamente de moda, y en esta nueva casa tenemos toda una pared de cristal que tenemos que cubrir con estores, así que a ver qué tal se nos da…

Día 284: Fiestas de guardar

Día 284: Fiestas de guardar
Hoy era sábado The Parranda y como cualquier fiesta de guardar, hemos intentado descansar para estar al 100% por la noche. Nos hemos levantado tarde y tras un desayuno de campeones- con su tostada de tomate, huevo revuelto, café y zumo-  nos hemos ido al Tower a comprar. David y Dei tenían trabajo que hacer, por lo que Fran y yo hemos decidido ir a nadar al muelle de Balluta. Con las gafas y el tubo, hemos pasado un buen rato bajo el agua disfrutando de la vegetación y los pececillos; parece increíble que tan cerca del muelle y la gente haya todo un mundo… Al volver, Dei había preparado un arroz con verduras buenísimo, y lo hemos reposado bien… Este sábado tarde ha sido de relax, cafelito y un par de pelis: «Primos» y «Promoción Fantasma», la primera más recomendable que la segunda.
The Parranda

The Parranda

David y Dei se han ido a preparar la Parranda y nosotros hemos cenado en casa. Cuando hemos decidido salir de casa para irnos The Parranda, nos ha sorprendido aparecer en Sliema Ferries mientras intentábamos llegar al Surfside atajando. Nos habían dicho que por el interior podíamos atajar, pero el resultado ha sido una hora caminando, eso sí, hemos podido ver todo el paseo marítimo de Sliema. Aún así, hemos llegado a tiempo para «Parrandear». La fiesta, como no podía ser de otra manera, ¡nos ha encantado! Hemos conocido gente estupenda, hemos bailado al son que marcaba la Kinky Blonde y nos han dejado un cuerpo estupendo todos los Long Island que nos hemos tomado. Después de cerrar la Parranda, nos hemos vuelto a casa, esta vez por la costa, para no perdernos.

Día 233: Los jueves de Ta’ Fra Ben

Día 233: Los jueves de Ta’ Fra Ben

Después del viaje, hoy  tocaba ponerse al día de todo el trabajo que no hemos hecho durante estos cinco días que hemos pasado en Sicilia. De esta forma hemos pasado toda la mañana y casi toda la tarde. A eso de las ocho iba a quedar con María, una chica que acaba de llegar a la isla y que tenía ganas de conocernos para que le contáramos un poco más acerca de Malta. Cuando he llegado, he estado esperándola un rato pero no ha aparecido, parece ser que no nos entendimos bien por e-mail, así que he decidido hacer un plan alternativo.

He llamado a Lola, mi compañera de fiestas, para ver qué planes tenía, porque han venido unos amigos a visitarla y tenía ganas de conocerlos. Cuando la he llamado me ha dicho que iban a ir al Ta’ Fra Ben, un bar de reggae que está en Qawra, justo al lado de Bugibba. He llamado a Cristina para tirar con ellas para allá y me ha dicho que James nos llevaba en coche, así que hemos quedado con él y Laura a la salida de su clase de biodanza. Tenéis que ver la energía con la que bailan los dos, bautizados recientemente por nosotros como biodancers, no tienen desperdicio.

Ta' Fra Ben

Ta’ Fra Ben

Finalmente he quedado con Cristina en Balluta Bay y hemos ido a recoger a los biodancers al Amigos, que es el bar al que suelen ir siempre después de clase. De allí hemos partido hacia Qawra con el coche de James, con previa parada en una pastizzeria de Bugibba, que estábamos sin cenar. Una vez hemos llegado al Ta’ Fra Ben, allí ya estaban esperándonos Lola y sus tres amigos sevillanos, Fernando, Vero y Álvaro. Hoy, como cada jueves, había jam session y allí hemos estado sentados en una mesa escuchando música reggae y tomando algo super a gusto. El bar me ha gustado mucho, además tiene una terraza con piscina en la parte de arriba, que según nos han dicho, abren en verano, cuando hace más calor. Con la tontería nos han dado casi las tres de la mañana, hora en la que evidentemente ya no había transporte público, así que nos ha tocado llamar a una van.

Moverse en van por Malta es algo muy típico, ya que es una opción rápida y barata. Siempre se puede negociar el precio y es recomendable hacerlo cuando llamas, para que luego no haya sorpresas. Lola ya tiene el contacto de un conductor que siempre se lo deja por el mismo precio, 2 euros, así que eso es lo que hemos pagado cada uno por el trayecto de Qawra hasta el destino que hemos elegido cada uno. El viaje ha sido sin duda el mejor momento de la noche, parecíamos una excursión de estudiantes de tercero de la ESO. Los sevillanos se han quedado en Mosta, ya que estaban muy cansados por la marcha que se pegaron el día anterior. Después, hemos pasado por Valletta a dejar a Ramón. Cristina y yo nos hemos bajado en Paceville a continuar un poco la noche junto con Carlos y un amigo suyo, a los que hemos conocido hoy, y allí en la van hemos dejado a Salvatore que sería el último en bajarse en Pembroke. Como veis, el conductor nos ha dado una vuelta por toda la isla por un precio bastante popular. La noche ha terminado enseguida, ya que hemos hecho el amago de ir al Native, pero cada día nos gusta menos el ambiente que tiene.

Día 221: Enganchados a la televisión española

Día 221: Enganchados a la televisión española

Si algo tiene Malta es que todo el que pasa por aquí, acaba volviendo en algún momento de su vida. Hoy volvía Ana, una amiga de Carmen que estuvo viviendo seis meses en Malta y que en Octubre decidió volverse a España. Tenía ganas de conocerla, ya que Carmen me había hablado un montón de ella y de todas las experiencias que habían compartido juntas en Malta desde que decidieron venirse a vivir hace ya más de un año.

Como durante ese tiempo también se hizo muy amiga de la family maltesa, hemos quedado todos en la taberna para reencontrarse en su caso y conocerla en el mío. La taberna, o la banda, es uno de los sitios que más solían frecuentar durante aquellos días, así que la decisión de quedar allí no había sido una casualidad. Allí hemos echado la tarde entre cervezas, rememorando anécdotas de cuando Ana estuvo por estas tierras. Ana estaba encantada de volver a estar en Malta y, a pesar de que le costó decidir a venirse, por fin estaba aquí de nuevo.

Master_chefDespués, camino muy agradable de vuelta a casa, cruzando todo el paseo marítimo desde la bahía de Spinola hasta la de Balluta. Cuando he llegado a casa ya era de noche y allí estaba David, recuperándose, que estos días no se encontraba bien. Juntos hemos cenado y hemos visto Master Chef, el programa de Televisión Española al que estamos enganchadísimos. Como muchos nos preguntáis cómo hacemos para ver la tele española aquí, os contamos que no tenemos televisión por cable, lo que hacemos es conectar el portátil a la tele con un cable de HDMI y verla por internet.

Día 100: Cien días son pocos para tanta aventura

Día 100: Cien días son pocos para tanta aventura

Hemos llegado a una cifra mágica en nuestra aventura de Malta. Después de 100 días en la isla la valoración no puede ser nada más que positiva. Todavía recordamos nuestra llegada a Malta, donde nuestro primer destino fue Buggiba, ya que Dei se equivocó pensando que St. Paul’s Bay estaba en St.Julians. Ese primer día y los siguientes buscamos casa con nuestra ángel de la guarda Vanesa, que nos encontró nuestro hogar y fue quién nos ofreció la primera oportunidad de trabajo haciendo la web de su inmobiliaria. Vanesa ha sido y será un gran apoyo y una gran amiga en la isla. Sin olvidarnos de Josito, Andrea y Ana, que también nos hicieron sentir como en casa los primeros días.

Al cuarto día, nos enteramos de que Rajoy venía a la isla, así que no nos quedó más remedio que ir a manifestarnos. Eso nos dió la oportunidad de conocer a gente como nuestra teta Carmen, una de esas personas que alegran la vida a cualquiera. Gracias a ella, vivimos una gran noche en Birgu, donde conocimos a nuestra family maltesa: Cesar, Christian, Nuria, Maria, Ainhoa Toni, a los que luego se unieron María la portuguesa y Lio. También conocimos a mucha otra gente durante todos esos días.

Seguimos disfrutando de la isla, conociendo gente como el día que se nos fue de las manos con Rafa, Paloma, Alba, Ana y Vanesa, apuntándonos a clases de inglés y aprendiendo a nadar. También estuvimos en un concierto en el Juuls y salimos en el periódico. Siempre nos ocurría algo.

Como ya sabéis nos compramos nuestro coche, un Austin Mini de 1971, con el que hemos podido disfrutar de grandes días como cuando vino nuestra amiga Lola a visitanos, y fuimos a Gozo o Marsaxlokk. Después de su visita tuvimos una entrevista de trabajo e hicimos nuestra primera fiesta en casa en la que conocimos a las grandes María Pita y Ana Paredes.

Gracias al blog, Martin se puso en contacto con nosotros y surgió nuestro primer gran proyecto en Malta. Al principio la gente se preguntaba lo que era, pero llegó la inauguración y todo el mundo conoció en qué consistía «The Parranda«. Estamos muy contentos y orgullosos, ya que la gente está haciendo que la fiesta tenga un buen rollo impresionante. Por esos días también conocimos a Laura y Cristina, nuestras voluntarias favoritas, con su puesto navideño de comercio justo en Valletta.

Antes de Navidad, tuvimos un gran susto y pisamos por primera vez el hospital, justo un día antes de mi cumpleaños, pero todo quedo en eso, en un susto. Así que pudimos irnos a casa por Navidad y volver con fuerzas renovadas, ya que íbamos a celebrar la Nochevieja por primera vez fuera de España. Fue tan espectacular que hasta la utilizamos para un vídeo The Parranda e incluso salió en el periódico. Descubrimos también que los Reyes Magos pasan por Malta y nos dejaron muchos regalos. Lo último que nos ha pasado es que Jose, nuestro DJ, se nos va y tenemos que buscar un nuevo DJ para la fiesta.

Sólo queremos daros las gracias a todos los que nos seguís y nos habéis enviado correos con vuestro cariño y afecto, a toda la gente que conocemos en Malta y no hemos podido nombrar pero que habéis hecho que nuestra estancia aquí esté siendo increíble y por su puesto a Dei, mi compañero de viaje y de ilusiones, ya que sin él esto no habría sido posible. Sólo una cosa más y la más importante, seguimos con la misma ilusión que al principio en esta genial «Aventura de Malta».

La Aventura de Malta

La Aventura de Malta

Día 74: Cumpleaños de César

Día 74: Cumpleaños de César

Después de la Parranda del día anterior ha costado bastante levantarse hoy, aunque increíblemente no hemos tenido nada de resaca. Va a ser verdad eso de que la calidad de la bebida del Prestige es buena. De lo que no nos hemos librado ha sido de la pereza, así que hemos comido las sobras del día anterior. A eso de las cinco y media, he hecho el esfuerzo y he ido a clase de inglés. Hoy ha estado bastante bien porque éramos poquitos y hemos practicado bastante el speaking.

La boda de César

La boda de César

Cuando he vuelto de clase, he pasado por casa para recoger a David y nos hemos ido directos al Piccolo Padre, donde habíamos quedado para cenar y celebrar el cumpleaños de César. Allí nos hemos encontrado con una gran parte de nuestra family maltesa, 23 personas para ser exactos. Como éramos tantos, no hemos podido cenar en las mesas que hay con vistas al mar, así que nos hemos situado dentro, donde nos han colocado las mesas en forma de U, así que al final más que un cumpleaños parecía una boda. El plato más solicitado ha sido la ensalada César, en honor al cumpleañero, ya sabéis, al final nos vamos a lo fácil. Yo, ya cansado de pedir siempre pizza y pasta e intentando buscar algo asequible e innovador, me he decidido por el Risotto frutti di mare y la verdad es que ha sido un gran acierto. Me han puesto un buen plato de arroz caldoso, acompañado de calamares, pulpo e incluso una gamba, que he disfrutado como si fuera la última gamba del mundo. Vamos, que he sido la envidia de los que se han sentado a mi alrededor. En la cuenta hemos tocado a 15 euros por cabeza, que está muy bien teniendo en cuenta que no nos hemos cortado a la hora de pedir vino e incluso algunos postres. El Piccolo Padre es un restaurante que merece mucho la pena, ya que es un sitio elegante y nada caro y si consigues mesa al lado del mar es un regalo para los ojos.

Al salir de allí, hemos ido directos a Paceville. La primera parada ha sido entre el Republik y el Prestige, nos hemos sentado en la terraza que está justo en medio de los dos y como ambos son del mismo dueño, cada uno ha pedido donde mejor le convenía. El Republik es más para pedir jarras de vodka o whisky, no ponen copas sueltas, así que los aficionados al ron hemos pedido en el Prestige (2,50€ la copa pequeña). Después hemos ido al Native a intentar bailar, aunque al final ha sido más una prueba de obstáculos que otra cosa. Debe ser que el 90% de los habitantes de esta isla estábamos metidos allí, porque ha sido el momento más agobiante que he vivido en mucho tiempo. A pesar de esto, como es normal en Malta, nos hemos encontrado con mucha gente conocida como Manu, Vero, Victor y Cris o Alba, la chica que conocimos ayer en The Parranda, que estaba disfrutando de su última noche en Malta. Creo que no hemos aguantado más de una hora allí dentro, así que a eso de las tres, nos hemos encontrado con Carmen y María de camino a casa y nos han acercado a casa con el abuelo, el coche de Carmen.

Y por último, queremos pedir un gran favor a nuestros lectores. Estamos participando en el concurso de blogs del periódico 20minutos, cuyo premio son 5000 euros que nos vendrían muy bien para seguir disfrutando de esta aventura. De momento estamos en el puesto 1 en la categoría de viajes, pero están a punto de arrebatárnoslo. Si nos votáis, nos hacéis un gran favor. Para votar, sólo tenéis que entrar aquí, registraros y pulsar en el botón de Votar. ¡Muchísimas gracias!

Día 65: En busca del taller perdido

Día 65: En busca del taller perdido

Llevamos desde el sábado intentando encontrar al hombre con el que hablamos para que nos cambiara la batería. Tras varios intentos fallidos y encontrándonos el garaje cerrado día sí y día también, hoy hemos desistido. En su lugar, hemos encontrado un sitio, justo enfrente de la fuente de la bola del mundo que hay en el paseo marítimo de Sliema, en el que venden ruedas y también baterías para coches. Hemos hablado con el chico de la tienda, que también es gasolinera, para ver si nos la podía cambiar él. Nos ha dicho que sí, que volviéramos por la tarde.

Cerrado 24 horas

Cerrado 24 horas

Como hacía buen día hemos ido hasta Sliema Ferries dando un paseo y mirando algunas tiendas, aunque no nos hemos comprado nada. Como finalmente iremos a España del 22 al 30 de Diciembre, lo haremos allí, que hay mucha más variedad y todo es mucho más barato. Así que los que vayáis a venir de primeras a Malta, ya sabéis, veniros con la maleta bien llena de ropa, que aquí todo es más difícil. Ahora empezamos a entender los estilismos malteses, todo tiene un porqué.

Por la tarde, después de comer, David a vuelto al sitio de las baterías, pero como estaba lloviendo, le ha dicho que mejor mañana. Ya sabéis, el ritmo y la filosofía de vida maltesa. Así que nada, mañana volveremos a intentarlo. Empieza a ser misión imposible cambiar una batería de coche en Malta, pero lo acabaremos consiguiendo.

Después, hemos decidido apuntarnos al gimnasio de una vez. Al final nos hemos decidido por el del Meridien, que es el que más cerca nos pilla de casa, no vaya a ser que luego nos de pereza ir por la distancia. Así que nada, hemos pagado la cuota. Al final hemos cogido la oferta de 6 meses para dos personas por 525€ (262,50€ por persona). La verdad es que no es nada caro teniendo en cuenta que el gimnasio, aunque no tenga un gran variedad de máquinas, es muy moderno y sólo por el spa, que también está incluido en el precio, merece la pena.

Hemos salido reventados, así que al salir, nos hemos ido directos a casa. Hemos cenado verduras al horno y después hemos visto los dos últimos capítulos de Carnivale. El final de la serie es impresionante, aunque se queda muy abierto, imagino que con la intención de hacer una tercera temporada. Es una pena que la cancelaran.

Día 63: Comparando gimnasios

Día 63: Comparando gimnasios

Hoy ha sido un día de lo más normal y tranquilo, he estado revisando mails y ultimando algunos detalles del proyecto The Parranda, que está por llegar en breve. Como hemos visto que el primer vídeo ha causado buena sensación, tendremos que grabar otro antes del gran evento. Se aceptan voluntarios con ganas de comerse la cámara.

Por la tarde hemos intentado volver al taller para ver si nos cambian la batería del coche, pero nada, el sitio estaba cerrado. Los horarios en Malta son una incógnita absoluta, nadie sabe qué días ni a qué hora pasa el camión de la basura, a qué hora cierran los establecimientos o qué días libran los malteses. Así que lo mejor, cada vez que tienes que hacer un recado, es aventurarse aunque luego te tengas que dar media vuelta.

Piscina del Meridien

Piscina del Meridien

Ya un poco entrada la noche nos hemos acercado hasta la piscina nacional, que está situada en Gzira y, aunque David ya la conocía, yo no había estado nunca y me interesaba conocerla. Quiero apuntarme a algún gimnasio y como ésa es la opción más barata, quería verlo. La piscina es una pasada, es una piscina olímpica, aunque tienen las calles divididas en horizontal, así que los largos son de 25 metros. Lo que no me ha gustado ha sido el gimnasio, tienen muy pocas máquinas y muy antiguas y evidentemente no tienen clases en grupo. Si al final me decido por apuntarme aquí será más que nada por ir a nadar a la piscina. El precio por medio año de gimnasio y piscina si te apuntas con alguien es de 279€ (las dos personas) y 372€ por un año entero. Si te apuntas solo son 116€ los 3 meses, 174€ medio año y 232€ un año entero.

Como la piscina nacional no me ha convencido mucho, después hemos ido a ver el gimnasio del Hotel Meridien, que está situado en Balluta Bay. El gimnasio, aunque no es muy grande, es bastante completo, hay mucha variedad de máquinas y muy poca gente. También tiene una pequeña piscina, sauna, baño turco y spa. Si te apuntas con alguien tres meses de gimnasio salen por 310€ (las dos personas) , seis meses por 525€ y un año por 850€. Si te apuntas solo 175€ un trimestre, 310€ seis meses y 570€ un año entero. Es bastante más barato de lo que yo pensaba.

Seguramente nos apuntemos al Meridien, aunque no descartamos mirar otras opciones.

Día 60: Malta, país de oportunidades

Día 60: Malta, país de oportunidades

Esta mañana nos hemos limitado a recibir la compra que pedimos ayer por la noche por internet, ya no quedaba na’ en la nevera, así que hemos tenido que esperar a que nos trajeran el pedido para poder hacer la comida. Además hoy, ha llegado con bastante retraso, casi a las cuatro de la tarde.

Después de comer, me ha salido otro nuevo trabajo: una nueva web. Una de las personas que nos leía, después de ver cómo quedó la web de Fervan, me ha escrito para que haga la web de una empresa de bicimensajeros, un servicio de envío ecológico. Hemos hablado de lo que buscaba y de prespuestos y todo ha cuadrado muy bien, así que el lunes empiezo con este nuevo proyecto.

Ana en la playa de Sliema

Ana en la playa de Sliema

La verdad es que desde que he llegado a Malta, me han surgido diferentes proyectos y todos están saliendo muy bien. Además estoy trabajando en cosas en las que me apetece trabajar y con las que disfruto. En España todo era difícil y tenías que tragar con cualquier cosa, así que ahora mismo estoy muy feliz y contento de haber tomado la decisión de venirnos aquí a vivir.

Además, muy pronto podremos anunciar otro proyecto en el que estamos metidos y que iréis descubriendo estos días por internet. Nos lo estamos pasando muy bien haciéndolo pero de momento no podemos decir nada, seguro que muchos ya sabéis de qué estamos hablando.

Por la noche hemos estado en casa de Vane, despidiendo a Ana, la chica tan mona que veis en la foto, que vuelve a casa por Navidad. Le estamos buscando pretendiente, así que los candidatos podéis mandarnos una foto de cuerpo entero para que cuando vuelva en Enero tenga donde elegir. Busca chico guapo, alto y fuertote.

 

Día 57: ¡Adiós Lola!

Día 57: ¡Adiós Lola!

Después de tres días de no parar y de descansar más bien poco, hoy nos ha costado la vida levantarnos, pero había que hacerlo si no queríamos que Lola perdiera su vuelo. A las 11:30 ya estábamos los tres en el coche camino del aeropuerto. No hemos tardado casi nada en llegar, como unos 15 minutos. Allí hemos estado haciendo un poco de tiempo con Lola, para que la espera no se le hiciera tan larga. Después hemos entrado a despedirla durante no más de cinco minutos y al salir teníamos un regalito de la policía maltesa: una multa, 23 euros la broma. Nos la han puesto por dejar el coche aparcado enfrente de la puerta de la terminal, algo un poco desmesurado porque ya os digo que no han sido más de cinco minutos el tiempo que ha estado ahí. Además no hemos visto a nadie poniendo multas, todo muy raro…

¡Adiós Lola!

¡Adiós Lola!

Una vez pasado el susto hemos cogido el camino de vuelta a casa y al llegar hemos deshinchado el colchón y recogido todo con un poco de pena. Han sido tres días que se nos han hecho cortísimos pero que los hemos disfrutado un montón. Era la primera visita que recibíamos desde que llegamos a la isla y además era Lola, una buena amiga que conocí hace cinco años precisamente aquí en Malta, cuando vinimos a hacer uno de los famosos cursos de inglés del MEC.

Una vez recogido todo, hemos recibido a Carmen recién salida de su trabajo. Habíamos quedado con ella para hablar acerca del tema de la fiesta que vamos a organizar, ya que nos va a echar una mano con un montón de ideas geniales que todavía no podemos desvelar. Como hacía buen día, nos hemos ido a tomar una cerveza al kiosko de Balluta hasta que se ha hecho la hora de comer. Después hemos vuelto a casa y hemos charlado largo y tendido acerca de la fiesta (nombre, concepto, música, espectáculos,…). Estamos muy ilusionados con la idea porque pensamos que puede salir algo chulo.

Por la tarde hemos quedado con María, Nuria y Ainhoa, que hacía tiempo que no las veníamos. Hemos tomado unas cervezas en el City of London, que es ya nuestro punto de encuentro. Allí han surgidos nuevas ideas y nombres para la fiesta, hay uno que ya apunta con fuerza, a ver qué sale de todo esto…