Category Archives: Aeropuerto

Domingo de resurrección en la isla

Domingo de resurrección en la isla

Pues como os anticipamos, ¡volvemos a la isla para un nuevo curso de inglés!. Os vamos a mantener con la intriga hasta la entrada de mañana, pero os adelantamos que estaremos por Sliema

¿Porqué domingo de resurrección? Porque os recomiendo que nunca voléis sin dormir y recién llegados de fiesta. Ha sido una penitencia continua el llegar en avión sin pegar ojo, aunque bueno en el avión estado hablando con un maltés muy majo. Esto me hecho llevar el viaje mucho mejor de lo que esperaba.

Aprovechando la entrada, os voy a poner todos los vuelos disponibles desde España actualmente a Malta.  Como podéis ver en la imagen, actualmente hay tres posibilidades: Madrid, Barcelona y Valencia.

Vuelos desde España a Malta

En el aeropuerto

Una vez recién llegado a la isla, he tenido un pequeño problema al intentar coger el autobús. El problema fue que llegaba a Malta sin dinero efectivo, por lo que tuve que sacar con la tarjeta de crédito. De nuevo aprovecho para deciros que las que tienen menor comisión son EVO (ninguna comisión) e ING Direct (2 eros) saques la cantidad que saques). Como en muchos lugares la cantidad mínima que dan los cajeros suele ser 20 euros. 

Con los billetes que me dio el cajero fue a coger el Bus para venir a la residencia de la escuela. El billete de dos horas de uso, cuesta actualmente 1,5 euros si no eres residente, lo cual no me parece caro. El problema viene a raiz de que no se puede pagar el billete con más de 10 euros. Os lo aviso porque no tienen ningún cartel anunciando esta normativa. Así que el conducto, de muy malas formas, no me dejo subir al autobús. Puedo entender que sea una norma pero no acepto la falta de respeto, que muchos conductores tienen. Así que cuidado cuando vayáis a tomar el autobús por la isla y llevar dinero suelto. 

Mejor camino

Iba a coger el X1 dirección a Valletta y luego alguno de los muchos autobuses que van hacia Sliema. Pero tuve que cambiar el plan por este problema ( el conductor no espero que cambiara el billete). Con lo que al final fui con el X2 que va a St.Julians y luego pasa por Sliema para volver al aeropuerto. Si vas a Sliema, lo mas inteligente habría sido la otra opción. Pero los autocares pasan cada 1 hora, por lo que no quería estar esperando en el aeropuerto con la resaca. Os dejo la página de los autobuses de Malta para que veáis los horarios.

Después de 1 hora en el autobús, me recibieron dos chicas de la escuela en los apartamentos que tienen. Voy a estar otras dos semanas en esta escuela que descubriremos mañana. Como entenderéis solo comí en el Surfside y me tiré el resto del día dormitando para comenzar el curso con fuerzas. Aún así hice alguna foto de las vistas que podéis ver desde el restaurante

Vistas desde Surfside

¡Nos vemos mañana!

 

 

 

 

 

¿Qué hacer en Malta en cinco días?

¿Qué hacer en Malta en cinco días?
¿Qué hacer en Malta en cinco días?

¿Qué hacer en Malta en cinco días? Nos parece interesante volver a compartir este post ahora para que tengáis una idea de que ver. Este ha sido el diario de viaje que nos han dejado Joaquín y Ana Belén tras su visita a Malta:

Día 1: Llegada a Malta 

Hoy hemos emprendido una aventura con destino a Malta con mucha ilusión por ver el país y también por compartir unos días con nuestro amigo David (excompañero de trabajo) y su compi Dei.

Hemos cogido el avión a las 14:00 en la T-4 del aeropuerto Madrid-Barajas. Ana va un poco con miedo en el avión y se agarra fuerte a mi brazo.

A las 17:30 tomamos tierra en Malta, el tiempo parecía que no acompañaba y ya se había hecho de noche. Nos hemos desplazado hacia St Julian’s con la compañía Maltatransfer. Fue bastante cómodo, ya que te llevan a cualquier hotel de la isla y en caso de que te alojes en alguna casa te pueden dejar en algún hotel. Eso sí, aquí conducen de pena y encima por la izquierda. A nosotros nos han dejado en el hotel “Le Meridien”, que es el más cercano a la casa de David y Dei. Una vez hemos llegado, allí estaban hemos para recogernos y nos han llevado a su casa para dejar las maletas y relajarnos un poco.

Hemos salido a dar una vuelta y de paso recoger la que será nuestra cama hinchable durante cinco días. Hemos quedado con unos amigos suyos españoles en un pub-taberna llamado Simon’s. Tenían decoración de Halloween y otros objetos peculiares que le daban bastante encanto. Nos hemos pedido unas cervezas Cisk, tipo la Mahou en España, que la verdad estaba muy rica.

Pasadas dos rondas y de escuchar bastantes conversaciones en inglés mezcladas con español, hemos vuelto a casa para cenar unas pizzas hemos pedido al Mum’s Pizza para que nos las trajeran a casa. Ya había hambre, pero estaban muy ricas y además eran baratas. Después de cenar hemos planeado la ruta que vamos a seguir mañana y por fin nos hemos ido a descansar, que del viaje estábamos un poco cansados. A eso de las 2 o las 3 ha caído una tormenta que parecía que la casa iba a volar, pero en hora y media todo se ha calmado.

Día 2: Visita a Mdina 

Hoy nos hemos levantado, y tras un desayuno copioso nos hemos ido en busca de nuestro coche de alquiler. Lo reservamos por internet con la compañía Budget a buen precio, aunque cuando hemos llegado a por él, nos ha tocado soltar bastante pasta por el seguro, ya que si no quieres que te retengan 1500€ de la cuenta, que te devuelven en caso de que no le pase nada al coche, tienes que pagar bastante. Teniendo en cuenta que aquí se conduce por la izquierda, hemos preferido la opción del seguro a todo riesgo. Dei nos ha ayudado con las gestiones.

Después de dejar a Dei en su casa hemos tomado rumbo a Mdina, una de las ciudades de interior más bonitas de Malta. De camino, hemos comprobado cómo es la conducción Maltesa, un poco agresiva, en la que los intermitentes no sirven para nada. Nuestra primera parada en el camino ha sido Naxxar, que aunque no estaba prevista, al pasar por ahí hemos parado para ver la Iglesia Parroquial de Naxxar. De vuelta al coche nos hemos percatado de que los bares en Malta son muy curiosos y bonitos.

Hemos continuado nuestro camino hacia Mdina haciendo una nueva parada en Mosta, esta vez sí que estaba prevista. Allí nos hemos acercado a ver la iglesia con la tercera cúpula más grande de Europa. La verdad es que impresiona bastante.

Por fin hemos llegado a Mdina, y enseguida nos hemos dado cuenta de que es un lugar muy turístico, y al haber tantos autobuses y coches, hemos tenido que aparcar en la Parla de Malta. Aquí las cabinas de teléfono son rojas al estilo inglés, aunque después nos dimos cuenta que era así en todo Malta, debe ser porque fue colonia inglesa, jeje. La ciudad se encuentra en la cima de una colina, es amurallada y preciosa, ya sólo la entrada por el puente bajo el arco de piedra te da una idea de lo que vas a encontrar por dentro.

Hemos visitado la catedral, que por 5 € está bastante bien (incluye visita al museo). La catedral tiene dos relojes con diferentes horas, en uno está la hora correcta y en el otro la hora falsa para engañar al diablo. Al salir hemos entrado en un hotel con restaurante, que tiene unas grandes vistas de Malta y hemos pensado en si comer ahí. Cuando por fin nos hemos decidido, ha empezado a caer el diluvio universal sobre Mdina y hemos entrado al salón de dentro, en el cual hemos comido mientras pasaba la tormenta.

Una vez ya comidos, hemos ido al restaurante Fontanella por recomendación de David. Allí nos hemos metido para el cuerpo una tarta de chocolate y otra de queso, ambas estaban de muerte. Cuando hemos salido del Fontanella ha empezado a caer la noche, así que hemos decidido ir hacia el coche, ya que el tiempo no acompañaba. De camino al coche, ha sido genial pasear por las calles de Mdina en silencio y con las luces de color amarillo tenue.

A las 18:00 ya estábamos de vuelta en casa de David, ya que luego habíamos quedado para ir a Valletta a ver un concierto de su amiga Carmen. Emprendemos camino con David, Dei y Miriam, que también se ha unido para ver el concierto. Antes de las ocho ya estábamos en Valletta y nos hemos adentrado en la ciudad, también amurallada, camino al sitio del concierto. Hemos pasado por el Buckingham Palace de Malta, en el cual hay una plaza con una fuente de colores que se mueve al son de la música clásica cada hora. Es bastante curioso y bonito.

Después hemos continuado bajando la calle fijándonos en las típicas casas maltesas con balcones de madera pintados de colores, que son muy bonitos. Antes del concierto nos perdimos con David un poco por Valletta para conocerlo mejor mientras Dei y Miriam se han quedado tomando algo en un bar llamado Ġugar, que por lo visto ha abierto hace poco. Llegó la hora del concierto de Carmen, la verdad es que ha empezado un poco fuerte, ya que se ha quitado la ropa de repente y se ha marcado una danza bastante erótica con su guitarra, pero luego todo ha vuelto a la normalidad. Su voz es muy buena y prácticamente no hacía falta el equipo de sonido para escucharla. Esperamos que triunfe la chiquilla.

Para finalizar hemos vuelto a St Julian’s para cenar algo rápido e ir a tomar algo al bar donde trabaja Miriam. El tamaño de las copas es de coña, pero eso sí, son muy baratas. A eso de las tres hemos vuelto a casa a dormir un poco, que ya iba siendo hora.

Día 3: Playmobil Fun Par

PlayMobil Fun Park

PlayMobil Fun Park

Hoy nos hemos levantado más pronto de lo esperado. Pero para variar, esta mañana ha caído otra tormenta de la que parece que no nos vamos a librar en todas las vacaciones.

Después de otro desayuno de reyes, hemos ido a ver el Playmobil Fun Park con los dos Davides, que es como la ciudad de playmobil pero en tamaño grande. Es muy curioso, ya que los playmobil son gigantes, e incluso puedes montarte en las vacas y caballos. Hay un montón de niños jugando, ya que hay un espacio para ellos en el que pueden jugar con todos los playmobil que quieran. Nosotros como niños grandes, también hemos hecho algunas compras de llaveros playmobil.

Del parque de Playmobil nos hemos ido a ver Vittoriosa (Birgu), unas de las 3 ciudades por las que Malta logró que no la conquistaran (Vittoriosa, Senglea y Cospicua). Una ciudad muy bonita con un gran puerto. Hemos comido en la plaza principal a buen precio, algo menos de 10€ por persona.

La siguiente parada ha sido Kalkara, en la que hemos visto una preciosa puesta de sol con Valletta de fondo.

De vuelta a St Julian’s hemos hecho una parada en Valletta para tomamos una copilla en el Monaliza, un sitio muy chulo enfrente del mar. Eso sí, muy solitario, éramos los únicos que estábamos allí.

Ya en St Julian’s hemos bajado a dar una vuelta por el paseo marítimo que es bastante bonito. De vuelta, hemos ido a casa de una amiga Italiana de David, que organizaba una fiesta por la inauguración de su piso. Hemos llevado un par de botellas de vino y una empanada de dátiles y bacon que ha hecho Dei y que estaba muy rica. Fueron muchos de sus amigos españoles y hemos pasado muy buen rato. Sobre las dos nos hemos ido a dormir, que estábamos cansados después de un día tan largo.

Día 4 – Mercado de Marsaxlokk 

Marsaxlokk

Marsaxlokk

Hoy nos vamos de visita al Mercado de Marsaxlokk. Es el típico mercadillo de puestos que puede haber en España. El encanto es que esta al lado de un puerto pesquero con las típicas barcas maltesas de pescadores (Luzzu). También tiene un mercado muchos puestos para comprar pescado y recuerdos de Malta. El sitio es precioso. Después de recorrernos el mercadillo y hacer las compras necesarias nos hemos ido a comer. Hemos estado en  bar que conoce David y al que suelen llevar a todas sus visitas, el Rising Sun Bar. Hemos comido pescado y pulpo con patatas y pisto cocinados al estilo maltés.

La siguiente parada ha sido Marsaskala, donde las vistas desde el acantilado de St Thomas Bay son una pasada. También hemos paseado por el puerto, que también es muy bonito.

De vuelta en St Julian’s, ya de noche, hemos ido a dar un paseo por Sliema. Hemos llegado hasta un mirador desde el que se puede observar Valletta desde la noche maltesa. Sin duda la zona más lujosas de Malta, ya que se veían hoteles, edificios y tiendas de alto standing.

Día 5 – Gozo 

Azure Window

Azure Window

Hoy emprendemos la aventura hacia Gozo, la hermana mediana de Malta. Hemos bajado a desayunar a un bar de St Julian’s, en el cual nos han tratado muy bien. Y en el que me he dejado olvidados 40€ que me han dado de vueltas. Menos mal que el camarero se ha acordado de mí cuando cuando he vuelto.

Después del desayuno hemos partido con el coche hacia Cirkewwa, donde se coge el ferry a Gozo. La duración del trayecto es de unos 40 minutos. De camino hemos parado en el pueblo de Popeye. Un sitio con mucho encanto en el que las casitas son de colores. Lo hemos visto desde fuera, ya que es un parque temático. Es sobre todo para niños y no era nuestro objetivo para visitar.

Hemos llegado al ferry y nos hemos montado con coche incluido. El trayecto ha sido bastante agradable. Se paga a la vuelta y nos ha costado unos 20€ los dos con el coche incluido. A las 11:45 por fin hemos llegado a Gozo. Hemos salido del ferry con el coche y hemos empezado el camino.

La primera parada ha sido Xewkija. Allí hay que visitar una iglesia en la que destacan sus dos grandes torres. Es curioso como iluminan las iglesias en Malta por la noche, están todas llenas de bombillas de colores.

La segunda ciudad fue Xlendi, un pequeño pueblo de la costa metido en un valle. El sitio es alucinante. Es la ciudad costera más bonita de malta para mi gusto.

Desde ahí hemos cruzado la isla hacia el norte y hemos visitado Marsalforn. No es que sea gran cosa después de todo lo que hemos visto en Malta, pero su puerto y sus vistas son muy buenas.

Luego nos hemos desplazado al centro de Victoria, la capital de Gozo, en la que destaca su Ciudadela. Me la esperaba un poco más grande. Pero aún siendo pequeña es bonita y puedes divisar toda la isla desde lo alto de su muralla. Hemos comido en un bar bastante cutre algo rápido, aunque la comida estaba muy buena.

Después de comer hemos cogido el coche dirección Noroeste camino de la Azure Window. Pero antes hemos para ver el Ta-Pinú, una catedral enorme en la cual puedes encontrar numerosas historias sobre milagros que se realizaron allí.

Por fin a las 16:20 hemos llegado a la Azure Window. Es un acantilado en el que el mar con el paso de los años ha hecho un arco en la roca. Por lo que ha quedado hueca y haciendo como si fuera una ventana. Todo esto explicado parece sencillo, pero es enormemente grande. Allí nos hemos quedado para ver la puesta de sol. Aunque antes hemos subido a lo alto de la roca para ver las vistas desde arriba. Había bastante gente a esa hora esperando para ver la puesta de sol.

A las 19:30 hemos cogido el ferry de vuelta a Malta, después de pasar un gran día en Gozo. Hemos vuelto con tristeza por lo que dejamos atrás.

Ya en St Julian’s, David y Dei nos han llevado a cenar a el restaurate Piccolo Padre. Es un restaurante Italiano que está situado justo en Balluta Bay. Además de ser un sitio muy bonito, la comida está muy buena y las raciones son enormes.

Por fin nos hemos acostado, después de un día inolvidable.

Día 6: Vuelta a casa 

Concatedral de St. John

Concatedral de St. John

Hoy es el día de volver a Madrid, y desde ahí Ana se tiene que ir hasta Córdoba la pobre. Hay que ver lo rápido que han pasado estos días. Lo primero que hemos hecho después de desayunar en casa, es ir con David, que nos ha acompañado con su mini, a Budget para devolver el coche de alquiler. Malta estaba inundado de todo lo que ha llovido por la noche y por la mañana.

Después nos hemos dirigido de nuevo a Valletta a ver la concatedral de San Juan. La entrada son 6 € con audio guía incluida. Es impresionante. La visita dura 1 hora y pico debido a las numerosas cámaras que hay que ver. Impresionan las tumbas en el suelo con numerosas calaveras.

A eso de las dos hemos vuelto a casa y hemos comido una pasta que se ha currado Dei. Un poco después  nos hemos despedido de Dei y nos hemos dirigido al aeropuerto en el coche de David y a las cinco ya estábamos cogiendo el avión.

Con esto decimos adiós a una aventura maravillosa en la que hemos disfrutado de Malta. Gracias a nuestros amigos David y Dei, ha sido mucho mejor de lo esperado. Muchas gracias chicos de todo corazón.

Estudiar inglés en Malta día 11: Mela, Insellimlek Malta!

Estudiar inglés en Malta día 11: Mela, Insellimlek Malta!

Tristeza máxima, así describiría mi ultimo día en la isla. Hoy parto rumbo a Grecia. Tengo sentimientos encontrados porque aunque me da pena irme de Malta, tengo muchas ganas de conocer el país heleno. Por cierto, volar desde Malta me ha salido muy barato. El viaje a Atenas (solo ida) me ha costado unos 30 euros. Es una buena opción para todos aquellos que queráis visitar Grecia desde España. Siempre podéis parar en Malta y luego aterrizar en Atenas. Así disfrutáis de dos joyas del Mediterráneo. Si tenéis tiempo, creo que compensa porque los vuelos directos desde Madrid a Atenas no bajan de 200, en cambio Madrid – Malta – Atenas podéis llegar a encontrarlos por menos de 60 euros.

Así que hoy cierro el curso de dos semanas que vengo realizando en Linguatime. Me voy muy satisfecho por dos motivos. Una porque me ha servido para mejorar mi inglés y la otra y la más importante, para tener unas pautas con las que seguir mejorándolo en el futuro. Como sabéis, el hacerse con el inglés no es sólo cuestión de estudiar unas semanas en una academia o escuela, sino que supone un esfuerzo continuado. Las clases tanto del curso general como de conversación, sirven sustancialmente para eso, para ofrecer pautas con las que corregir errores y conseguir un avance. Como todo, con trabajo y práctica, el inglés dejará de ser un problema para pasar a una habilidad más. Tan importante, por cierto, a la hora de encontrar trabajo o mejoras en los puestos de las empresas.

Este jueves toca despedida de profesores y alumnos. Quizás dos semanas parezcan pocas, pero si vives una inmersión total, desde las clases hasta la convivencia, os aseguro que es algo que merece la pena académicamente y personalmente no se olvida. Ya me pasó en los cursos que hice anteriormente, y venía un poco con los reparos de que no volvería a pasar, pero gratamente me equivoqué de nuevo. Asami por ejemplo me escribió mi nombre en japones como recuerdo 😉

Rumbo al Aeropuerto de Malta

Ahora es momento de recoger los trastos, hacer la petaca y rumbo al aeropuerto. Desde St. Julians y Sliema es muy fácil coger el bus, porque pasa el X2. Os aconsejo, nuevamente, mirar bien los horarios e ir con tiempo porque aunque la isla sea pequeña, el recorrido es largo. Tardé casi una hora en llegar al aeropuerto.

Gia su Malta! Me voy a Grecia, pero vuelvo dentro de poco para realizar otro curso en otra de las escuelas de la isla… ¿cual será? Ya os enteraréis 😉 ¡Nos vemos pronto!

 

La aventura de Malta: partida y regreso

La aventura de Malta: partida y regreso
La aventura de Malta: partida y regreso

Partida y regreso. Vuelvo a casa. Porque volver a Malta es como volver a tu hogar. Así me sentí la primera vez y así vuelvo a sentirme ahora.

Cuatro años han pasado desde que aterricé en la isla por primera vez. Aunque mis circunstancias personales no tenían mucho que ver, los olores, los sonidos, el paisaje… ¡Es como si el tiempo en Malta se detuviera!

Comenzamos el proyecto siendo dos, y hoy he querido volver. Lo hago solo, pero con la sombra de las mismas sensaciones. Así es la magia de Malta, supongo. 

Hoy estoy de vuelta para contaros mi última experiencia en este pequeño rincón del sur de Europa, ‘dulce como la miel’, que dirían los griegos, y refugio de todos, que dirían los fenicios, en sus correspondientes etimologías.

Regreso a Malta

Mi querida Sliema, una de las poblaciones con mas vida de la isla. Concretamente para retomar mi inglés en una de las muchas Escuelas aptas para ello. Como sabréis, en Malta el inglés está tan a la orden del día como el propio maltés.

Pues bien, la escuela a la que podéis acudir siempre que queráis perfeccionar vuestro inglés en un rincón, se llama Linguatime, y podéis encontrarla en Sliema, un conocido centro urbano en donde además de la escuela, encontraremos tiendas, restaurantes y numerosas cafeterías para hacer vida social.

Comienza la aventura

Y es que la isla pone a tu disposición todo lo que necesites. Incluido chofer. El mío me esperaba a las 9:00 am, hora de mi llegada, para llevarme a mi alojamiento desde el mismo aeropuerto. Aprovecho este punto de la redacción para recordaros que para volar a Malta desde Madrid contáis con dos posibilidades igual de eficientes: Iberia Express y Ryanair.

En mi caso, opté por la segunda, siempre un poco más asequible para nuestros bolsillos. Recordaros también que enero y febrero son los dos meses más baratos para volar a la isla. También los dos meses de menor problema para encontrar alojamiento.

Con numerosos planes a realizar y la isla entera a mis pies (no la subestiméis por su tamaño), hoy me alojo con otros tres estudiantes: un armenio, un turco y un estonio, muy cerca de un Surfside que ya conocí antaño y que tantas alegrías trae a mis recuerdos.

Sí. Sin duda mi mente me recuerda que la isla acoge a todo el mundo, de todas las partes del mundo, y cuenta con una gran variedad de cosas por hacer.

¿Una de mis recomendaciones del día? No dejéis de pasear por la playa de Sliema, durante el día, o de engancharos al Paceville, durante la noche. Esta es la zona principal de la fiesta maltesa. EN ella os encontraréis con multitud de posibilidades como la sesión ‘Bass Culture’, que no deja indiferente a nadie.

Fiesta Bass Culture

Vuelvo a casa. Porque volver a Malta es como volver a tu hogar. Así me sentí la primera vez y así vuelvo a sentirme ahora. Hoy he regresado para embarcarme en una nueva aventura: estudiar inglés en Malta. El regreso a una experiencia única

Importante oferta de trabajo en Malta

Importante oferta de trabajo en Malta
Importante oferta de trabajo en Malta

¿Eres profesional de conducción de autobús, sabes inglés y quieres vivir en #Malta? Aquí tienes una importante posibilidad de encontrar trabajo en Malta, por lo que creemos importante para publicarla en el blog.

Como sabéis también podéis mirar nuestra entrada de Trabajo en Malta para más información de como conseguir empezar a buscar y encontrar puestos de trabajo en la isla.

Características de la oferta

Conductor de autobús de vacantes para Malta: 100 puestos permanentes en el servicio de transporte público MPT, Transporte Público de Malta es la empresa que gestiona el servicio público de autobuses de Malta y cuida mucho sus empleados, les ayuda a crecer dentro de la organización y promueve su capacitación para mejorar su desarrollo profesional. Nuestro objetivo es capacitar a nuestros empleados. Esta puede ser la oportunidad de unirse a una organización en crecimiento cuyo objetivo es llevar el transporte público de Malta a un nuevo nivel. MPT ofrece oportunidades de empleo a personas con experiencia en el sector y que disponen de una licencia Europea Categoría D. Para los titulares de una licencia válida D, pero carecen aún de experiencia, se les va a a proporcionar la formación necesaria para ello. Las vacantes disponibles son de conductor de autobús, con las siguientes funciones:

Funciones

• El transporte de pasajeros en rutas programadas alrededor de Malta

• Ajustarse a horarios y conducir de acuerdo con las condiciones del tráfico y del tiempo a fin de llegar a cada parada según horario previsto.

• Garantizar la seguridad de los pasajeros y terceros, evitando accidentes

• Mantener el orden entre los pasajeros

• Mantener las condiciones de seguridad laboral en el autobús.

• Asegurar que los pasajeros pagan su billete.

• Llevar un registro de trayectos, informar de cuestiones mecánicas, retrasos u otras incidencias.

• El cobro de billetes y ofrecer guía a los pasajeros en sus viajes Los requisitos para el trabajo son:

• Carnet europeo Categoría D

• Inglés hablado Básico

• Mínimo 21 años de edad

• Aportar certificación de antecedentes penales y pasar un examen médico

• Aceptar recibir formación adicional en ciertas áreas

• Aceptar horario de mañana, tarde y noche y turnos de fin de semana según programación

PARA MÁS INFORMACIÓN PINCHAR AQUÍ

#EURES #conductor #condctores

Una importante oferta de trabajo en Malta para conductor de autobús tendrá lugar en Octubre

Una importante oferta de trabajo en Malta para conductor de autobús tendrá lugar en Octubre

¿Qué hacer en Malta en cinco días?

¿Qué hacer en Malta en cinco días?

Este ha sido el diario de viaje que nos han dejado Joaquín y Ana Belén tras su visita a Malta:

Día 1: Llegada a Malta (31/10/13)

Hoy hemos emprendido una aventura con destino a Malta con mucha ilusión por ver el país y también por compartir unos días con nuestro amigo David (excompañero de trabajo) y su compi Dei.

Hemos cogido el avión a las 14:00 en la T-4 del aeropuerto Madrid-Barajas. Ana va un poco con miedo en el avión y se agarra fuerte a mi brazo.

A las 17:30 tomamos tierra en Malta, el tiempo parecía que no acompañaba y ya se había hecho de noche. Nos hemos desplazado hacia St Julian’s con la compañía Maltatransfer, bastante cómodo, ya que te llevan a cualquier hotel de la isla y en caso de que te alojes en alguna casa te pueden dejar en algún hotel, eso sí, aquí conducen de pena y encima por la izquierda. A nosotros nos han dejado en el hotel “Le Meridien”, que es el más cercano a la casa de David y Dei. Una vez hemos llegado, allí estaban hemos para recogernos y nos han llevado a su casa para dejar las maletas y relajarnos un poco. Después hemos salido a dar una vuelta y de paso recoger la que será nuestra cama hinchable durante cinco días. Hemos quedado con unos amigos suyos españoles en un pub-taberna llamado Simon’s. Tenían decoración de Halloween y otros objetos peculiares que le daban bastante encanto. Nos hemos pedido unas cervezas Cisk, tipo la Mahou en España, que la verdad estaba muy rica. Después de dos rondas y de escuchar bastantes conversaciones en inglés mezcladas con español, hemos vuelto a casa para cenar unas pizzas hemos pedido al Mum’s Pizza para que nos las trajeran a casa. Ya había hambre, pero estaban muy ricas y además eran baratas. Después de cenar hemos planeado la ruta que vamos a seguir mañana y por fin nos hemos ido a descansar, que del viaje estábamos un poco cansados. A eso de las 2 o las 3 ha caído una tormenta que parecía que la casa iba a volar, pero en hora y media todo se ha calmado.

Día 2: Visita a Mdina (01/11/13)

Hoy nos hemos levantado, y tras un desayuno copioso nos hemos ido en busca de nuestro coche de alquiler. Lo reservamos por internet con la compañía Budget a buen precio, aunque cuando hemos llegado a por él, nos ha tocado soltar bastante pasta por el seguro, ya que si no quieres que te retengan 1500€ de la cuenta, que te devuelven en caso de que no le pase nada al coche, tienes que pagar bastante. Teniendo en cuenta que aquí se conduce por la izquierda, hemos preferido la opción del seguro a todo riesgo. Dei nos ha ayudado con las gestiones.

Después de dejar a Dei en su casa hemos tomado rumbo a Mdina, una de las ciudades de interior más bonitas de Malta. De camino, hemos comprobado cómo es la conducción Maltesa, un poco agresiva, en la que los intermitentes no sirven para nada. Nuestra primera parada en el camino ha sido Naxxar, que aunque no estaba prevista, al pasar por ahí hemos parado para ver la Iglesia Parroquial de Naxxar. De vuelta al coche nos hemos percatado de que los bares en Malta son muy curiosos y bonitos.

Hemos continuado nuestro camino hacia Mdina haciendo una nueva parada en Mosta, esta vez sí que estaba prevista. Allí nos hemos acercado a ver la iglesia con la tercera cúpula más grande de Europa. La verdad es que impresiona bastante.

Por fin hemos llegado a Mdina, y enseguida nos hemos dado cuenta de que es un lugar muy turístico, y al haber tantos autobuses y coches, hemos tenido que aparcar en la Parla de Malta. Aquí las cabinas de teléfono son rojas al estilo inglés, aunque después nos dimos cuenta que era así en todo Malta, debe ser porque fue colonia inglesa, jeje. La ciudad se encuentra en la cima de una colina, es amurallada y preciosa, ya sólo la entrada por el puente bajo el arco de piedra te da una idea de lo que vas a encontrar por dentro. Hemos visitado la catedral, que por 5 € está bastante bien (incluye visita al museo). La catedral tiene dos relojes con diferentes horas, en uno está la hora correcta y en el otro la hora falsa para engañar al diablo. Al salir hemos entrado en un hotel con restaurante, que tiene unas grandes vistas de Malta y hemos pensado en si comer ahí. Cuando por fin nos hemos decidido, ha empezado a caer el diluvio universal sobre Mdina y hemos entrado al salón de dentro, en el cual hemos comido mientras pasaba la tormenta. Después de comer, hemos ido al restaurante Fontanella por recomendación de David. Allí nos hemos metido para el cuerpo una tarta de chocolate y otra de queso, ambas estaban de muerte. Cuando hemos salido del Fontanella ha empezado a caer la noche, así que hemos decidido ir hacia el coche, ya que el tiempo no acompañaba. De camino al coche, ha sido genial pasear por las calles de Mdina en silencio y con las luces de color amarillo tenue.

A las 18:00 ya estábamos de vuelta en casa de David, ya que luego habíamos quedado para ir a Valletta a ver un concierto de su amiga Carmen. Emprendemos camino con David, Dei y Miriam, que también se ha unido para ver el concierto. Antes de las ocho ya estábamos en Valletta y nos hemos adentrado en la ciudad, también amurallada, camino al sitio del concierto. Hemos pasado por el Buckingham Palace de Malta, en el cual hay una plaza con una fuente de colores que se mueve al son de la música clásica cada hora. Es bastante curioso y bonito. Después hemos continuado bajando la calle fijándonos en las típicas casas maltesas con balcones de madera pintados de colores, que son muy bonitos. Antes del concierto nos perdimos con David un poco por Valletta para conocerlo mejor mientras Dei y Miriam se han quedado tomando algo en un bar llamado Ġugar, que por lo visto ha abierto hace poco. Llegó la hora del concierto de Carmen, la verdad es que ha empezado un poco fuerte, ya que se ha quitado la ropa de repente y se ha marcado una danza bastante erótica con su guitarra, pero luego todo ha vuelto a la normalidad. Su voz es muy buena y prácticamente no hacía falta el equipo de sonido para escucharla. Esperamos que triunfe la chiquilla. Después hemos vuelto a St Julian’s para cenar algo rápido e ir a tomar algo al bar donde trabaja Miriam. El tamaño de las copas es de coña, pero eso sí, son muy baratas. A eso de las tres hemos vuelto a casa a dormir un poco, que ya iba siendo hora.

Día 3: Playmobil Fun Park (02/11/13)

PlayMobil Fun Park

PlayMobil Fun Park

Hoy nos hemos levantado más pronto de lo esperado, pero para variar, esta mañana ha caído otra tormenta de la que parece que no nos vamos a librar en todas las vacaciones.

Después de otro desayuno de reyes, hemos ido a ver el Playmobil Fun Park con los dos Davides, que es como la ciudad de playmobil pero en tamaño grande. Es muy curioso, ya que los playmobil son gigantes, e incluso puedes montarte en las vacas y caballos. Hay un montón de niños jugando, ya que hay un espacio para ellos en el que pueden jugar con todos los playmobil que quieran. Nosotros como niños grandes, también hemos hecho algunas compras de llaveros playmobil.

Del parque de Playmobil nos hemos ido a ver Vittoriosa (Birgu), unas de las 3 ciudades por las que Malta logró que no la conquistaran (Vittoriosa, Senglea y Cospicua). Una ciudad muy bonita con un gran puerto. Hemos comido en la plaza principal a buen precio, algo menos de 10€ por persona.

La siguiente parada ha sido Kalkara, en la que hemos visto una preciosa puesta de sol con Valletta de fondo.

De vuelta a St Julian’s hemos hecho una parada en Valletta para tomamos una copilla en el Monaliza, un sitio muy chulo enfrente del mar. Eso sí, muy solitario, éramos los únicos que estábamos allí.

Ya en St Julian’s hemos bajado a dar una vuelta por el paseo marítimo que es bastante bonito. De vuelta, hemos ido a casa de una amiga Italiana de David, que organizaba una fiesta por la inauguración de su piso. Hemos llevado un par de botellas de vino y una empanada de dátiles y bacon que ha hecho Dei y que estaba muy rica. Fueron muchos de sus amigos españoles y hemos pasado muy buen rato. Sobre las dos nos hemos ido a dormir, que estábamos cansados después de un día tan largo.

Día 4 – Mercado de Marsaxlokk (03/11/13)

Marsaxlokk

Marsaxlokk

Hoy nos vamos de visita al Mercado de Marsaxlokk. Es el típico mercadillo de puestos que puede haber en España, pero al lado de un puerto pesquero con las típicas barcas maltesas de pescadores (Luzzu) y muchos puestos para comprar pescado y recuerdos de Malta. El sitio es precioso. Después de recorrernos el mercadillo y hacer las compras necesarias nos hemos ido a comer a un bar que conoce David y al que suelen llevar a todas sus visitas, el Rising Sun Bar. Hemos comido pescado y pulpo con patatas y pisto cocinados al estilo maltés.

La siguiente parada ha sido Marsaskala, donde las vistas desde el acantilado de St Thomas Bay son una pasada. También hemos paseado por el puerto, que también es muy bonito.

De vuelta en St Julian’s, ya de noche, hemos ido a dar un paseo por Sliema y hemos llegado hasta un mirador desde el que se puede observar Valletta desde la noche maltesa. Esta puede ser de las zonas más lujosas de Malta, ya que se veían hoteles, edificios y tiendas de alto standing.

Día 5 – Gozo (04/11/13)

Azure Window

Azure Window

Hoy emprendemos la aventura hacia Gozo, la hermana mediana de Malta. Hemos bajado a desayunar a un bar de St Julian’s, en el cual nos han tratado muy bien, y en el que me he dejado olvidados 40€ que me han dado de vueltas. Menos mal que el camarero se ha acordado de mí cuando cuando he vuelto.

Después del desayuno hemos partido con el coche hacia Cirkewwa, donde se coge el ferry a Gozo. La duración del trayecto es de unos 40 minutos. De camino hemos parado en el pueblo de Popeye. Un sitio con mucho encanto en el que las casitas son de colores. Lo hemos visto desde fuera, ya que es un parque temático, sobre todo enfocado para niños y no era nuestro objetivo para visitar.

Hemos llegado al ferry y nos hemos montado con coche incluido. El trayecto ha sido bastante agradable. Se paga a la vuelta y nos ha costado unos 20€ los dos con el coche incluido. A las 11:45 por fin hemos llegado a Gozo. Hemos salido del ferry con el coche y hemos empezado a visitar todos los lugares que habíamos planificado junto a David.

La primera parada ha sido Xewkija, en la cual hay que visitar una iglesia en la que destacan sus dos grandes torres. Es curioso como iluminan las iglesias en Malta por la noche, están todas llenas de bombillas de colores.

La segunda ciudad fue Xlendi, un pequeño pueblo de la costa metido en un valle. El sitio es alucinante. Es la ciudad costera más bonita de malta para mi gusto.

Desde ahí hemos cruzado la isla hacia el norte y hemos visitado Marsalforn, no es que sea gran cosa después de todo lo que hemos visto en Malta, pero su puerto y sus vistas son muy buenas.

Luego nos hemos desplazado al centro de Victoria, la capital de Gozo, en la que destaca su Ciudadela. Me la esperaba un poco más grande, pero aún siendo pequeña es bonita y puedes divisar toda la isla desde lo alto de su muralla. Hemos comido en un bar bastante cutre algo rápido, aunque la comida estaba muy buena.

Después de comer hemos cogido el coche dirección Noroeste camino de la Azure Window, pero antes hemos para ver el Ta-Pinú, una catedral enorme en la cual puedes encontrar numerosas historias sobre milagros que se realizaron allí.

Por fin a las 16:20 hemos llegado a la Azure Window, que es un acantilado en el que el mar con el paso de los años ha hecho un arco en la roca, quedando ésta hueca y viendo a través del arco como si fuera una ventana. Todo esto explicado parece sencillo, pero es enormemente grande. Allí nos hemos quedado para ver la puesta de sol, aunque antes hemos subido a lo alto de la roca para ver las vistas desde arriba. Había bastante gente a esa hora esperando para ver la puesta de sol.

A las 19:30 hemos cogido el ferry de vuelta a Malta, después de pasar un gran día en Gozo. Hemos vuelto con tristeza por lo que dejamos atrás.

Ya en St Julian’s, David y Dei nos han llevado a cenar a el restaurate Piccolo Padre, un restaurante Italiano que está situado justo en Balluta Bay. Además de ser un sitio muy bonito, la comida está muy buena y las raciones son enormes.

Por fin nos hemos acostado, después de un día inolvidable.

Día 6: Vuelta a casa (05/11/13)

Concatedral de St. John

Concatedral de St. John

Hoy es el día de volver a Madrid, y desde ahí Ana se tiene que ir hasta Córdoba la pobre. Hay que ver lo rápido que han pasado estos días. Lo primero que hemos hecho después de desayunar en casa, es ir con David, que nos ha acompañado con su mini, a Budget para devolver el coche de alquiler. Malta estaba inundado de todo lo que ha llovido por la noche y por la mañana.

Después nos hemos dirigido de nuevo a Valletta a ver la concatedral de San Juan. La entrada son 6 € con audio guía incluida. Es impresionante. La visita dura 1 hora y pico debido a las numerosas cámaras que hay que ver. Impresionan las tumbas en el suelo con numerosas calaveras.

A eso de las dos hemos vuelto a casa y hemos comido una pasta que se ha currado Dei. A las tres nos hemos despedido de Dei y nos hemos dirigido al aeropuerto en el coche de David. A las cinco ya estábamos cogiendo el avión.

Con esto decimos adiós a una aventura maravillosa en la que hemos disfrutado de Malta y que gracias a nuestros amigos David y Dei, ha sido mucho mejor de lo esperado. Muchas gracias chicos de todo corazón.

Día 338: Karmento

Día 338: Karmento

Y pensareis, ¿quién o qué es Karmento? ¿de que irá el día de hoy? Seguro que viendo este vídeo os podéis hacer una idea, y es que hoy es el día en que ha vuelto a Malta uno de los apoyos más importantes que tenemos desde los primeros compases de nuestra Aventura de Malta. Si habéis seguido el blog, ya conoceréis de sobra a Carmen, esta albaceteña que conocimos en la protesta contra Rajoy hace ya casi un año y con la que hemos vivido una infinidad de momentos y proyectos, ya que ella organiza The Parranda y The Cañeo con nosotros. Ahora está empezando uno de los mayores proyectos e ilusiones de su vida que es dedicarse a la música. Sabemos a ciencia cierta que va a ser un éxito, por que tiene voz, tiene letras y canciones que llegan al corazón y sobre todo tiene ganas.

Desde que dejó Malta por vacaciones a principios del mes de Agosto, ha estado involucrada en su sueño de grabar un EP, el regalo que le hicimos entre su gente más querida gracias a un crowdfunding. Pero no solo se quedó ahí, sino que consiguió ser telonera de Chambao en las fiestas de Albacete. Con todo, ha decidido que su nombre artístico sea Karmento y podéis seguirla y ver sus vídeos y evolución en su página de Facebook.

En St Paul Pay

En St Paul’s Bay

Como ya la echábamos tanto de menos, nos hemos ido a recogerla al aeropuerto. En ese mismo vuelo llegaba la Kinky Blonde con energías renovadas para la última The Parranda Beach Party del verano, después de haber estado más de dos semanas en Hervás, un precioso pueblo de Cáceres.  Todos juntos nos hemos ido a Bugibba, que es donde viven estas dos personajas. Después de dejar la maleta y ponernos un poco al día, nos hemos ido a tomar algo a la St. Paul Bay, en concreto a un pequeño bar que tiene un fantástico mirador a la bahía que se llama 23 Next Steps, en el que ya hemos estado en varias ocasiones. Allí se nos han ido uniendo Cristina, Lola, Alberto y un amigo y Francesco. Para recordar el momento, que fue fantástico, lo hemos dejado retratado con la imagen que veis.

Día 315: Llegó el momento de la despedida

Día 315: Llegó el momento de la despedida

Hoy es nuestro último día en Malta. Por la mañana hemos ido Javi, David y yo a devolver el coche de alquiler, no han puesto ninguna pega así que ha sido bastante rápido. Luego hemos ido a lavar el Mini que estaba bastante guarrete después de haber salido del taller y estar aparcado en la calle 15 días…. ¡Ha quedado impecable! Después, Javi y yo nos hemos acercado al hotel de mis padres por si tenían algún problema con el check out. Cuando hemos llegado habían hecho el check out, por lo visto el chico que estaba en recepción, no hablaba español pero si que lo entendía, así que hemos cogido las maletas cuesta arriba a casa de los Davices.

En el mirador del The Point (Sliema Ferries)

En el mirador del The Point (Sliema Ferries)

Una vez recuperados del sofoco de las cuestas, hemos decidido ir a dar una vuelta por Sliema Ferries con la idea de comer fuera. Hemos entrado en algunas tiendas de souvenir y en Talira, una tienda de “todo a cien”, aunque en este caso era a 2€. Después de comprar algunas cositas para la casa de los Davices hemos seguido paseando por el puerto hasta que se ha puesto a llover cada vez más fuerte y nos hemos tenido que refugiar en la terraza cubierta del Burger King. Una vez ha parado hemos ido al mirador del The Point, desde donde se hay unas vistas muy bonitas de Valleta. La verdad es que nos ha resultado raro que estando tan cerca no hayan construido un puente para llegar hasta la capital. De este modo se tardaría en llegar poco más de 5 minutos.

Hoy comer ha sido tarea difícil, no sabíamos muy bien donde comer, al principio pensábamos en ir a Valleta pero con la lluvia se nos han quitado las ganas de desplazarnos. Cerca del mirador, David conocía un restaurante así que hemos ido hacía él a mirar la carta. De camino al restaurante ha empezado a llover cada vez más fuerte y no había ningún sitio donde poder refugiarnos, así que cuando hemos llegado al restaurante estábamos literalmente empapados. Allí hemos estado resguardándonos de la lluvia en una zona acristalada donde estaba el ascensor para bajar al restaurante. Mientras esperábamos a que escampara, le hemos echado un vistazo a la carta, que era más de los mismo (ensaladas, pasta, pizza, etc). Pero mi padre prefería ir al Surfside a comer costillas y como no estaba muy lejos, hemos caminado hasta allí.

En la playa de Sliema

En la playa de Sliema

Con el tiempo que hacía, hemos preferido quedarnos en la zona interior del restaurante. Hemos compartido unas bruschettas como aperitivo. Han tardado bastante en servirnos la comida, algo que es bastante habitual en la isla. Hoy había dos bandos, por un lado hemos compartido pescado y por otro costillas. La verdad es que las costillas estaban muy buenas, aunque el pescado también estaba bueno. De postre hemos pedido dos porciones de tarta para compartir, mi padre y yo hemos compartido una banoffee pie, y Javi y mi madre, una tarta de chocolate. La banoffee pie lleva plátano, caramelo y galleta, estaba deliciosa. Tengo que decir que tanto el dueño del restaurante como los camareros nos han tratado muy bien y, aunque ha habido un error con la comida, lo han solucionado con bastante rapidez.

De vuelta a casa, hemos preferido ir por la playa de rocas de Sliema ya que iba a ser la última vez que escuchábamos el sonido del mar. Cuando hemos llegado a casa, Javi y yo nos hemos puesto a hacer la maleta y allí hemos estado charlando y escuchando las últimas instrucciones de mis padres hacia mi hermano sobre jardinería y otros temas. Sobre las 18:30 ha venido el taxi que previamente habíamos solicitado a la empresa e-cab, se han presentado con una furgoneta en la que cabían 8 personas, así que hemos ido tan a gusto. Esta vez la despedida ha sido menos dramática que las anteriores en Madrid y en poco menos de 20 minutos ya estábamos en el aeropuerto, ni que decir tiene que el conductor nos ha llevado a toda pastilla como si fuésemos a perder el vuelo. Nos ha quedado claro que aquí en Malta conducen bastante rápido y de forma agresiva.

Última foto en el balcón de mi hermano

Última foto en el balcón de mi hermano

Una vez hemos hecho el check in en el mostrador, nos hemos dirigido al control de seguridad donde a Javi le han hecho abrir la maleta por llevar una vela que compramos en Mdina Glass, hemos tenido que desenvolver todo el papel para que vieran lo que contenía el paquete. Como aún nos sobraba un poquito de tiempo, hemos dado una vuelta por las tiendas del aeropuerto donde hemos comprado algunas cosillas como cerveza Cisk y las Galletis que tanto nos han gustado. La hora de embarque estaba prevista media hora antes del despegue. Así que ha sido el momento de decirle adiós o hasta pronto a la isla.

He de decir que el primer día que llegamos, Malta no me gustó mucho, pero cada día me ha ido gustando un poco más. Malta tiene un encanto especial. Además, hemos podido acompañar a mis padres en su primera visita al extranjero, aunque probablemente sea la última…jajaja. Muchas gracias a mi hermano y en especial a David, por acogernos en su casa y por aguantarnos que en algunos momentos ha podido ser un poco estresante… ¡Hasta pronto!

Día 308: ¡Llega mi familia!

Día 308: ¡Llega mi familia!

Hoy llegaba mi familia a Malta para visitarme por primera vez desde que me vine a vivir aquí hace ya casi once meses. Como comprenderéis, para causar buena impresión, me he tirado toda la mañana y parte de la tarde limpiando y poniendo todo en orden, que después de estos días, con tanto plan y estando yo sólo en el piso, tenía la casa un poco dejada.

A eso de las ocho de la tarde han aterrizado en Malta con Vueling. Yo no he ido a buscarles al aeropuerto porque justo eran cuatro y no cogía nadie más en el taxi. Así que he quedado con ellos en el hotel Carlton de Sliema, donde se iban a alojar mis padres. Cuando he llegado ya estaban ahí, ya que por lo visto el taxi les ha traído a toda leche, así que la primera toma de contacto que han tenido con la isla ya ha sido bastante cañera. Según me han dicho, el trayecto ha durado 15 minutos y les han cobrado 20 euros, que es el precio estándar que tienen aquí para los traslados al aeropuerto. Como mis padres no saben absolutamente nada de inglés, les he tenido que ayudar a hacer el check-in en el hotel y una vez han dejado las maletas hemos ido a mi casa para que mi hermana y su novio dejaran las suyas, ya que ellos se van a quedar a dormir aquí.

Con mis padres y mi hermana en Balluta Bay

Con mis padres y mi hermana en Balluta Bay

La casa les ha gustado bastante, aunque han llegado muy acalorados después de subir la cuesta que hay de camino. La verdad es que mis padres están bien situados porque de su hotel a mi casa hay unos cinco minutos. Una vez mi hermana Mari Cruz y Javi han dejado sus maletas, hemos salido a dar una vuelta por el paseo marítimo. Lo primero que hemos hecho ha sido bajar hasta Balluta Bay, donde nos hemos hecho algunas fotos, y de ahí hemos ido andando por todo el paseo de Sliema hasta llegar al Surfside, donde hemos aprovechado para cenar.

Allí ha empezado la odisea con la carta, ya que mis padres eran incapaces de enterarse de nada de lo que ponía, así que les hemos traducido hasta que ya han decidido lo que querían. Hemos pedido dos risottos (para mi hermana y para mí), una ensalada (para mi madre), unas costillas (para mi padre) y una pizza (para Javi). La verdad es que nos hemos pasado pidiendo, ya que en el Surfside los platos son muy grandes y al final nos ha sobrado la mitad de la comida. Con el vino y el agua han sido unos 66 euros todo. Después hemos vuelto tranquilamente andando hasta el hotel, donde hemos dejado a mis padres y nosotros nos hemos venido a casa, que mañana nos espera un día muy largo de turismo.

Día 291: ¡Adiós Lola y Fran!

Día 291: ¡Adiós Lola y Fran!

Hoy era el último día de Lola y Fran en Malta, pero después de acabar ayer en Paceville, hoy nos hemos levantado bastante tarde y hemos estado toda la mañana vegetando en casa hasta la hora de comer. Para comer les he preparado un plato muy típico de mi pueblo, calabacín frio con patatas y huevo. Bueno, realmente no sé si es típico de mi pueblo o de mi familia… Después hemos estado de sobremesa y café con ellos hasta que ha llegado el momento de partir hacia el aeropuerto.

Hoy, como no teníamos el Rojito, que sigue en el taller, no hemos podido llevarles, así que les hemos acompañado hasta la parada de autobús. Siempre que vamos en autobús, en lugar de coger el X2 en Balluta Bay, lo cogemos en Gzira, justo enfrente de la pescadería Azzopardi, ya que de esta forma te ahorras casi la media hora que tarda en dar la vuelta por la bahía y también nos pilla cerca de casa. Aunque supuestamente este autobús pasa cada media hora, hemos estado esperando más tiempo en la parada, de hecho, ya pensábamos que había algún tipo de incidencia, pero al final ha aparecido. Como iban con tiempo de sobra, no ha cundido el pánico. Después de doce días, que se nos han hecho cortísimos, ha llegado el momento de la despedida y me ha dado mucha pena que se fueran. Tengo que decir que han sido unos invitados perfectos, que nos han ayudado con todo y nos han tenido a cuerpo de reyes con miles de detalles. Esperamos tenerlos muy pronto por aquí de nuevo, aunque me temo que les veré antes en Madrid.

The Parranda

The Parranda

Cuando se ha marchado su autobús, hemos pasado por casa para ducharnos y prepararnos para la Parranda. Pasadas las siete hemos salido de casa dirección al Surfside y cuando hemos llegado ya estaba la Kinky acompañada de sus amigos Fátima y Rubén. Fátima hoy se convertía en Dj Fa para hacer un duelo de gatas con nuestra Kinky. En cuanto ha llegado la gente ha empezado el duelo y tenemos que decir que ha sido muy divertido, con más de un tema sorprendente que hacía por lo menos 15 años que no escuchábamos. No sabríamos que decir si nos preguntan quién ha sido la ganadora de la noche, las dos lo han hecho genial.

Una vez que ha terminado la Parranda a las cuatro de la mañana y después de hacer un rato el idiota por la playa y el paseo marítimo, hemos metido a un par de amigas un poco perjudicadas (no vamos a decir quiénes son…) en el taxi y nos hemos venido para casa. La verdad es que hoy he empezado la noche con pocas ganas pero ha sido una de las Parrandas más divertidas que recuerdo, sobre todo por las risas que nos hemos echado al final.