Monthly Archives: mayo 2014

Nadando con delfines

Nadando con delfines

Hoy David tenía preparada una sorpresa que me llevaba anunciando desde el día de mi cumpleaños, justo hace una semana. Cuando me dijo que había una sorpresa, una de las cosas que se me vinieron a la cabeza fue la idea de ir a nadar con delfines, o al menos eso era lo que yo quería, que yo no soy muy de deportes de riesgo. Hoy además, volvía nuestra Karmento a la isla, con lo que era un día doblemente emocionante, así que, con muchas ganas, me he subido al coche sin saber el rumbo.

Cuando hemos pasado por el parque acuático, David se ha desviado y ha aparcado el coche, cosa que me ha dejado bastante desconcertado, porque habíamos quedado para comer con Carmen y todos los demás, con lo que tampoco teníamos mucho tiempo para tirarnos por los toboganes. Lo que no sabía era que el Mediterraneo Marine Park estaba justo al lado, a la izquierda del parque acuático. En el momento en el que he visto el cartel de la entrada, he confirmado mi teoría y mi emoción se ha hecho aún más visible al saber que iba a nadar con delfines.

Una vez llegas tienes que esperar un poco hasta que llega tu turno, nosotros íbamos con tiempo de sobra, con lo que nos hemos dado una vuelta por el parque y hemos visto a las focas, los loros y otras especies que conviven allí. Cuando ha llegado el turno de mi grupo (10 personas), nos han dado un traje de neopreno y nos hemos ido a cambiar. Enseguida hemos subido a la piscina y nos han dado unas pequeñas pautas antes de entrar en ella. Justo allí me ha saludado Alejandro, un chico español que trabaja en el parque como instructor de los delfines y por fin ha llegado el momento de meternos al agua. Al principio los delfines nadan entre ti, sin que les toques, después los instructores nos ha pedido que nos coloquemos dejando hueco entre nosotros y los delfines iban pasando por los huecos. Ahí ya hemos podido tocarlos y la verdad es que me ha sorprendido muchísimo la textura, un poco parecida a la de una lona. Mientras estás en la piscina observándolos e interactuando con ellos, el instructor te va dando las indicaciones necesarias, además de explicarte cosas y resolverte las preguntas que tengas acerca de estos cetáceos tan amigables.

El mejor momento llega cuando te hacen las fotos con uno de los delfines, ya que es cuando más cerca lo sientes. Es muy gracioso porque están enseñados para darte un beso, cogerte de las manos o darte vueltas. Después de eso se hacen un par de juegos por equipos y después de una hora en la piscina termina la sesión. Tengo que decir que a pesar de que cuando he llegado no me ha gustado mucho la idea de ver a los animales en cautividad, me ha gustado muchísimo la experiencia y me he quedado un poco más tranquilo cuando Alejandro me ha contado lo mucho que les cuidan.

A la salida, después de haber comprado las fotos por un “módico” precio de 20,50 euros, queríamos tenerlas en digital para poder publicarlas en el blog, ya que sorprendentemente, después de pagar ese altísimo precio, no te dan la posibilidad de tener los archivos originales, así que les hemos pedido si podía salir el encargado para hablar con él. Cuando ha salido le hemos contado que teníamos un blog sobre Malta en español y que teníamos intención de escribir sobre esta experiencia y nos gustaría ilustrarlo con las fotos. Él nos ha dicho que tenía que consultarlo antes y nos ha pedido el e-mail. Gracias a eso, además de las fotos, hemos conseguido un descuento del 8% para todo aquel que vaya de nuestra parte, así que si alguien se anima, sólo tenéis que escribirnos un e-mail a laaventurademalta@gmail.com para conseguir el descuentos. Podéis consultar las tarifas aquí.

La aventura de estudiar inglés en Malta

La aventura de estudiar inglés en Malta

¡Hola de nuevo!

Llevábamos tiempo sin escribir en el blog, pero seguimos nuestra aventura de Malta. Con la entrada de hoy queremos compartir la experiencia de estudiar inglés en Malta. Gracias a Marga Ruiz (Barcelona) por contarnos su experiencia en la escuela ESE durante una semana. Aquí os la dejamos:

 
Estudiar inglés en Malta

Estudiar inglés en Malta

Me gustaría compartir con los futuros estudiantes, los indecisos, los que aún no lo tienen claro o simplemente con los que ya están pensando en volver, como fue mi curso en Malta.
 
Es cierto que mi estancia fue muy corta, de apenas una semana, por lo que elegí hacer el curso intensivo. Eso suponía estar de 8:30 a 15:15 en la escuela. Algunos me preguntan si valió la pena…para mí sí. Si bien no es lo ideal, si te lo tomas en serio, puede ser el impulso que necesitas para cogerle el gusto al idioma y volver queriendo aprender más, tomártelo en serio. Yo ya me he apuntado a otro curso intensivo de verano en mi ciudad. Pero vayamos a lo interesante, a lo práctico.
 
Al llegar tenía dudas, normal, vaya. Pero no pasa nada…paciencia no les falta. Lo primero os diría que la escuela es un sitio bastante chulo, moderno y muy nuevo, a diferencia de otras escuelas que vi en los alrededores. El primer día, en cuanto entras por la puerta ya hay un chico esperándote, y como tu cara lo dice todo… enseguida te explica despacito donde tienes que ir para la prueba de nivel. La verdad es que todo es muy rápido. Te dan un libreto con unas preguntas tipo test y mientras los profesores lo corrigen te explican lo que tienes en la carpeta de bienvenida. Un plano, descuentos, las diferentes actividades de la semana, las opciones del seguro médico…Una vez acaban de explicarte esto ya viene la prueba definitiva…uno por uno os van llamando, os preguntan cuatro cosas y os dan vuestro horario, número de clase
y el libro de vuestro nivel. En mi caso, el intermedio. Así que me dirigí a la clase. La primera sorpresa fue ver que sólo éramos cuatro personas. Perfecto, más se podría aprovechar. Algunos llevaban allí más de dos meses, pero como cada día se hace una lección independiente no te sientes perdida. Más tarde llegaba el descanso…a las 12:30, donde representa que tienes que aprovechar para la comida…pero qué español come a esa hora? De todas maneras, tengo que decir que para mi gusto, la cafetería, que tenía un self-service, era muy cara y pija, así que después de ver que el plato (sin postre ni bebida) costaba 8 euros ya no volví a aparecer por allí. Pasaba el descanso haciendo deberes o hablando con los que se animaban a practicar en el
hall, donde el wifi llega sin problemas (en las clases está bloqueado). Luego llegaba la parte del curso intensiva, con un profesor particular, face to face. Quizá esto es lo más provechoso, ya que yo le preguntaba mis dudas y tratábamos temas que tenía más flojos, y sobretodo el speaking.
 
Cosas interesantes:
Ve sol@, importante para una mayor inmersión en el lenguaje, aprovecha las tardes para salir
a explorar el país, pero recuerda que allí tienen un horario bastante tempranero, es decir: a
las 19h los comercios ya han cerrado, y los lugares de visita antes, por lo que te recomendaría
que llegaras un fin de semana antes para situarte. Ojo con los hoteles que están muy cerca
de la escuela, los de la misma calle, hay mucho ruido nocturno. Llévate algo de comer para los
descansos, por lo que he comentado de los precios. Si vas a estar como mínimo una semana
te sale a cuenta comprarte el bono semanal para los autobuses, no lo dudes, por lo menos si
piensas moverte. Habla con la gente, todo lo que puedas, aunque luego, pensándolo te des
cuenta que has dicho una barbaridad. Vale la pena. Ánimo a todos! Let´s go!
Marga Ruiz. Barcelona
 

Si tu también quieres compartir tu experiencia en alguna escuela de Malta, escríbenos a laaventurademalta@gmail.com o a través de nuestra página de Facebook y así ayudarás a que otras personas se hagan una idea real de cómo es estudiar inglés en Malta.