Monthly Archives: mayo 2013

Día 224: Una de playa

Día 224: Una de playa

Desde ayer ya están por aquí Susana y Ángel. Para presentarles un poco Susana fue compañera de Dei hace unos años en Batuseira, la primera batucada en la que Dei tocó en Madrid antes de formar Tacúmbala. Por su parte, Ángel fue mi compañero de universidad, de curro, de viaje y de fechorías varias hasta que me abandonó por Juan. Es broma, es uno de mis mejores amigos.

Llegada a Għajn Tuffieħa

Llegada a Għajn Tuffieħa

Después de la despedida de la Parranda en el Prestige ayer, hoy no nos hemos levantado especialmente pronto, la única ha sido Susana que ayer se quedó en casa porque no se encontraba muy bien.Pero nos hemos puesto todos en pie y la decisión ha sido unánime: Hoy playa. Según nos han dicho en Madrid y en España en general, el tiempo no ha acompañado hasta ahora, y lo peor es que las previsiones para el verano no son nada alentadoras, por lo que con el día tan bueno que hacía, era la mejor opción. Con el rojo a punto y con la publicidad de la fiesta del Surfside encima, hemos puesto rumbo a Għajn Tuffieħa.

Como ya hemos dicho en anteriores ocasiones, esta playa también es conocida como Riviera y se encuentra rodeada de una zona protegida. Es una de las mejores playas para ver la puesta de sol y tiene unas espectaculares vistas desde una pequeña montaña que se encuentra en uno de los extremos de la playa. Cuando hemos llegado hacía un sol espectacular, pero la brisa marina pegaba fuerte y no nos dejaba estar del todo a gusto. Este Mayo, según los malteses, ha sido uno de los peores en cuanto al viento.

Desde el mirador

Desde el mirador

Allí han estado los tres tirados durante toda la tarde, ya que yo me he tenido que ir a hacer unas cosas y no he podido disfrutarlo como ellos, pero ya he visto las fotos en las que han estado comiendo en el único chiringuito que tiene esta playa, que no es nada caro para estar en la situación que está. A última hora, hemos subimos por un sendero hasta la montaña que os he comentado. Desde allí se ve la playa menos conocida de las tres que se encuentran colindantes. es Ġnejna Bay. De vuelta a casa, nos ha dado el bajón del cansancio por estar todo el día al sol, así que hemos decidido hacer un plan casero. Unos perritos calientes y un película para terminar el día. Nos hemos decidido por Promoción Fantasma, una película española del 2012, que por el nombre no tenía muy buena pinta, pero cuando hemos visto los actores que aparecían en ella nos ha convencido. Es una comedia divertida con un guión muy original. Tenemos que decir que Raúl Arevalo nos ha vuelto a sorprender una vez más.

Para despedirnos hoy, os dejamos esta foto de Susana en el Rojito.

Susana en el Rojito

Susana en el Rojito

Día 223: The Promo por Malta

Día 223: The Promo por Malta

Como de este finde dependía bastante la continuidad de la Parranda, hoy teníamos preparado un plan de promoción para la fiesta del sábado. Nuestra idea era hacer un cartel vistoso para colocarlo encima del Rojito y pasearnos por toda la isla, además de repartir flyers en las academias y en la playa y hacer una pequeña performance en el aeropuerto.

The Promo en el aeropuerto

The Promo en el aeropuerto

A las diez y media de la mañana hemos quedado en el Surfside con Carmen y toda la gente que nos iba a ayudar con esto, Cristina, Lola, Ana, la Paredes y Dani. Juntos hemos decidido empezar la jornada laboral desayunando en el Mint, situado casi enfrente del Surfside. La verdad es que es un lujo desayunar aquí, ya que tienen cosas riquísimas como zumos naturales y tartas de fruta riquísimas, aunque es un pelín caro. Una vez teníamos el estómago lleno hemos empezado con nuestro plan de promoción. Lo primero ha sido situar una especie de marquesina, que se había currado Dani, encima del Rojito. Mientras un equipo (David, Carmen y Dani) hacía esto, el resto nos hemos ido a la salida de las academias a entregar flyers. Hemos pasado por ESE, EC y EF y la acogida ha sido bastante buena. El mejor momento ha sido cuando estábamos en EC, que justo ha llegado el Rojito tuneado y la gente ha flipado bastante, hasta nos ha llamado la atención un trabajador de la escuela. De ahí nos hemos ido a St George Bay o la playa de Paceville, como es conocida por muchos.

Una vez hemos acabado con casi todos los flyers, nos hemos vuelto a dividir en dos grupos para pegar carteles. El primer grupo formado por Carmen, Ana y yo, hemos pegado los carteles desde Balluta Bay hasta el Surfside y el segundo equipo, formado por Cristina, Lola y Dani, han hecho lo propio desde Paceville hasta Balluta Bay. David ha sido el encargado de transportarnos a unos y a otros. Una vez hemos colgado todos los carteles, hemos ido a comer al Surfside. La mayoría nos hemos decantado por el risotto, ya que aquí lo hacen especialmente rico. Justo cuando estábamos comiendo, la Paredes se ha vuelto a reincorporar después de su clase de guitarra y también ha venido Alberto de la Hera. Todos juntos hemos partido hacia el aeropuerto.

La idea era recibir a la gente que venía en los vuelos de Valencia y de Madrid que llegaban esta tarde, aunque a los de Valencia los hemos recibido a medias, ya que cuando hemos llegado, ya habían aterrizado. Lo mejor ha sido cuando ha llegado el vuelo de Madrid y les hemos recibido con una pancarta que decía “Welcome to The Parranda”, aplausos, abrazos y algún ole, han tenido lugar en la puerta de llegadas. También hemos aprovechado para recoger a nuestros amigos Ángel y Susana, que llegaban hoy en este mismo vuelo. Aquí podéis ver un vídeo resumen de toda la jornada:

Por la noche, tenía lugar la última Parranda en el Prestige. Después de seis meses haciéndola allí, hoy le decíamos adiós, ya que organizar dos fiestas semanales es demasiado y últimamente estábamos comprobando que la gente se decantaba claramente por la del sábado. Hoy, como era la última, muchísima gente ha venido a despedirse del lugar donde todo esto empezó. Una noche genial, en la que no ha faltado el mítico photocall y en la que hemos aprovechado para dar las gracias a todos los que habéis venido a The Parranda durante todo este tiempo. Desde aquí, aprovechamos para decíroslo una vez más, muchas gracias.

Última foto de grupo en el Prestige

Última foto de grupo en el Prestige

Día 222: Carmen’s Chillout

Día 222: Carmen’s Chillout

Hoy nos hemos levantado y lo primero que hemos visto es un mensaje en Facebook de Ana, la amiga de Carmen que ayer conoció Dei por primera vez y que ha venido a pasar unos días por Malta. Nos ha propuesto dar una sorpresa a Carmen y llegar a comer a Bugibba antes de que ella llegara para celebrar la gran acogida de sus vídeos en Youtube. Por si no los habéis visto aún, aquí os dejamos el que más nos gusta.

También os dejamos los enlaces de otras de sus canciones: You are my lover, Hiperconectada (que a mí personalmente es la que más me gusta), Mana y Compañero.

Hoy nos hemos propuesto ser puntuales para darle la sorpresa a nuestra teta y nos hemos puesto rumbo a Bugibba, que es una zona muy turística situada en la parte norte de la isla, otra de las posibilidades a la hora de encontrar trabajo para los que estáis llegando a la isla. Eso sí, es una zona mucho más tranquila en cuanto a fiesta, ya que la mayoría esta concentrada en Paceville. Volviendo al tema, al final hemos conseguido llegar antes que Carmen e incluso nos ha dado tiempo a comprar una botella de vino en el mini market que hay enfrente de su casa. Lo curioso de éste, es que nos han cobrado veinticinco céntimos de más por el casco y nos han dicho que nos los devolvían en el caso de que se lo lleváramos. Esto me recuerda mucho a mi infancia en el pueblo, cuando Margarita, que era la dueña del bar, nos daba unas golosinas o unos duros por devolverle los cascos que nos encontrábamos.

St. Paul Bay

St Paul Bay

Cuando ha llegado, nos ha encontrado allí, detrás de la puerta, y se ha llevado una gran sorpresa al vernos y encontrarse el cartel de las 613 visitas en un solo día que le había preparado Ana. Allí, los cuatro, hemos a disfrutar lo que ha sido una tarde muy agradable en buena compañía, que ha empezado con un aperitivo de chorizo y lomo recién llegado de Albacete, ha seguido con unos macarrones a la carbonara, y ha terminado con una copitas de pacharán y una sobremesa con concierto incluída en la habitación de Carmen, o como Dei dice, la zona Chill Out de su casa. Después hemos dado un agradable paseo por la costa, caminando justo hacia el lado opuesto a Bugibba y conociendo esta parte por la que nunca habíamos estado. Qué mejor plan para un día en el que no teníamos nada organizado. Un poco antes de las diez de la noche nos hemos vuelto a casa, ya que teníamos que apañar un poco la casa y prepararnos para la visita de Ángel y Susana que vienen desde Madrid en el vuelo de mañana.

Día 221: Enganchados a la televisión española

Día 221: Enganchados a la televisión española

Si algo tiene Malta es que todo el que pasa por aquí, acaba volviendo en algún momento de su vida. Hoy volvía Ana, una amiga de Carmen que estuvo viviendo seis meses en Malta y que en Octubre decidió volverse a España. Tenía ganas de conocerla, ya que Carmen me había hablado un montón de ella y de todas las experiencias que habían compartido juntas en Malta desde que decidieron venirse a vivir hace ya más de un año.

Como durante ese tiempo también se hizo muy amiga de la family maltesa, hemos quedado todos en la taberna para reencontrarse en su caso y conocerla en el mío. La taberna, o la banda, es uno de los sitios que más solían frecuentar durante aquellos días, así que la decisión de quedar allí no había sido una casualidad. Allí hemos echado la tarde entre cervezas, rememorando anécdotas de cuando Ana estuvo por estas tierras. Ana estaba encantada de volver a estar en Malta y, a pesar de que le costó decidir a venirse, por fin estaba aquí de nuevo.

Master_chefDespués, camino muy agradable de vuelta a casa, cruzando todo el paseo marítimo desde la bahía de Spinola hasta la de Balluta. Cuando he llegado a casa ya era de noche y allí estaba David, recuperándose, que estos días no se encontraba bien. Juntos hemos cenado y hemos visto Master Chef, el programa de Televisión Española al que estamos enganchadísimos. Como muchos nos preguntáis cómo hacemos para ver la tele española aquí, os contamos que no tenemos televisión por cable, lo que hacemos es conectar el portátil a la tele con un cable de HDMI y verla por internet.

Día 220: El primer pinchazo del Rojito

Día 220: El primer pinchazo del Rojito

Levantarme pronto y que Dei siga durmiendo es una constante, así que hoy, que me he levantado especialmente pronto y que hacía un día espectacular, he decidido poner rumbo a Golden Bay a aprovechar un poco la mañana. Desde St Julians con el Rojito se tarda unos 25 a 30 minutos dependiendo del tráfico. Si optáis por el transporte público tenéis que coger el 225 hasta el final de la línea. El viaje puede durar como una hora, ya que pasa por todo el centro de la isla (va vía Mosta), con el inconveniente de que el 225 es una de las peores líneas de la isla, pasa una o dos veces cada hora, y eso si pasa.

En Golden Bay ha pegado el sol como ningún día de los que llevamos en la isla, tanto que es la primera vez que me he sentido achicharrado. Una vez que Dei se ha levantado, me ha llamado para saber donde estaba y venir, pero hacía tanto calor que he decidido irme a casa para comer. A la vuelta me esperaba una gran sorpresa, y es que ya en los alrededores de Pembroke se me ha reventado una rueda. Sinceramente no me sorprende que se reventara, sino que no haya sucedido antes ya que el estado de las carreteras es un poco deficiente en casi todos los tramos. He tenido que aparcar lo más cerca al guardarrail, ya que los coches pasaban muy cerca.

La rueda reventada

La rueda reventada

En este punto ha empezado una nueva aventura, una de tantas que hemos tenido con el coche, así que otra experiencia más. Me he puesto a cambiar la rueda, pero la suerte no ha estado conmigo hoy, ya que el gato que tenemos en el Mini, también se puede calificar como mini y no me daba lo suficiente como para levantar el coche, ya que se caía todo el tiempo. En ese momento he decidido llamar al seguro del coche para que vinieran a asistirme y la mala suerte ha continuado. En Malta los seguros a terceros no te incluyen la grúa, a menos que en un accidente seas tú el damnificado, así que si quería grúa tenía que pagarla de mi bolsillo. El plan B, era recurrir a nuestro ángel de la guarda Raúl, que ha venido con Dei y su furgoneta a intentar levantar el coche con su gato. Esta vez la suerte nos ha acompañado y hemos podido cambiar la rueda con facilidad. Al ponerla nos hemos dado cuenta de que estaba deshinchada, así que hemos tenido que ir lentamente hasta la gasolinera más cercana para hincharla un poco.

Como veis, una nueva aventura en Malta. Con todo lo pasado, solo tenía ganas de llegar a casa y ducharme, ya que en la carretera pasé un calor tremendo y bastantes sudores, ya que los coches pasaban muy cerca. Después acerqué a Dei hasta Mdina, que había quedado para reunirse con Carmen y Martin mientras yo me quedaba tranquilo en casa recuperándome del susto.

Día 219: El primer The Cañeo

Día 219: El primer The Cañeo

Después de crear The Parranda, nos quedamos con ganas de un evento de mañana, de comer, de tapas, de cañas.  De ahí nació The Cañeo hace por lo menos un par de meses pero no se ha hecho realidad hasta hoy. Hoy era la primera vez que lo hacíamos y el sitio elegido para hacerlo ha sido el Me Lounge, un bar con una terraza increíble que está situado en la mismísima Spinola Bay, justo al lado del mar, así que imaginaros las vistas.

The Cañeo con la family maltesa

The Cañeo con la family maltesa

El evento tenía lugar a las doce y media del mediodía, así que un poco antes nos hemos puesto rumbo al Me Lounge con el Rojito, que una vez más nos ha vuelto a dar otro “susto”. Desde hace unos días, no nos funciona el indicador de gasolina y hoy, nada más bajar la cuesta de Balluta Bay, justo al lado del hotel Meridien, nos hemos quedado tirados, así que yo, como iba con la hora justa, me he bajado y he ido andando hasta el sitio con Laura y Cristina, que justo nos estaban esperando ahí. Mientras tanto, David se ha tenido que ir a buscar una garrafa de gasolina a la gasolinera más cercana que estuviera abierta un domingo por la mañana. Era imprescindible que viniera con el coche, ya que ahí llevábamos todo lo necesario para nuestro photocall-escenario, entre muchas otras cosas, llevábamos una mesa.

Cuando hemos llegado al Melounge ya había gente con su caña esperando la correspondiente tapa prometida, en ese momento ha comenzado The Cañeo. La idea consiste en cinco rondas, que vienen siendo cinco cañas, con sus correspondientes cinco tapas  (2 euros la caña con la tapa). Gazpacho, tortilla, croquetas, patatas ali-oli y pisto, esas eran las cinco tapas que habíamos elegido para hoy. Con ellas, hemos repartido unos papeles en los que los camareros iban anotando por qué ronda iba cada uno. Si te tomabas las cinco, te invitaban a un chupito. Después hemos empezado con las copas y, como la música no dejaba de sonar y los cuerpos ya estaban bastante animados, también han empezado los bailes. Allí hemos estado hasta las diez de la noche, super a gusto, pasando el domingo de una manera diferente. Más de uno ha cogido una de las dos camas balinesas que hay y no la han soltado hasta esa hora. Esto no será un evento semanal, así que avisaremos para la próxima. Muchas gracias a todos los que os habéis animado esta primera vez a ciegas.

Día 218: Cinco personas y una mesa

Día 218: Cinco personas y una mesa

Hoy por la mañana queríamos hacer varias cosas pero al final no hemos hecho casi ninguna, ya que teníamos bastante trabajo acumulado y teníamos que ponernos al día. Uno de nuestros planes era ir al Festival Fair Trade and Social Exclusion que se celebraba en Valletta con motivo del Día Internacional del Comercio Justo y el Día de la Liberación de África. En el festival se organizaban varias actividades, como venta de productos de comercio justo, conciertos, actividades para niños,… Estaba organizado por nuestros amigos los voluntarios europeos (Cristina, Laura, Piotr, Marco, Elena, Lola,…) y participaban diferentes organizaciones de Malta.

Como en una limusina

Como en una limusina

Nos hubiera encantado ir, pero al final se nos ha echado la hora encima y nos ha dado la hora de comer, así que nos hemos ido al plan que nos había propuesto Valentín. La idea empezó como una barbacoa multitudinaria en su casa, derivó en pedir pizzas y comer en el patio que tienen y finalmente ha terminado por ser una reunión de cinco amigos intentando pedir pizzas al Pizza Hut contrarreloj sin ningún éxito. David y yo teníamos que estar a las cinco en el Surfside y después de una hora esperando las pizzas, hemos decidido cancelar el pedido e irnos a comer allí. Así que nos hemos metido los cinco en el mini como hemos podido, encajándonos en la parte de atrás con la mesa que habíamos comprado para The Cañeo. Sin duda, un momento digno para el mítico programa “¿Qué apostamos?”.

Con mi Lola

Con mi Lola

Misión cumplida. A eso de las cinco hemos llegado al Surfside y hemos pedido allí unas pizzas para comer sentados en la terraza y disfrutando de las pizzas. Enseguida Valentín y sus amigos, Esteban y Bea, se han tenido que ir a la Boat Party para la que tenían tickets. Nosotros hemos esperado un poco para empezar la Parranda, ya que nos hemos topado con una despedida de soltera bastante peculiar. Una vez ha llegado la Kinky Blonde, la música de The Parranda ha empezado a sonar y hasta la madre de la novia se ha bailado unas buenas rumbas. Ya por la noche, como hacía un poco de frío, hemos decidido trasladar el campamento a la parte de dentro y allí hemos estado hasta las dos y media gozándolo.

Día 217: Buenas vistas a buen precio

Día 217: Buenas vistas a buen precio

Después de la fiesta de anoche, tenía poco cuerpo para levantarme pronto, pero había quedado con Marcos, un nuevo chico que ha llegado a la isla, para ir a ESE y enseñarle la escuela. Ha rugido el Rojito y me he puesto rumbo al Surfside, ya que habíamos quedado por allí.

Por sorpresa no sólo estaba Marcos, también estaba Berta, que ha vuelto a Malta después de vivir aquí un tiempo para vivir con él. Los tres hemos sorteado todas las grúas que hay por el paseo de Sliema y St Julians, que no sé qué ajetreo se traen últimamente, pero lo único que hacen es crear unos atascos enormes y resulta casi insufrible conducir por esta zona. Por fin hemos llegado a ESE, que está situada en Paceville, y hemos tenido la suerte de aparcar rápido, teniendo en cuenta que esta zona siempre está llena de coches. Marcos se ha quedado encantado con la escuela y será un futuro estudiante a partir de la semana que viene.

Vistas desde Mc. Donals

Vistas desde Mc Donalds

La tarde nos la hemos tomado con un poco de relax y sólo hemos salido última hora a cenar fuera. Teníamos un poco de mono de comida basura, así que hemos ido a comer una hamburguesa al Mc Donalds que está en St Julians. Lo bueno de éste es que tiene una terraza con vistas a Spinola Bay. Es incomprensible que siempre esté vacía, ya que comer en un sitio tan barato con unas vistas tan espectaculares es todo un lujo. Así se disfruta mucho más de cualquier comida, incluida la hamburguesa. Justo antes de irnos, han aparecido Cristina y Piotr, que venían de rematar los últimos preparativos del festival que tienen mañana en Valletta. Es el Festival Fair Trade and Social Exclusion, contra la exclusión infantil. Les hemos visto pasar por la bahía y después de pegarles un grito hemos bajado a tomarnos una cerveza con ellos en el bar al que llamamos “La Taberna”, que está justo al lado del Mc Donalds.

Día 216: Charity shop

Día 216: Charity shop

Ayer nos recogimos pronto del cumpleaños de Marco y Carmen se vino a dormir a casa, ya que esta mañana teníamos pensado ir de compras a unas tiendas muy especiales que hay en Malta. Son las Charity Shop, unas pequeñas tiendas o mercadillos en los que se venden cosas de segunda mano o antigüedades por un precio casi irrisorio en algunos casos. La mayoría son cosas a las que ya no se les puede dar casi ningún tipo de utilidad pero si buscas seguro que al final algo te acaba interesando. Nos hemos preparado después de un buen desayuno y una ducha y nos hemos puesto en marcha.

Charity Shop

Dei y Carmen en la Charity Shop

Nos hemos decidido por una charity provisional que se había montado en Sliema, en la calle Triq Il-Kbira. La organiza una organización de monjas para recaudar dinero y van a estar hasta el domingo 26 de Mayo. Buscábamos alguna cosa que nos gustará para montar un pequeño escenario para The Cañeo. Al final lo hemos encontrado todo allí, mesa, alfombra, platos,… todo por 11 euros. Como veis en la foto, así es cómo más o menos quedará el escenario-photocall que queremos montar en el Love el domingo, aunque estará mucho más adornado. Como ha salido todo mejor de lo previsto, al final no hemos pasado por más charitys, pero existen varias por toda la isla, por ejemplo hay una en Gzira, en Triq D’Argens, que es permanente. Después hemos estado buscando una pizarra típica de bar de toda la vida, pero sin éxito, así que tendremos que intentar fabricar una con nuestras manos.

Ya con todo comprado, hemos dejado a Carmen en el Love y hemos vuelto a casa para seguir organizando lo del domingo. Allí nos hemos apalancado y no nos hemos movido hasta por la noche, cuando nos hemos ido The Parranda un jueves más. Como siempre, lo hemos pasamos genial.

Día 215: La perla negra

Día 215: La perla negra

Después de varios días sin hacer nada por la visita de Pedro y las celebraciones varias de mi cumple, hoy teníamos muchísimo trabajo acumulado. Teníamos como unos 60 emails por responder y aún me faltaba por montar y subir a internet la segunda parte del vídeo de The Cañeo, así que nos hemos repartido las tareas, David se ha puesto con los correos y yo me he puesto manos a la obra con el vídeo.

El vídeo parece una tontería, pero cada parte me ha llevado más de cinco horas sólo de montaje, luego aparte hay que sumar el tiempo que tardamos en grabarlo. Eso sí, me he quedado muy satisfecho con el resultado. En él podéis ver una vez más lo genial que es Miriam, aunque esta vez muy bien acompañada por Borja. Seguro que os quedasteis con ganas de cómo continuaba la historia, así que aquí podéis ver el desenlace:

The Black Pearl

The Black Pearl

Por la noche, una vez liberados del trabajo, teníamos la celebración del cumpleaños de Marquito, nuestro amigo italiano que cumplió un añito más ayer. La celebración tenía lugar en el Black Pearl (Perla negra), que es un barco-bar-restaurante que está situado en Ta’ Xbiex, justo al lado de Msida. La verdad es que el sitio es chulísimo, está situado al lado del mar y por lo visto en su día fue un barco al uso. Lo suelen alquilar para fiestas privadas. En el caso de Marco el sólo ha tenido que pagar por las bebidas a las que quería invitar, así que está muy bien por si queréis realizar algún evento. Allí hemos estado bailando música italiana junto con otras treinta personas, hay que ver lo sociable que es Marquito y la cantidad de amigos que tiene. Como seguíamos bastante cansados y la noche pintaba muy mal con el viento y la arena del desierto que ensuciaba el cielo de Malta hoy, nos hemos vuelto prontito a casa.