Monthly Archives: abril 2013

Día 193: Martes de bancos, sushi, reuniones, helados, cena y Parranda

Día 193: Martes de bancos, sushi, reuniones, helados, cena y Parranda

Hoy nos hemos levantado más o menos pronto, ya que teníamos que recoger un cheque en Club Class. Como íbamos un poco a contrarreloj, hemos cogido el coche para llegar antes. De allí hemos intentado ir a cobrar el cheque al Bank of Valletta que hay en San Gwann, pero nos han dicho que sólo se pueden cobrar los cheques antes de las doce. Como nos ha parecido algo bastante estúpido y sin sentido, hemos intentado ir al Bank of Valletta que tenemos al lado de casa, en Balluta Bay, donde nos han dicho exactamente lo mismo. Le he preguntado que cuál era el motivo de peso por el que tenía que hacerlo antes de las doce y su única respuesta ha sido que es el protocolo del banco.

Gochi para llevar

Sushi para llevar

Una vez lo hemos dejado por imposible, hemos vuelto a San Gwann, ya que Carmen había salido de currar tarde allí y si venía andando iba a llegar tarde a la cita que teníamos para hablar con la gente del Melounge. Una vez que la hemos recogido y hemos llegado a Spinola Bay, hemos parado en el Gochi para comprarnos una bandeja de sushi para comer. Carmen y yo hemos salido por unos 6 euros cada uno, como veis está genial de precio. David no ha querido nada, que el sushi no es que le entusiasme. Con nuestra bandeja nos hemos ido al Melounge donde habíamos quedado para hablar con los dueños acerca de organizar un evento que llevamos posponiendo desde hace unos dos meses. Hoy ha sido una reunión muy productiva, ya que parece que por fin hemos terminado de concretar todo. Pronto anunciaremos más detalles.

Desde ahí, la siguiente parada ha sido el Mc Donald’s, que David estaba desmayado por no haber comido nada. Allí nos hemos sentado en la terraza que tienen arriba que tiene unas vistas muy bonitas a Spinola Bay. Después hemos pasado por casa a tomar el café y de ahí otra vez nos hemos ido Carmen y yo al Surfside para controlar que todo estaba bien para la fiesta del sábado. De vuelta a casa de nuevo, Carmen me ha invitado a un helado en la que ella dice que “es la mejor heladería de Malta”, que está justo enfrente de la bola del mundo del paseo marítimo de Sliema.

Martes The Parranda

Martes The Parranda

Ya por la noche, hemos ido los tres a cenar antes de la Parranda. Aunque es Martes, esta semana hemos decidido cambiarla porque mañana es fiesta, ya que aquí en Malta también se celebra el Día del Trabajador. No sabíamos muy bien donde meternos, ya que no queríamos ir a un sitio donde tuvieran el fútbol a todo volumen. Al final nos hemos decantado por el Sardinella, que está muy cerca del LOVE. El sitio está bastante bien de precio, unos 8 o 9  euros el plato de pasta o la pizza. Estaba todo bastante bueno, excepto el plato de pasta de David que llevaba hígado, es lo que tiene no llevar el diccionario de inglés encima. La única pega es que tardaban demasiado en servir la comida y nos hemos tenido que ir casi con la comida en la boca, ya que no llegábamos a la Parranda.

La Parranda de hoy ha estado genial, ya que al ser festivo mañana, ha venido mucha más gente que otros jueves. Hoy Laura, Cristina y Alberto han vuelto a sacar el Photocall a la calle y la verdad es que han hecho unas fotos muy divertidas con la gente que se han ido encontrando en Paceville. Dentro la fiesta ha transcurrido como siempre, aunque hoy con más caras conocidas que de costumbre. Me he encontrado con Laura, con la que tengo una amiga en común en Madrid. Ha venido a visitar a Diana, a la que también conozco de Madrid y que lleva viviendo en Malta desde Septiembre. Nosotros hoy nos hemos recogido un poco antes de cerrar, ni última copita en el Native ni nada, que ya estaba bien después de todo el día sin parar.

Día 192: Trabajo, trabajo y más trabajo

Día 192: Trabajo, trabajo y más trabajo
Cartel de The Parranda Beach Party

Cartel de The Parranda Beach Party

Hoy hemos estado todo el día en casa poniéndonos al día con el trabajo. Teníamos que empezar a preparar toda la promoción de las fiestas que vamos a empezar a hacer en Surfside todos los sábados a partir de esta semana para lanzarla en cuanto pase la Parranda que tenemos el martes en Prestige. Esta semana, como ya dijimos, la hemos cambiado al martes aprovechando que el miércoles es fiesta.

Por la mañana hemos estado actualizando el blog y contestando los miles de e-mails que teníamos acumulados después del fin de semana. También me he acercado al Tower a comprar pollo para hacer otra de mis recetas étnicas estrella, el pollo Tikka Masala. A ver si me dejo de cocinas del mundo y me centro un poco en la comida española, que ya me vale saber hacer un plato indio y no saber hacer unas lentejas.

Después de comer me he puesto con el diseño del cartel de promoción, he hecho dos uno con formato normal y otro para usar en Facebook. Parece una tontería pero me he tirado un par de horas pensando cómo cuadraba todo. Al final creo que ha quedado bastante bien, en la foto podéis ver el resultado. Una vez que lo he terminado, me he puesto manos a la obra con el montaje del vídeo, queríamos darle un aire parecido al que hicimos para la fiesta de Abril, pero esta vez con las imágenes del Surfside de ese día. No teníamos mucho grabado, así que había que sacarle el máximo partido. Podéis verlo aquí. Qué satisfacción da haber tenido un día tan productivo.

 

 

Día 191: Malta International Fireworks Festival

Día 191: Malta International Fireworks Festival

Después de los eventos varios de ayer, hoy nos hemos levantado muy tarde. Es lo que tiene salir hasta las tantas de la mañana. Aunque yo he de decir que ayer me recogí pronto, a las dos estaba por casa. Dei llegó sobre las ocho, y según él no fue de los últimos en irse, por lo que os podéis imaginar como terminaron los demás. Así que por la mañana fui yo el que se levantó primero y estuvo vagueando un poco por casa.

Vistas a Valeta desde Sliema Ferries

Vistas a Valletta desde Sliema Ferries

He estado esperando a Dei para ver si finalmente comíamos juntos o no, pero como tardaba tanto en levantarse al final he hecho el plan por mi cuenta y me he ido al Mc Donalds de Sliema Ferries, ya que no me apetecía mucho cocinar a esas horas. Ha hecho un día espectacular, así que después de comer, he decidido irme a la orilla del puerto a tomarme un café al sol. No he podido tener mejor idea ya que con el solecito y las vistas a Valletta, ha sido un verdadero lujo y placer. Mientras estaba allí, han pasado tres autobuses descapotables en los que parecía que había gente de celebrando alguna victoria de fútbol, que aunque este deporte en Malta no sea de primer nivel, es el primer deporte nacional. Cuando el sol ha empezado a caer, se ha levantado la brisa marina, así que era el momento de volver a casa.

 

Malta International Fireworks Festival

Malta International Fireworks Festival

Ya con Dei, me propuso un plan muy bueno para rematar la semana, el festival de fuegos artificiales. Malta International Fireworks Festival es un concurso de fuegos artificiales que se ha estado celebrando esta semana en diferentes emplazamientos de la isla. Como no habíamos podido ir a ninguno, aprovechamos el domingo para ir a verlo a Golden Bay, un sitio que últimamente estamos frecuentando mucho. Con el Rojito, nos hemos puesto en camino pero no habíamos pensado que iba a tener tanta afluencia de público, por lo que nos hemos comido un atasco enorme. Aun así hemos llegado a tiempo, ya que empezaba alrededor de las nueve de la noche. Conseguimos ponernos en uno de los laterales de la carretera, que tenía muy buenas vista. En el programa competían tres equipos que si no nos equivocamos eran de Malta, Italia y España. Sólo nos hemos quedado a ver los primeros, que nos han gustado pero tampoco nos han dejado muy impactados. Pero no ha sido por eso por lo que no nos hemos quedado a los dos siguientes, sino porque el primero ha provocado un pequeño incendio que han tardado bastante tiempo en apagar y como no sabíamos a que hora se iba a reanudar, hemos decidido que era buen momento para volvernos e intentar no pillar el atasco de vuelta. El caso es que lo hemos conseguido.

Día 190: Gala de Miss World Malta 2013

Día 190: Gala de Miss World Malta 2013

Después de la fiesta que nos pegamos ayer, hoy nos hemos levantado a eso de las cuatro de la tarde. Como teníamos una barbacoa por el cumpleaños de Piotr y Mary, ni hemos comido ni nada, nos hemos preparado y enseguida hemos salido de casa. Hemos ido con el coche, ya que la barbacoa era en la playa del Surfside y después teníamos que ir al hotel Hilton a ver la gala de Miss World Malta en la que Bea iba a desfilar. Al poco de llegar hemos encendido las barbacoas portátiles de usar y tirar que David se había encargado de comprar. Suelen costar unos 2 euros, aunque hoy como estaba todo cerrado, le han clavado un poco y le han pedido 6 euros por un par de ellas. Como íbamos a ser bastantes, hemos llevado cuatro.

Nosotros hemos sido los primeros españoles en llegar y eso que ya íbamos un poco tarde, pero al poco han aparecido Carmen y Alberto. Después Cristina y dos amigas que han llegado hoy para visitarla, Elena, Lola, Laura,… Enseguida hemos empezado a comer y se ha creado un ambiente muy bueno, que nos ha dado un poco de pena dejar cuando a eso de las ocho y media hemos partido con Alberto y Carmen hacia el hotel Hilton, que está situado en Portomaso, la zona más pija de Malta. Teníamos muchas ganas de ver a Bea desfilar y no nos lo podíamos perder. Había bastante atasco para llegar y hemos tardado más de lo previsto, pero a las nueve estábamos allí para recoger las entradas que Bea nos había guardado.

Bea desfilando en la gala de Miss World Malta

Bea desfilando en la gala de Miss World Malta

En la puerta del Hilton Conference Centre hemos esperado a Julia y Maxim, los dos amigos de Bea, que también venían a verla. Mientras esperábamos, hemos podido ver los modelitos que llevaba todo el mundo y nos ha dado hasta un poco de vergüenza, ya que nosotros íbamos de lo más perroflauta del mundo. En cuanto han llegado hemos entrado y hasta nos hemos hecho una foto en el photocall de la entrada con la modelo. La gala ha durado unas dos horas y ha sido más entretenida de lo que esperábamos. Bea ha desfilado dos veces fuera de concurso, ya que aparte de los desfiles de las aspirantes, también había desfiles de firmas entre medias. Nos hemos vuelto a hacer más fans aún de ella si cabe, ya que, como decía Julia, no es porque sea nuestra amiga pero es la que mejor lo ha hecho. Hasta hemos dado un poco el cante y le hemos gritado “¡Guapa!”.

Posando con la modelo en el photocall de Miss World Malta

Posando con la modelo

Una vez ha terminado la gala, hemos vuelto con Carmen y Alberto a la barbacoa, aunque antes hemos pasado por una tienda para comprar algo más de bebida. Cuando hemos llegado allí seguían y hemos encendido la última barbacoa que quedaba, en la que hemos cocinada las tres salchichas que habían sobrado y unas cuantas patatas asadas que han quedado buenísimas. Como ya se había gastado la bebida y la gente tenía un poco de frío, enseguida nos hemos ido a seguir la fiesta en otro sitio. La primera parada ha sido el Juuls, donde hemos aguantado bastante bailando a ritmo de reggae. Después hemos ido al Native, como viene siendo habitual. En el camino nos hemos asustado bastante, ya que hemos visto un grupo de chicos que iba con cuchillos bastante grandes en las manos. Hemos avisado a la policía, pero se lo han tomado con mucha calma

En Native han ido cayendo uno a uno, hasta que sólo hemos quedado Lola, Elena y yo. Al final nos hemos encontrado con un par de libaneses que suelen estar por el Juuls y también alguna vez en la Parranda. Se han vuelto locos invitándonos a chupitos de vodka-menta, que por cierto, estaban buenísimos, y si no nos hemos tomado cuatro bandejas no nos hemos tomado ninguna. Después Elena, que estaba alucinando con la situación, nos ha abandonado. A las seis hemos salido del Native y ya era de día. De ahí nos hemos ido al Clique, el after más conocido de Paceville. Allí hemos vuelto a coincidir con Patricia y Nata, con las que llevamos dos días encontrándonos en todos los sitios, y hemos bailado hasta que el cuerpo ha aguantado. En mi caso, no ha sido mucho, así que me he retirado pasadas las siete y allí he dejado a Lola y Nata dándolo todo una vez más. Hay que ver qué aguente tienen las sevillanas…

Día 189: Vuelta a Malta en un día

Día 189: Vuelta a Malta en un día

Como terminamos ayer en la habitación de Jorge y Fran tomando la última, nos dio tanta pereza volvernos a casa a las tantas que nos quedamos a dormir allí . Nos hemos levantado como a las doce, todavía con los efectos del alcohol, y hemos venido a casa para ducharnos, ya que ayer en el punto de la exaltación de la amistad, habíamos prometido a los dos que les llevábamos a ver un poco Malta. Han tenido muy mala suerte con el tiempo durante estos días, ya que la semanas pasada tuvimos muy buenos días, incluso nos dimos el primer baño, pero estos tres días que llevan en la isla, solo les han tenido nubes, lluvia y mucho viento.

Blue Grotto

Blue Grotto

Una vez duchados y listos hemos cojito el Rojito y nos hemos puesto rumbo a Paceville para recogerles, después, nuestro destino sería Blue Grotto. Se trata de una serie de cavernas marinas, en las que todos los días desde el amanecer hasta el medio día se puede observar un espectáculo único. La ubicación de la cueva junto con la luz del sol lleva a la “duplicación” del agua que muestra numerosos matices de azules. Varias cavernas espejo tienen brillantes de colores fosforescentes, otras cavernas muestran una profunda sombra oscura de color azul. Pero hemos ido en mal día, ya que al llegar, como el mar estaba revuelto, no han salido los pequeños barcos que te llevan por las cuevas. Así que nuestro gozo en un pozo, nos htemos tenido que marchar. Desde allí, decidimos poner rumbo a los acantilados de Dingli.

Por unas carreteras la muy tortuosas y llenas de baches, llegamos al centro de observación que se encuentra encima de los acantilados. Vistas muy bonitas pero nos lo esperábamos mucho más espectacular, por las fotos que habíamos visto por internet. Con un poco de decepción, un poco de hambre y aunque el día no acompañaba, decidimos ir a Golden Bay para terminar la ruta. Y tuvimos mucha suerte, ya que nos pusimos a comer en uno de sus restaurantes que estaba a pie de playa y ¡nos salió el sol!. Increíble pero por fin Jorge y Fran vieron el sol en su último día en Malta. Estaban tan contentos que palabras textuales, casi se ponen a llorar. Después de comer, los cuatro nos quedamos dormidos en la playa como una hora y a eso de las siete nos hemos vuelto para casa una vez les hemos dejado en su hotel.

Barbacoa en la casa de Ana

Barbacoa en la casa de Ana

Por la noche teníamos una barbacoa en la nueva casa de Ana, ya sabéis, esa chica tan mona de la que muchas veces os hemos hablado. Con unas cuantas cervezas y con bastante cansancio, nos hemos ido para allá. Tenemos que decir que la casa es espectacular, tiene una terraza increíble para disfrutar bien el verano. Allí nos encontramos con un montón de gente como veis en la foto, con ganas de disfrutar y comer las delicias a la brasa de la barbacoa. Pipi, el cocinero de la carne, nos deleitó con su buen hacer y la anfitriona preparó una riquísima ensalada de pasta, además de pan tumaca y muchas otras cosas. Una velada perfecta, en la que nos despedimos de Maria, una chica sueca encantadora que deja Malta para irse a vivir a Marbella. Para terminar la noche, fuimos a rematar al Juuls y un poquito más tarde al Native.

Día 188: Radio Patio en Malta

Día 188: Radio Patio en Malta

Esta mañana nos hemos levantado más o menos pronto porque habíamos quedado con Mayte, una chica gallega que acaba de llegar a la isla. Hemos ido a recogerla a las once al Surfside, que queda prácticamente al lado de donde vive. Resulta, que una casualidad más de Malta, está viviendo con unos amigos nuestros, aunque en principio es temporal. De ella hemos ido a la escuela ESE, ya que Mayte quería inscribirse en un curso de tres semanas, para soltarse un poco con el inglés. Después la hemos vuelto a dejar en el Surfside y hemos vuelto a casa que habíamos quedado con Laura y Cristina.

Hoy  nos tocaba grabar un vídeo para anunciar que cambiábamos la Parranda de la semana que viene del jueves al martes, ya que el miércoles es fiesta y seguramente el martes se anime mucha más gente a salir de marcha. Hemos intentado recrear una conversación entre dos vecinas parranderas al estilo Mari. Ha resultado complicado hacerlo sobre todo por el sonido, ya que había bastante ruido en la calle, sobre todo de los coches y de un señor que estaba podando los árboles del edificio de enfrente. Creemos que los podan una vez al año y ha tenido que ser hoy.

Después he empezado a montarlo un poco para ver cómo quedaba y enseguida nos hemos puesto a hacer la comida. Hemos comido pasta que nos sobró de ayer, una ensalada y hummus, que Laura quería aprender a hacerlo y le he enseñado la receta en directo. Después, un rato de sobremesa y enseguida se han marchado Laura y Cristina y yo me he puesto a terminar de montar el vídeo. Podéis ver el resultado aquí:

Por la noche, nos hemos pasado por el Melounge, ya que habíamos quedado con Emilio y Mari para hablar acerca de un proyecto que tenemos pendiente desde hace un par de meses y que no termina de arrancar. Cuando hemos llegado, como hacía tan mal tiempo, nos lo hemos encontrado cerrado y hemos quedado en vernos con ellos en el Prestige, un poco antes de que empezara la Parranda.

Carmen y Cristina con la Kinky Blonde

Carmen y Cristina con la Kinky Blonde

Una vez hemos terminado de hablar, nos hemos metido a la fiesta, que hoy ha sido “un cachondeo constante”, como diría la sevillana Lola. La gente estaba muy animada desde el principio, y como el tiempo ha dado un poco de tregua, han venido muchos más de los que creíamos. Hoy tenemos que confesar que nos ha dado un poco de pereza y no hemos sacado el mítico photocall pero aún así Martin se ha encargado de hacer algunas fotos, como ésta de Carmen y Cristina dándolo todo con la Kinky Blonde. Al final de la fiesta han aparecido Fran y Jorge, unos conocidos de David que han venido a pasar unos días de vacaciones. Con ellos y con todos los demás hemos ido al Native, que nos hemos quedado con ganas de más. Y para terminar la noche Fran y Jorge nos han invitado a tomar la última en el Vallette Resort, que es el hotel en el que están alojados.

Día 187: Comida de fraternidad

Día 187: Comida de fraternidad

Hoy teníamos pensado repetir el yoga en Birgu como el miércoles pasado, pero a última hora hemos decidido posponerlo ya que teníamos mucho jaleo encima. Habíamos quedado con Bea para ir a Ftura y encontrarnos con Carmen para hablar de las futuras fiestas del Surfside y del Prestige. Hemos recogido a Bea en la parada del autobús12 que venía de Bugibba y cuando teníamos previsto ir a Ftura con el coche, Carmen nos ha llamado diciéndonos que tenía la tarde libre y que venía para casa, así que nos hemos vuelto a casa a preparar la comida.

Como teníamos que esperar a Carmen para estar todos juntos y hablar del tema, mientras hemos ido a comprar algunas cosas para la comida y un aperitivo a base de Bigila y Gallettis, dos de los alimentos más típicos malteses. Una vez que Carmen ha llegado a casa, hemos preparado pasta con verduras, setas y carne picada. Digo que hemos preparado pero realmente ha sido Dei el verdadero chef. He de decir que está haciendo grandes platos, ya que yo soy un negado en la cocina. Pasamos una velada de confraternización muy agradable.

Cafe Jubilee

Café Jubilee

Después de que Bea y Carmen se fueran a sus quehaceres, Dei y yo teníamos planes diferentes, él se fue con Cristina y Laura a tomar algo al Jubilee de Gzira, ya que había un concierto de jazz. También hay un Café Jubilee en Valletta y otro en Gozo. Por lo que me ha dicho Dei, es un sitio muy acogedor bastante bohemio en el que suele haber música en directo. Los botellines de Cisk cuestan 1,60€ y suelen poner algo para picar. Yo he ido a ver el partido del Real Madrid contra el Borusia a Paceville. El día anterior ya fallé en mi cita con Carlos para ir a ver al Barcelona, así que hoy no me podía negar. Con la hora justa llegué al bar que está enfrente del Black Bull, donde además de Carlos estaba su novia Lidia y Mireia, entre otros amigos. Allí vimos la amarga derrota del Madrid y la desilusión de Carlos y Mireia, fervientes seguidores. De vuelta a casa una pizza del Champs y a descansar para el día siguiente.

Día 186: Tarde nublada de cañas y amigos

Día 186: Tarde nublada de cañas y amigos
La Taberna

La Taberna

Hoy hemos estado toda la mañana en casa trabajando. Después de comer hemos bajado a la calle a dar un paseo con Carmen, que estaba por el barrio. El día estaba raro, con mucho viento y con el cielo totalmente encapotado. Hemos ido por el paseo marítimo de St Julian’s hasta llegar a la Taberna, la Banda, o como cada uno quiera llamar a este acogedor bar. Allí hemos tomado unas Cisk y enseguida ha llegado Ana Paredes, que también se nos ha unido. Tenía muchas ganas de verla, ya que ha tomado la decisión de irse a vivir a Dubai y tengo que aprovechar ahora que aún la tenemos aquí. También ha venido Alberto de la Hera o Alberto hasta el amanecer, como le gusta llamarle a David. Tarde de amigos al refugio del tiempo.

Después de un par de cervezas y muchas conversaciones interesantes y divertidas, hemos cambiado de sitio y hemos ido a un bar irlandés, del que no recuerdo el nombre, que está casi al lado del Juuls. Tenemos que decir que aunque es un sitio muy acogedor tienen detalles en la decoración bastante horteras, como por ejemplo un cuadro absurdo y totalmente prescindible en el que se pueden leer las veinte razones por las que una cerveza es mejor que una mujer. Allí hemos tomado la última y Ana me ha acercado hasta casa con el coche.

Una vez he llegado ya había anochecido y hemos pasado el resto de la noche en el sofá. Hoy echaban Master Chef en la televisión española y lo hemos visto por internet. Es un concurso de cocina bastante divertido al que nos enganchamos cuando estuvimos en España. La verdad es que la televisión maltesa nunca la vemos porque es bastante cutre, pero de vez en cuando conectamos el ordenador y vemos algún programa español o alguna serie americana.

Día 185: Desconexión total

Día 185: Desconexión total

Este fin de semana hemos decidido descansar y parar un poco todas las actividades, incluyendo actualizar el blog. Hoy lunes lo retomamos con más ganas después de esta desconexión total. Como tampoco habíamos contestado los mails y teníamos muchos acumulados, hemos estado toda la mañana escribiendo hasta que hemos contestado todos y cada uno de ellos, también los comentarios y los mensajes que nos dejáis a través de Facebook.

Mdina

Entrada a Mdina

Ya con la tranquilidad de haber puesto el trabajo al día, hemos comido como viene siendo ya casi habitual muy tarde, casi a las cuatro de la tarde. A pesar de llevar casi siete meses en Malta, seguimos sin hacernos al horario maltés, ya que aquí se suele comer a las doce o la una y se cena a las siete u ocho. Hacía las seis de la  tarde nos hemos ido con el Rojito a Mdina, al encuentro de Carmen y Martin. Mdina como ya sabéis, es la antigua capital de Malta, y como podéis ver en la foto tiene una entrada muy bonita. Teníamos que hablar sobre las futuras fiestas de los sábados en el Surfside y todo lo que tenemos pendiente del Prestige. La verdad es que estamos muy contentos de cómo están saliendo las cosas y esperemos que con la llegada del verano y el buen tiempo, más gente pueda disfrutar de la estas tardes y noches de rumba.

Una vez terminada la reunión hemos llamado a Vanesa, a la que hacía muchos días que no veíamos. Queríamos ver a Alba, que estaba con ella, ya que además de irse a España mañana, cumplía años esta noche. Hemos ido a su casa y allí estaban las dos en el sofá, así que nos hemos puesto un poco al día de nuestras cosas. Un poco más tarde ha llegado Noemí, una recién llegada a la isla, y hemos aprovechado para ir a tomar algo al City of London. Poco más tarde se han unido Josito y Lidia, justo antes de que llegaran las doce de la noche y Alba cumpliera años, desde aquí la volvemos a felicitar, ya que sabemos que es fiel seguidora del blog. La idea era tomar una allí y luego irnos a Paceville a celebrarlo, pero el cansancio se apoderó de nosotros y al final nos hemos ido a casa, no sin antes cantarle el cumpleaños feliz gracias a un espontáneo que se nos ha unido.

Día 184: Un masaje para terminar la semana

Día 184: Un masaje para terminar la semana

Hoy lo primero que hemos hecho cuando nos hemos levantado ha sido coger el tupper del cous cous que nos sobró ayer e irnos a comer a la playa, así, sin pensárnoslo dos veces. Mirando por la ventana parecía que hacía calor, así que, por si acaso, nos hemos plantado el bañador, que nunca se sabe. Hemos ido a la playa que está al lado del Surfside y, aunque hacía buen día, el viente soplaba con bastante fuerza. Allí hemos comido muy a gusto, pero enseguida el viento ha empezado a hacerse un poco insoportable y hemos tenido que recoger todo y venirnos a casa.

Por la tarde íbamos a quedar con Vane y Alba, que ha venido otra vez a Malta para trabajar en la promoción de un evento durante unos días, pero al final su mañana de compras se ha alargado y nos hemos quedado viendo una película en casa. Ya casi de noche, he quedado con Pipi, el osteópata español al que todos recurrimos cuando nos duele algo. Desde hace un tiempo venía notando una fuerte tensión en la parte derecha de mi espalda, muy posiblemente agravada por las horas que nos pasamos con el ordenador cogiendo malas posturas. Esta semana el dolor se ha intensificado más y empezaba a ser un poco insoportable, así que decidí recurrir al gran Pipi. Me ha dado un masaje de hora y media trabajando toda la espalda y la zona de la cadera, que por lo que  me ha dicho, es el origen del descoloque que tengo. En algunos momentos ha sido un poco doloroso pero muy soportable, es lo que tocaba si quería solucionar el problema. La verdad es que después me he quedado como nuevo. Nunca me había dado un masaje de este tipo, pero creo que a partir de ahora lo haré de vez en cuando. Pipi es todo un profesional, os lo recomiendo en caso de que necesiteis ayuda de este tipo. Además es experto en masaje tailandés, reiki, acupuntura,…