Monthly Archives: marzo 2013

Día 171: El sol es para tomarlo con amigos

Día 171: El sol es para tomarlo con amigos

Grandioso ha sido el sol que resplandecía esta mañana en Malta, así que dispuestos a aprovechar el día, hemos decidido salir a comer fuera. Nos hemos lanzado a la calle con rumbo a la playa de Sliema para ver si nos poníamos un poco morenos. Pronto nos ha entrado el hambre, así que hemos ido al kiosko Dixies para comer algo. Este pequeño lugar se encuentra metido en el parque que se encuentra al lado de la playa en el que viven muchos gatos que incluso se dejan tocar.

Cuando hemos llegado nos hemos encontrado a Fátima y Montse con las que he estado hablando y con Mayte e Iñigo, con los que ha estado Dei. Estaban igual que nosotros aprovechando el día espléndido que nos había regalado este último domingo de Marzo. Nos hemos decidido por un bocata de pollo y uno de cerdo (4,50 euros). No eran nada del otro mundo, sobre todo el de cerdo que estaba muy seco, pero bueno con una Cisk (2 euros) entraba mejor. Fátima se pidió una pizza caprichosa (9 euros) que tenía muy buena pinta. Y como dice mi madre, si una cosa tiene buena pinta mejor sabrá, y así ha sido.

Playa Sliema

Playa Sliema

Sobre las cuadro, nos hemos movido a la playa que queda cerca del Surfside para encontrarnos con la family maltesa. Allí estaban María la portuguesa, Maria, Nuria y Toni con unos amigos aprovechando los rayos del sol. Aquí otra cervecita no podía faltar para disfrutar de las fantásticas vistas que podéis ver en la foto. Cuando el sol se ha ido de esa parte de la playa, hemos decidido volver a la parte en la estábamos al principio, donde hemos podido resguardarnos del viento al lado de unas rocas. Una vez más el sol nos ha abandoado y como ha empezado a hacer un poco de rasca, hemos decididos ir a casa a cambiarnos, ya que llevábamos pantalón corto y chanclas. Pero ya una vez en casa el sillón nos ha atrapado y nos hemos quedado viendo Argo, la película ganadora del Oscar de este año. Es muy recomendable verla, nos ha gustado a los dos.

Día 170: Fiesta Reggae en Mosta

Día 170: Fiesta Reggae en Mosta

Esta mañana hemos ido al taller a solucionar el problema que teníamos con el tapón del depósito de gasolina del coche. Como ya dijimos hace algunos días, perdimos las llaves para abrirlo y no podíamos echar gasolina. Hoy sábado, pensando que iba a estar cerrado, nos hemos arriesgado y hemos ido a nuestro taller de confianza. para nuestra sorpresa estaba abierto. Ya se sabe, con los horarios en Malta nunca se acierta. El mecánico ha tenido que forzar la tapa del depósito para abrirla, pero lo importante es que lo ha solucionado y ya podemos echar gasolina. Mientras compramos una tapa nueva lo ha cerrado con la tapa forzada, fijándola con un trapo para que no se moviera.

El arreglo nos ha venido muy bien, ya que hoy el Juuls organizaba una fiesta en Mosta, ciudad situada en el centro norte de la isla, a la que queríamos ir. Es la primera fiesta de reggae que había en meses, ya que el Juuls ha estado cerrado todo el invierno y vuelve a abrir sus puertas el 10 de Abril. La fiesta de hoy era un adelanto que tenía lugar en el restaurante Razzett l-ahmar. Como Lola y Elena viven en Mosta, han organizado una cena previa en su casa a eso de las ocho de la tarde, así que con nuestro rojito bien alimentado, nos hemos dispuesto a ir para allá. La verdad es que ha sido un alivio poder ir con él, ya que los autobuses a Mosta pasan por St Julian’s cada hora y a veces ni eso, con el coche sin embargo hemos tardado veinte minutos como mucho.

Cena en casa de Lola y Elena

Cena en casa de Lola y Elena

Cuando hemos llegado ya había algunos voluntarios, Laura incluída, que iba a ir más tarde que nosotros y, con lo tardones que somos, al final ha llegado antes. Allí hemos conocido a Ruth, una nueva voluntaria española, aunque su voluntariado no es del Servicio de Voluntariado Europeo. Poco más tarde han llegado Bea, Carmen y Alberto, que junto con nosotros formaban el equipo de los involuntarios. Una vez estábamos más o menos todos, hemos empezado a disfrutar de la cena que teníamos preparada, en su mayoría comida española. Lola y Elena habían preparado dos tortillas y un risotto, acompañado de queso y salchichón recién traído de España. Laura ha llevado otra tortilla y nosotros hemos llevado el lomo ibérico que nos trajo Rocío, la hermana de David, que teníamos reservado para una ocasión como ésta. La verdad es que, aunque estaba todo riquísimo, ha sobrado bastante comida. Cuando hemos terminado de cenar, nos hemos bebido una copita y hemos salido hacia la fiesta en dos viajes, ya que éramos 12 y sólo había dos coches.

Reggae Party

Juuls Reggae Party en Razzet l-ahmar

El sitio era bastante chulo, ya que tenía un patio muy bonito, con árboles, un mini río y un puente, que es donde sonaba la música. Para entrar en la fiesta había que pagar 5 euros sin consumición y dentro las bebidas costaban 2 euros, así que no estaba mal. El problema es que cuando hemos llegado el patio estaba a reventar y apenas se podía bailar. La música no me ha gustado especialmente, ya que para mi gusto, le faltaba un poco de continuidad y el sonido no era muy pa’ allá. Si sumamos eso y que el reggae no lo aguanto mucho más de una hora seguida, como mucho habremos aguantado dos horas en la fiesta. Cuando nos hemos cansado, David ha llevado a Lola y Elena a casa y ha venido a recogernos a Lucía, una amiga suya y a mí, que hemos partido hasta Balluta Bay.

Día 169: Merienda en St Thomas Bay

Día 169: Merienda en St Thomas Bay

Hoy nos hemos levantado con las caras sonrientes. Después del éxito de ayer en la fiesta no podía ser de otra manera. ¡Nuestra pequeña se ha hecho mayor! Unido al fantástico día que ha hecho hoy, qué más podíamos pedir. Todo sabía mejor, el té, las galletas, la ducha de por la mañana… Espero que se repitan más días como el de ayer en nuestra estancia en la isla y que podamos disfrutarlos con todos los parranderos.

Nuestro plan de hoy era ir a la despedida de Louisa y Linda, que trabajaban en un proyecto de medio ambiente mediante el servicio de voluntariado europeo. Después de un año en la isla, se terminaba su voluntariado y aunque no tienen demasiadas ganas de volver a casa, lo tienen que hacer. El plan era ir a St Tomas Bay que se encuentra en Marsaskala y hacer una pequeña merienda en la que cada uno teníamos que aportar algo. Nosotros íbamos a ir en coche pero como os comentamos, perdimos la llave del deposito de la gasolina y por lo tanto no podemos rellenarlo. En fin, lo que no nos pase a nosotros… Así que hemos tenido que ir a Valletta y allí coger el autobús 91 que va a esa preciosa ciudad que se encuentra en el sur de la isla. La duración del viaje desde Valletta es de unos 45 minutos.

Marsaskala

St Tomas Bay

Marsaskala es una pequeño pueblo de pescadores, menos turístico que Marsaslokk, pero tiene una playa y un paseo marítimo con unas vistas impresionantes del mar, la costa y los acantilados. Una vez hemos llegado a St Thomas Bay, nos hemos encontrado con algunos de los voluntarios que hemos ido conociendo a lo largo de nuestro viaje, Laura, Elena o Marco son algunos de ellos. Enseguida ha anochecido y la merienda-cena ha tenido lugar junto a unas rocas que nos resguardaban del viento bajo la luz de las velas. Todo sabe mejor en sitios así. El único inconveniente, es que al ir en autobús, dependíamos de los horarios de éste. Aquí los autobuses entre semana terminan entre las diez y media y las once y media, así que como no queríamos arriesgarnos a perderlo, a eso de las nueve y media, hemos cogido el 91 de regreso a Valletta, para luego coger allí otro hasta casa.

Día 168: Explosión

Día 168: Explosión

26 flores de colores. 120 fresas cultivadas en tierras Maltesas. La lista de la Kinky Blonde  caliente caliente, que quema. Todo preparado para celebrar la llegada de la primavera en The Parranda.

10 pm. Una mirada cómplice a la mesa de mezclas. Un presentimiento. Nerviosas, mis piernas se ponen en movimiento. Esta noche la liamos.

DESPUÉS…. Qué bien suena en esta isla del exilio. Los primeros abrazos de la noche. Aparecen las amigas que nunca pueden venir. Esta noche sí, porque esta noche se respira aire de primavera y se huele por todas las calles.

NO PUEDO VIVIR SIN TI…. Y van llegando las reinas de la Parranda. Con vestidos cortos y vaqueros ajustados. Y plantan sus banderas en medio de la pista mientras mueven esos culos españoles con una energía que multiplica el sonido por 100.

Y el presentimiento se va transformando en cuerpos, caras, miradas, pasos de baile, risas. Cada canción parece perfecta y en el baño de las tías ocurren los milagros, se comentan las jugadas, se comparten los clínex y se sienten las raíces.

QUIERO SABER… el ambiente se llena de baile, el espacio empieza a parecer pequeño. Más amigos, nuevos invitados. Mis caderas, mis brazos, mi cabeza, mis tetas se llenan de alegría y no pueden parar de bailar, de dar abrazos y reír a carcajadas.

The Parranda. La fiesta de la Primavera.

The Parranda. La fiesta de la Primavera.

YO QUE SOY TAN GUAPA Y TAN LISTA, la entrada de María Jiménez en la canción se celebra con cantos desgallitados y ondeos de manos. No se me ocurre algo más bonito que coincidir en la felicidad. Allá donde miro observo el buen rollo y el parrandeo. Joder! Todos los esfuerzos han merecido la pena, porque esto que está pasando es lo que soñábamos cuando decidimos empezar este proyecto.

LLOVERA Y O VERE…… Salta salta salta!!!   Ya ni siquiera puedo bailar. La sala está llena, petada como nunca. Los saltos hacen vibrar el suelo.  Las fresas deliciosas, el Jack Daniel´s me sabe a gloria, la Kinky tiene magia en las manos. Los tetes a modo felicidad total: el Dei riéndose mucho y bailando al ritmo de Pop, el David subido a la tarima con su gorro de flores…..ahora sí, pienso, ahora explotamos.

DAMELA YA!!!!!!  Siento como la electricidad me recorre desde los pies a la cabeza.  Mi cuerpo se retuerce de emoción, nos rozamos, nos restregamos, nos enlazamos, nos miramos… las ondas eléctricas se intensifican…. Sube sube subeeeeee…. Y exploto!

…. A veces se me olvida la capacidad que tenemos las personas para crear amor a través de la música. Esta noche me sentía unida a toda la gente que ha venido a la Parranda. Aunque no te conozca y nunca vaya a conocerte, esta noche te doy las gracias por haber conectado conmigo de ese modo. Gracias infinitas.

Carmen

Día 167: Rodando y montando

Día 167: Rodando y montando

Como ayer al final no pudimos ir a grabar a Bugibba, lo hemos hecho hoy. Allí hemos quedado con Bea, que hoy se ha convertido una vez más en la Kinky Blonde como protagonista del vídeo promocional de la Fiesta de la Primavera de The Parranda. Nos ha recibido en su casa ya convertida en Kinky con un atuendo muy primaveral, como la situación lo requería. Allí hemos grabado algunas escenas y enseguida hemos salido a la calle, para intentar reflejar lo mejor de la primavera.

Cartel de la Fiesta de la Primavera

Cartel de la Fiesta de la Primavera

El primer escenario que hemos elegido ha sido Kenedy Grove, que es una zona muy verde llena de árboles que se encuentra a la entrada de Bugibba. Aunque la isla en general es muy rocosa, en el norte se pueden encontrar muchas zonas verdes como ésta. Siempre que vamos a Cirkewwa para coger el ferry a Gozo observamos bonitos paisajes llenos de hierba y naturaleza desde el coche. De ahí hemos ido a grabar otra escena en una camión de fruta, ya sabéis que son muy típicos en la isla, aunque no suelen ser la opción más barata. Y por último, hemos tirado para la bahía, a nuestro bar favorito de Bugibba, el 23 Next Steps. De camino hemos grabado una escena de barrio en una casa que nos ha parecido muy bonita. Cuando hemos llegado al bar no estaba Jill, nuestra camarera favorita, pero estaba William, que es el dueño del bar. Allí nos hemos tomado una cerveza mientras grabábamos las últimas escenas del vídeo.

Una vez hemos terminado, Bea nos ha invitado a comer a su casa. Tenía varios platos cocinados que le habían sobrado de la cena del día anterior y estaba todo buenísimo. Hemos comido sopa castellana, sopa de alcachofas, kitsch de verduras, y ensalada, todo acompañado de una especie de pan maltés con aceitunas. De postre, para despertarnos un poco después del madrugón de hoy, un té acompañado de tarta de zanahoria. Ya os podéis imaginar lo rico que estaba todo, hemos descubierto que la polifacética Bea también es una gran cocinera.

Por la tarde hemos vuelto a casa y yo me he puesto a montar el vídeo, ya que íbamos un poco contrarreloj teniendo en cuenta que la fiesta es mañana. En esta ocasión, he intentado hacer una especie de videoclip con la canción “La primavera” de Delafé y las Flores azules y éste ha sido el resultado:

Día 167: Rodando y montando

Día 167: Rodando y montando

Como ayer al final no pudimos ir a grabar a Bugibba, lo hemos hecho hoy. Allí hemos quedado con Bea, que hoy se ha convertido una vez más en la Kinky Blonde como protagonista del vídeo promocional de la Fiesta de la Primavera de The Parranda. Nos ha recibido en su casa ya convertida en Kinky con un atuendo muy primaveral, como la situación lo requería. Allí hemos grabado algunas escenas y enseguida hemos salido a la calle, para intentar reflejar lo mejor de la primavera.

Cartel de la Fiesta de la Primavera

Cartel de la Fiesta de la Primavera

El primer escenario que hemos elegido ha sido Kenedy Grove, que es una zona muy verde llena de árboles que se encuentra a la entrada de Bugibba. Aunque la isla en general es muy rocosa, en el norte se pueden encontrar muchas zonas verdes como ésta. Siempre que vamos a Cirkewwa para coger el ferry a Gozo observamos bonitos paisajes llenos de hierba y naturaleza desde el coche. De ahí hemos ido a grabar otra escena en una camión de fruta, ya sabéis que son muy típicos en la isla, aunque no suelen ser la opción más barata. Y por último, hemos tirado para la bahía, a nuestro bar favorito de Bugibba, el 23 Next Steps. De camino hemos grabado una escena de barrio en una casa que nos ha parecido muy bonita. Cuando hemos llegado al bar no estaba Jill, nuestra camarera favorita, pero estaba William, que es el dueño del bar. Allí nos hemos tomado una cerveza mientras grabábamos las últimas escenas del vídeo.

Una vez hemos terminado, Bea nos ha invitado a comer a su casa. Tenía varios platos cocinados que le habían sobrado de la cena del día anterior y estaba todo buenísimo. Hemos comido sopa castellana, sopa de alcachofas, kitsch de verduras, y ensalada, todo acompañado de una especie de pan maltés con aceitunas. De postre, para despertarnos un poco después del madrugón de hoy, un té acompañado de tarta de zanahoria. Ya os podéis imaginar lo rico que estaba todo, hemos descubierto que la polifacética Bea también es una gran cocinera.

Por la tarde hemos vuelto a casa y yo me he puesto a montar el vídeo, ya que íbamos un poco contrarreloj teniendo en cuenta que la fiesta es mañana. En esta ocasión, he intentado hacer una especie de videoclip con la canción “La primavera” de Delafé y las Flores azules y éste ha sido el resultado:

Día 166: Derbi Malta – Italia

Día 166: Derbi Malta – Italia

Decididos a grabar el próximo vídeo de la fiesta, hoy nos hemos levantado pronto para ir a Buggiba, pero al final nuestros planes se han torcido y hemos tenido que posponerlo hasta mañana. En su lugar, hemos aprovechado para acercarnos a AM Language a formalizar nuestro acuerdo con ellos. Ayer fui yo solo y hoy ha venido Dei también para conocerla.

De vuelta a casa se nos ha ocurrido una magnifica idea. Como parece que el buen tiempo ha vuelto para quedarse, hemos decidido cocinar cous cous y luego llevarlo para comerlo en la playa o en el puerto de Sliema. Así que hemos llamado a Laura para ver si se apuntaba, que como ya está recuperada del esguince que tenía, ni se lo ha pensado. Sabemos que su madre es una fiel seguidora del blog, así que la mandamos un saludo muy grande y esperamos que nos deje un comentario. Como ves, Amalia, la cuidamos muy bien. Nos hemos encontrado en Sliema Ferries, casi llegando a Gzira y allí hemos estado comiendo nuestro cous cous al sol acompañándolo  de bigila con galletis (es un plato maltés a base de lentejas).

Allí nos ha surgido el plan para la tarde, ya que hoy se jugaba un importante partido para la clasificación del mundial, el derbi Malta – Italian. Aunque el partido estaba un poco desequilibrado, las entradas se terminaron hace días, ya que en Malta es difícil asistir a un partido de esta categoría. Ha sido la primera vez en ocho años en la isla en la que había reventa para un partido de fútbol. Entradas no íbamos a conseguir, pero en los aledaños del estadio se podía seguir el partido en una pantalla gigante, así que hemos ido a ver qué ambiente había.

Fan Area

Fan Area

Hemos decidido ir en autobús y la mejor forma de llegar desde St.Julians o Sliema es con el autobús 203 que te deja muy próximo. El Estadio Nacional de Ta’ Qali, situado en la villa del mismo nombre, es el estadio donde Malta disputa sus partidos locales. Allí hemos quedado con Marco, el voluntario italiano compañero de piso y proyecto de Laura y Cristina. También nos hemos encontrado con James, un maltés que ya es habitual en The Parranda. La zona estaba llena de puestos de comida y bebida, así que hemos comprado hamburguesas, perritos y cervezas para disfrutar del partido. En la primera parte, hemos visto como Malta desperdiciaba un penalti y como ponía en aprietos a Italia. En la segunda parte hemos decidido intentar entrar en el estadio con el valiente Marco, pero nos ha sido imposible, aunque hemos estado a punto de entrar por la zona vip, pero al final uno de seguridad nos ha pillado y hemos tenido que volver a la pantalla gigante para ver terminar el partido. Cuando ha terminado, ha sido una locura total para salir, ya sabéis, cosas de la organización maltesa. Además no había autobuses, ya que era tarde, pero gracias a un amigo de James hemos podido volver a casa.

Día 165: Poniéndonos al día

Día 165: Poniéndonos al día

Después de tener una semana tan movidita, hoy lunes, tocaba ponerse al día con el blog y el correo. Últimamente llevamos bastante retraso con el blog pero es que tenemos un sólo ordenador para los dos y eso hace que todo sea más lento. El mío murió hace un par de semanas y ahora me lo está arreglando David Arce, que es un chico español muy majo que vive en Malta y se dedica a ello. Ya debe haber arreglado los ordenadores de la mitad de los españoles que estamos en la isla porque siempre está muy solicitado. Si queréis contactar con él, podéis hacerlo a través del grupo de Facebook Españoles en Malta.

AM Language

AM Language

También hemos movido colaboraciones con otras dos escuelas de inglés, ya que teníamos alumnos interesados en ellas. Aunque nosotros siempre recomendamos las que consideramos que son mejores en relación calidad-precio. Siempre que hay algún alumno que quiere otra escuela diferente, intentamos también llegar a un acuerdo con la escuela para conseguirle algún descuento. Hoy hemos intercambiado mails con Sprachcaffe y además David ha ido a hablar con la gente de AM Languages, una escuela que está situada muy cerca de Sliema Ferries y que, la verdad, nos ha dado bastante buena impresión.

Por la tarde hemos aprovechado para ir al gimnasio, que es una muy buena forma de empezar la semana. Hace que te sientas bastante bien después de haber tenido un finde de excesos. Al salir hemos ido a visitar a Vane y Ana, que últimamente las tenemos muy abandonadas y también teníamos que ponernos al día con ellas. Nos ha hecho gracia que parecía que habían pintado un cuadro vanguardista en la pared. Aquí es muy típico que durante el invierno aparezcan manchas de humedad en las paredes, sobre todo en algunas casas. Una solución puede ser ventilar con frecuencia toda la casa, aunque a veces ni con esas. En la nuestra hay algunas en la habitación, pero el casero nos ha dicho que cuando llegue el calor nos la vuelve a pintar. Por lo visto aquí pintan las casas todos los años por este tema.

Día 164: Más consejos

Día 164: Más consejos

Si leísteis la entrada de ayer, os imaginareis que hoy no teníamos cuerpo para nada. Ha sido un típico día casero, por lo que no os podemos contar nuevas hazañas o fechorías, según quien lo mire. Así que hoy vamos a aprovechar para lanzaros un par de consejos respondiendo a las preguntas que más nos hacéis.

Ticket bus Malta con descuento ID

Ticket bus Malta con descuento ID

Sobre la electricidad. Los enchufes son ingleses y por lo tanto tienen tres ranuras. Vais a necesitar adaptador y no estaría mal que metierais un par de regletas en la mochila. Para ahorraros los adaptadores, existe un truco. Una de las tres ranuras (la superior) es simplemente de seguridad. Si metéis un cuchillo, llave o, para más seguridad, un tapón de boli bic en la ranura de seguridad, se abren las dos ranuras de abajo y podéis enchufar directamente los enchufes europeos. Así de simple. También, aquí podéis comprar unos adaptadores de plástico que lo único que hacen es abrir las ranuras y cuestan unos 50 céntimos.

Cuando lleguéis al aeropuerto, tenéis varías opciones para desplazaros a vuestro destino. Si vais a St. Julian´s, Sliema o Gzira (las zonas donde vivimos la mayoría) tenéis el autobús X2, que os lleva directos. Si veis que tarda mucho o queréis dar menos vuelta, os recomiendo que cojáis el X3, X5 o X7 que van a Valletta, para luego allí ya coger el 12 o 13 que pasan con mucha más frecuencia. El precio del trayecto es de 2,20€, pero puedes coger un ticket que puedes utilizar durante todo el día por 2,60€ o toda la semana por 12€. Estos billetes sirven para toda la isla, pero no valen para Gozo, aunque la empresa de autobuses sea la misma. Los ticket se compran en el mismo autobús o en unas máquinas que están situadas al lado de algunas paradas. Si decidís ir en taxi, no paguéis más de 15 euros, en este transporte el precio se negocia antes del trayecto. También existen unas vans rojas que te llevan a la dirección que les des. Una de las empresas se llama Terranova y podéis contratar el servicio en el aeropuerto de Madrid por 8 euros.

Día 163: Jamming Fest

Día 163: Jamming Fest

Cuando estuvimos en Kalkara el martes nos contaron que este fin de semana había un festival organizado por la gente de Why Not? que consistía en una Jam Session, con acampada incluída, durante todo el fin de semana en un bosque muy cerca de Armier Bay, al norte de la isla. Al principio pensamos en pasar el fin de semana entero, pero finalmente decidimos ir a pasar sólo el sábado. A eso de las 12 habíamos quedado en casa con Laura, Cristina, Lola, Elena y David, el Lozano Cano, que era el venía conduciendo el coche naranja. Nosotros en nuestro Rojito, les hemos guiado hasta el Lidl de San Gwan, donde teníamos que hacer la primera parada para hacer la compra.

Jaming Fest

Jamming Fest

Allí hemos comprado sobre todo bebidas y también pan y embutidos para hacer los bocadillos de la cena, ya que para comer teníamos dos tortillas, entre ellas la mía que conseguimos rescatar ayer, y una ensalada de pasta. Una vez que hemos comprado todo, hemos vuelto a pasar por casa para coger un cubo que nos iba a hacer de nevera para enfriar las cervezas. De ahí hemos partido hacia Armier Bay, haciendo una parada en la gasolinera más cercana, ya que al coche naranja le urgía un poco de alimento. Nosotros también queríamos aprovechar para echarle algo al Rojito, pero en ese momento nos hemos dado cuenta de que hemos perdido la llave del depósito. Nos hemos preocupado ya que no sabíamos si tendrías gasolina suficiente para llegar al festival y luego volver a casa, pero hemos decidir correr el riesgo y tirar pa’ lante.

Entre unas cosas y otras no hemos llegado hasta el festival hasta las dos y media, del mediodía. Allí ya estaba sonando la música que era el motivo principal de este encuentro. Como era la hora perfecta para comer, hemos tirado una manta en una parte del bosque con vistas al mar y hemos dejado todos los bártulos alrededor. Lo primero que hemos hecho ha sido disfrutar del sol que teníamos en ese lugar privilegiado mientras nos tomábamos unas cervezas y enseguida hemos sacado las tortillas y la ensalada y hemos empezado a comer. Después de comer, hemos seguido disfrutando del sol, hasta que ha empezado a atardecer, momento en el que nos hemos situado en una roca al borde del acantilado y Bea y Carmen han empezado a deleitarnos con su guitarra y sus canciones.

Después hemos disfrutado de actuaciones de música y también de danza, como el espectáculo de danza del vientre que han protagonizado dos chicas perfectamente vestidas para la ocasión. También algunos nos hemos atrevido a darle un poco a los djembes y timbas que había por allí para ser tocados por quien tuviera ganas de echarle ritmo al asunto. Ya bien entrada la noche, hemos hecho una candela para calentarnos un poco mientras cenábamos los bocadillos y de paso marcar un poco más nuestro punto de encuentro. Por allí hemos seguido deambulando hasta las 4 de la mañana, con visita a Melieha incluída para comprar más cervezas, que después de todo el día nos habíamos quedado sin existencias. A esa hora hemos vuelto, divididos entre el coche naranja y una van que ha ido a recogernos hasta allí. David se había ido horas antes en el Mini, que por cierto, ha conseguido llegar a casa sin quedarse sin gasolina por el camino.