Monthly Archives: febrero 2013

Día 143: Las pescaderías de Gzira

Día 143: Las pescaderías de Gzira

Esta mañana he vuelto a quedar con Borja para acompañarle a terminar de formalizar la matrícula del curso de inglés que va a hacer en la escuela ESE. Ha venido con sus dos pequeños Borja y Carmen, que son graciosísimos y un poco traviesos. Cuando hemos terminado, como habían venido en coche, me han acercado hasta casa y aquí me he encontrado con David. Como teníamos la nevera vacía y no queremos hacer la compra hasta que volvamos de nuestro viaje de Londres, hemos decidido darnos un capricho e ir a la pescadería.

Pescadería Azzopardi

Pescadería Azzopardi

Hemos intentado ir a la pescadería Rita, que está en Gzira, pero cuando hemos llegado a las 12:45 ya había cerrado. Al llegar nos hemos dado cuenta de que cierran a las 12:·30 de Lunes a Viernes y a las 13:00 los sábados, así que si algún día queréis comer pescado fresco más vale que no lo dejéis para última hora. Como estaba cerrada, hemos decidido probar suerte en la pescadería Azzopardi, que también está situada en Gzira, más cerca de la Piscina Nacional. Ésta sí que estaba abierta y, aunque es un poco más cara que Rita, podéis ver en la foto la buena pinta que tiene todo. Nosotros hemos comprado dos Awrata, que es un pescado local, por unos 8 euros. Como ya hemos dicho varias veces, el pescado en Malta es bastante caro. Este en concreto está buenísimo, así que de vez en cuando merece la pena darse un capricho. Nosotros lo hemos cocinado al horno con patatas, cebolla, aceite, limón y algunas especias. Ha quedado riquísimo.

Por la tarde hemos ido al gimnasio para no perder la rutina, que esta semana estamos en racha. Como hemos ido con tiempo, después hemos podido pasar un rato en el spa, que no nos ha venido nada mal para relajarnos un poco antes de ir a la Parranda. Hoy, como no había que preparar nada, hemos llegado al Prestige a las diez, después de encontrarnos con María y Lío, los portugueses, y de comprar una porción de pizza (1,30€) y unos macarrones (2,50€) en una pequeña tienda de Paceville. Esta noche la Parranda estaba dedicada al Día de Andalucía, así que como era de espera, han caído unas sevillanas y se ha llenado de andaluces y parranderos con ganas de celebrarlo.

Día 142: El Mini pasa por el taller

Día 142: El Mini pasa por el taller

Desde que compramos el coche, nos dimos cuenta de que el radiador tenía una fuga que hacía que perdiera agua y esto provocaba que el motor se calentara en exceso. La solución temporal por la que optamos fue cargar con botellas y garrafas de agua y rellenar el tanque de agua en cada trayecto que hacíamos.  El problema se ha ido agravando y cada vez la fuga se ha ido haciendo mayor, por lo que últimamente teníamos que parar en mitad del trayecto para reponer agua, así que por fin decidimos llevarlo a arreglar. El otro día Mikel, al que conocimos en nuestra primera semana en la isla durante una protesta contra Rajoy, nos recomendó un taller bastante económico, al que él también había llevado su mini para arreglarle algunas cosillas.

Taller Charlie's

Taller Charlie’s

El taller en cuestión está en Gzira, en la calle Triq Sir Frederick C. Ponsonby y se llama Charlie’s. El mecánico es un hombre maltés bastante majo, aunque es de pocas palabras, creemos que porque no domina demasiado el inglés. Ayer le dejamos el coche y hoy hemos llamado para ver si nos lo había podido arreglar e ir a recogerlo. Cuando hemos llamado a eso de las tres de la tarde, nos han dicho que sí, que ya estaba arreglado y que podíamos pasar a recogerlo, así que a las cinco, después de comer, hemos pasado a por él. El arreglo nos ha costado 60 euros y no nos ha parecido nada caro, ya que pensábamos que la broma nos iba a salir por más.

Por fin podemos decir que el coche funciona perfectamente, ahora sólo le hace falta una limpieza completa. Justo al lado del taller hemos encontrado un garaje donde los limpian por 10 euros por dentro y por fuera, así que la semana que viene lo llevaremos, que falta le hace. Así lo tendremos listo para cuando vengan Rocío (la hermana de David), Laura, Barbara y Javi, que vendrán a vernos el sábado 9 de Marzo y se quedarán unos días en la isla.

Día 141: Teletransporte

Día 141: Teletransporte

Como ya dijimos ayer, anoche nos tuvimos que quedar en Bugibba a dormir, ya que perdimos el último autobús, que pasaba a las 22:50. Pero después de ver el desayuno que Carmen nos tenía preparado esta mañana, fue una gran idea haber decidido quedarnos allí a dormir, ojalá perdamos más autobuses. Así que, con el estomago lleno y las pilas cargadas, nos hemos venido a casa a eso de las once de la mañana, que habíamos quedado con Mikel para llevar el coche al taller. Finalmente Mikel no ha podido venir, pero hemos conseguido encontrar el taller y hemos dejado el coche allí. Mañana tenemos que llamar sobre las tres para saber si nos lo pueden arreglar o no. Crucemos los dedos.

Spinola Bay

Día soleado en Spinola Bay

Deprisa y corriendo, nos hemos ido a Paceville ya que teníamos una nueva reunión en Footloose. Allí nos hemos encontrado con Carmen y hemos avanzado en una idea que no podemos hacer pública aún, pero en cuanto terminemos de concretarla os lo haremos saber. Después de la reunión y con el socecillo que hacía, nos hemos ido el trío lalala y Lucía, una gallega encantadora que trabaja en el Footloose, a Spinola Bay a tomar una cerveza en una de sus terrazas. Como la mayoría estaban cerradas y hacía un día espléndido, hemos comprado un par de latas de cerveza en un pequeño bar y nos las hemos tomado al lado del mar. Como podéis ver, las vistas que teníamos eran impresionantes, así las cervezas saben mucho mejor.

Ya por la noche, después de salir del gimnasio, había un acontecimiento importante también aquí en Malta, ya que el Barça-Real Madrid lo es alrededor de todo el planeta. Cómo no, nosotros nos unimos a la quedada para ver el partido en el Surfside, que estaba repleto de españoles. Durante el partido, nos enteramos de que era el cumple de Carlos, otro gallego que, aunque no lleva mucho en la isla, nos dejará próximamente. Después del partido hemos ido al Footloose a celebrarlo, que además Lucía le tenía preparada una pequeña sorpresa en forma de champán. En días como hoy, no estaría mal que existiera el teletransporte, que aunque la isla sea pequeña, uno termina agotado de estar todo el día de un sitio para otro.

Día 140: La Lulu se nos va

Día 140: La Lulu se nos va

Si hay algo que no me gusta de Malta son las continuas despedidas. La mayoría de la gente que viene a Malta se toma esta aventura como algo muy temporal y en ocasiones no pasa de los dos meses, como es el caso de Lourdes, la Lulu, como a ella le gusta que le llamen. Esta malagueña salerosa vino a mediados de Enero, aunque no fue hasta hace unas tres semanas cuando empezamos a coincidir mucho con ella, justo cuando, casualidades de Malta, nos enteramos de que era la compañera de piso de nuestra Kinky. Y sólo ha necesitado tres semanas para hacerse un huequito en nuestro corazón, con su particular risa y su alegría constante.

Foto para la posteridad

Foto para la posteridad

Pues bien, esta noche teníamos su despedida en la casa que comparte con Bea en Bugibba, así que a las seis y media hemos salido de casa para comprar unas cervezas y coger el autobús. Y poco más tarde de las siete ya estábamos allí, en su bonita y acogedora casa con vistas al mar. Allí hemos tomado unas cervezas mientras terminábamos de preparar la cena. Lourdes ha preparado una ensalada de lombarda con lechuga y aguacate, yo un hummus y Bea una tortilla de patata. Tendremos que estar dos semanas sin comer tortilla de patata que, aunque nos encanta, entre unas cosas y otras, llevamos cuatro días seguidos comiéndola. Mientras terminábamos de preparar todo han llegado Carmen y Vane, a la que conocíamos de la Parranda, cómo no. La cena ha trascurrido recordando anécdotas de Malta e imaginando la nueva vida que les espera a la malagueña y su perrita Linda en Holanda. De postre, plátano con bifidus y cachimba de uva.

Después de cenar, Vane se ha ido a coger el autobús y nosotros hemos decidido quedarnos un poco más, aunque finalmente perdíamos el autobús y hemos decidido quedarnos a dormir en casa de Carmen. Así que allí hemos seguido un rato más disfrutando de las canciones de Carmen y Bea con la guitarra, que sacaban la parte más sensible de Lourdes. Para acabar con alegría, se han marcado estas míticas sevillanas. Y es que es cierto: “Algo se muere en alma cuando un amigo se va”.

Día 139: Testigos de un robo

Día 139: Testigos de un robo
Maisonette

Nuestra maisonette favorita

Como hoy parecía que hacía muy buen día, hemos decidido irnos a comer a alguno de los kioskos que hay en el paseo marítimo de Sliema. Nos hemos emocionado al ver el sol entrar tan radiante por la ventana pero la realidad era bien distinta. Hacía muchísimo viento y la sensación térmica de frío era mucho mayor, así que hemos tenido que abandonar nuestro plan inicial y, ya que hemos pasado cerca del Surfside, nos hemos parado a comer allí. Este restaurante está al lado del mar y tiene temática futbolera, así que te puedes comer un Vicente del Bosque, un Casillas o un Messi. Nosotros nos hemos decidido por un Marco Van Basten, que viene a ser una hamburguesa con bacon y queso acompañada de patatas. Lo bueno del lugar es  que en verano abren una terraza con cachimbas y chill out a pie de playa, que según nos cuentan merece mucho la pena. De camino a casa, hemos pasado al lado de esta preciosa maisonette,que es nuestra favorita de la isla.

Casi ya llegando, nos ha pasado una de las cosas más surrealistas desde que llegamos a la isla. Subiendo la cuesta a nuestra casa,  hemos visto a un individuo metido en un coche. Hasta ese momento nada fuera de lo normal, pero nos hemos dado cuenta de que estaba en los asientos de atrás con un destornillador de gran tamaño intentando robar el radiocasete. Además nos hemos fijado y la ventanilla de atrás estaba rota. Al mismo tiempo, una pareja con dos niños vio lo mismo y nos hemos quedado mirándonos sorprendidos. Después hemos sacado el móvil para llamar a la policía, pero el individuo estaba saliendo del coche y se ha quedado mirándonos, así que hemos decidido caminar rápido hacía nuestra casa, donde hemos refugiado a la pareja y a los niños y por fin hemos podido llamar a la policía. La respuesta de la policía  ha sido: “Lo siento no podemos hacer nada”. Para que veáis como funciona la policía en Malta, sólo deciros que tenemos una comisaría de policía a cinco minutos andando y a menos de un minuto en coche. Cosas de la isla.

Después del susto, hemos estado tranquilos en casa hasta que nos han llamado Lio y Maria, que por fin ha vuelto a la isla.  Nos querían presentar a dos valencianos que nos habían contactado hacía tiempo por el blog y con los que casualmente tenían una amiga en común. Así es como hemos conocido a Pilar y a Ricardo. Éste último es el que se queda a vivir, ya que su hermana Pilar ha venido a ayudarle en esos primeros días. Hemos ido al City of London todos juntos y allí hemos estado charlando y tomando algo.

Día 138: El día del jamón

Día 138: El día del jamón

Hoy nos hemos ido a comer con Carmen a Bugibba. Esta vez hemos tenido que ir en autobús ya que nuestro coche pierde agua y no queremos moverlo mucho hasta que no pase por el mecánico. Aprovechando el buen día que ha hecho, hemos tendido una alfombra en su balcón y nos hemos colocado allí como hemos podido para comer. Carmen ha preparado quinoa con verduras y una ensalada y nosotros hemos hecho una empanada de bacon con dátiles. Para beber hemos llevado una botella de vino rosado espumoso recién comprada en el Towers. Después de esta gran comida, hemos estado bastante tiempo de sobremesa en el balcón, aunque en cuanto se ha ido el sol nos hemos tenido que meter dentro.

Después ha venido Bea, la Kinky Blonde, y hemos estado hablando de nuevas ideas para la Parranda. La idea era ir todos juntos al Día del Jamón, pero Bea y Carmen estaban caseras hoy, así que hemos ido David y yo solos. El Día del Jamón era un evento organizado por la gente de Made in Spain, que son españoles que se encargan de importar  productos ibéricos a Malta.

Españoles en Malta apoyando el 23F

Españoles en Malta apoyando el 23F

Pasadas las ocho y media, llegábamos al Lady Di’s Bar, el pequeño bar de Sliema donde tenía lugar el evento. Se supone que era una degustación de jamón, pero yo ni siquiera he probado un trozo ya que había demasiada gente y no había previsiones de comida para todos. Lo que sí he probado ha sido la tortilla, exactamente dos trozos, ha sido todo un logro ya que las bandejas no duraban llenas ni un minuto, todos nos abalanzábamos como si no hubiera un mañana. También hemos aprovechado la ocasión para hacernos todos la foto que veis, con la pancarta que se ha currado la Lulu, en apoyo a las manifestaciones del 23F que tenían lugar hoy en España. Aunque estamos lejos, tenemos siempre en mente la penosa situación de nuestro país.

En el Lady Di’s Bar hemos coincidimos con muchos amigos y también hemos conocido a otra gente, como Clara y Joselu, una pareja recién llegada que también había contactado con nosotros antes de venir a Malta. Clara es enfermera y en apenas cuatro días que lleva en la isla, ya ha encontrado trabajo en una clínica. Eso se llama empezar con buen pie. Con ellos, con Vanesa y con el estómago vacío hemos decidido ir a cenar y a salir un poco por Paceville a eso de las doce. Como éramos cinco, hemos cogido una van, que nos ha llevado por dos euros.

Una vez hemos llegado a Paceville, hemos cogido una porción de pizza por 1,30€ y la verdad es que estaba riquísima. Después hemos ido a tomar algo al Soho, uno de los club más bonitos de Paceville y al final, muy a mi pesar, hemos acabado en el Native. Hoy estaba especialmente abarrotado de gente y era imposible estar a gusto, así que después de aguantar unas dos horas, hemos decidido cambiarnos al Footloose, aunque ya prácticamente estaban cerrando. Una vez ha cerrado, hemos estado cantando nuestro propio repertorio en la puerta, mientras esperábamos a Lucía. Como no salía, hemos decidido irnos a casa, no sin antes comer una hamburguesa de un euro, en la hamburguesería que está justo enfrente. La verdad es que están muy buenas y por ese precio merece la pena irse a dormir con el estómago lleno.

Día 137: Cena soriana

Día 137: Cena soriana

Otro jueves más terminamos agotados pero muy ilusionados con la fiesta que organizamos. Eso sí, nos deja tan rendidos que sabemos que no vamos a aprovechar ni la mañana ni parte de la tarde del día siguiente, y es una lástima, ya que está haciendo un tiempo muy bueno. Aunque la mañana no la hemos aprovechado, por la noche sí teníamos un plan que nos apetecía mucho. No sé si recordáis que hace unos días conocimos a Leticia, una soriana que ha venido a la isla a vivir. Antes de venir, mientras nos escribíamos correos informándole sobre Malta, prometió invitarnos a una rica tortilla de patatas con chorizo. Hoy quería cumplir su promesa, así que hemos quedado con ella alrededor de las siete, para degustar sus manjares.

Chorizo

Chorizo de Soria

Como siempre hemos llegado tarde, aunque este vez hemos avisado, pero a las ocho ya estábamos en su nueva casa en Gzira. Ya hemos comentado varias veces, que las mejores zonas para vivir son St. Jullians o Sliema, pero Gzira es una buena opción que no queda muy lejos de las dos anteriores y además es más económica. Con la mejor de sus sonrisas, Leticia nos ha recibido  en su casa y nosha presentado a sus compañeros de piso, un húngaro y un estadounidense. Sin duda es una buena opción para aprender inglés, ya que al final relacionándote con gente de fuera es como más aprendes.

El menú ha consistido en la deliciosa tortilla de patata con chorizo soriano prometida, jamón serrano, pollo con quinoa y una ensalada al estilo maltés, todo ello acompañado de sangría para beber. Ya sabéis, para los que venís nuevos a la isla, nunca está de más traeros productos de la tierra, es una buena forma de combatir la morriña. La noche ha transcurrido con buena música y una buena charla en inglés, un gran plan para este viernes noche. ¡Muchas gracias, Leticia!

Día 136: El regateo en Malta

Día 136: El regateo en Malta

Después de comer he recibido la llamada de Bea (la Kinky Blonde) diciéndome que estaba por Sliema Ferries y que si iba con ella a acompañarle a comprar unos cascos para pinchar. Me he duchado corriendo y he ido en su búsqueda. De camino he pasado por una tienda y he visto unos cascos en el escaparate, así que no me lo he pensado dos veces y he entrado a preguntar el precio. Cuando me he encontrado con Bea, la pobre estaba un poco perdida y bastante harta de buscar, así que le he propuesto mi opción, ya que eran bastante baratos. Allí nos hemos vuelto a plantar en la tienda y Bea, ni corta ni perezosa, le ha preguntado al hombre que si no tendría algún descuento. Sorprendentemente él le ha dicho que sí, que se los dejaba en 35€ (costaban 39€), así que hoy he vuelto a aprender algo más de Malta, el regateo es posible incluso en las tiendas de electrónica.

Después nos hemos sentando en el Café Cuba a tomar una Coca-Cola y relajarnos un poco. Allí nos ha atendido Estela, una española habitual de la Parranda que trabaja allí. También nos hemos encontrado con Cristian, que se ha sentado justo en la mesa de al lado con una amiga. En Malta es raro dar un paseo o sentarte a tomar algo y no encontrarte con nadie, sobre todo en la zona de St Julian’s y Sliema.

The Parranda ; ¡A tope!

The Parranda: ¡A tope!

Ya por la noche, después de haber pasado por casa a descansar, hemos partido hacia el Prestige, donde antes de la Parranda teníamos una pequeña reunión con Carmen y Martin. De camino, ya en Paceville, hemos hecho una parada en una hamburguesería donde venden las hamburguesas a un euro y están muy buenas, que no nos ha dado tiempo a cenar en casa. Una vez en el Prestige, hemos hablado algunos temas pendientes, aunque enseguida ha empezado a llegar la gente y ha empezado la fiesta. No hace falta que diga que una vez más lo hemos vuelto a pasar genial. Han venido muchas caras nuevas, entre ellas Diana, con la que tengo amigas en común en Madrid, lleva en Malta desde Septiembre y aún no me había encontrado con ella. Me ha hecho mucha ilusión que viniera.

Día 135: La vuelta de Triki

Día 135: La vuelta de Triki
Places

Places

Hoy nos habían invitado a ver por la mañana un club recién inaugurado por la zona de Paceville que se llama “Places”. Ya habíamos estado este fin de semana, ya que un amigo organizó una fiesta allí. Dei se quedó haciendo cosas por casa, así que me tocó ir solo. Allí me encontré con TJ, uno de los manager del club. Estuvimos hablando de su proyecto y las expectativas que tenían, todas ellas muy interesantes, ya que este lugar hace unos años fue un sitio de referencia en la noche maltesa y quieren devolverlo al lugar que le pertenece. Además la cosa no se queda ahí, ya que varios empresarios van a intentar rehabilitar toda la zona con nuevos proyectos. Este viernes por ejemplo se inaugura el “Monalizza”, un club de ambiente que ya existe en Valletta, pero que tendrá también otra sale en Paceville, justo enfrente del “Places”. El Places, aunque se abrió la semana, empieza con la promoción esta semana con una nueva fiesta. Es el primero de los muchos que se van a abrir por allí en los próximos meses.

Ya de vuelta a casa, teníamos el reencuentro con Carmen, nuestra triki de la isla, que estaba de vuelta después de dos semanas por tierras albacetenses. El apodo de Triki lo sacamos de una de sus frases favoritas y es que dice que en Malta todo el mundo “está más loco que Triki”. Estuvimos hablando de su paso por la tierra de los cuchillos y su primera experiencia con un concierto para su gente, ya que la primera vez actuó en directo fue aquí en Malta. Luego ya como siempre empezamos a hablar un poco de nuestra gran ilusión de la isla, que como todos sabéis se llama The Parranda, la cual la organizamos con Carmen y con Martin. También hablamos de nuevos proyectos e ilusiones,  en una conversación en la que ya se nos unió Ana, una enfermera alicantina que lleva dos años por la isla.

Así pasamos la tarde la mar de a gusto, hasta nos dio tiempo de ver un poco la derrota del F.C. Barcelona en la televisión italiana, ya que en Malta, se pueden ver de forma gratuita unos tres canales malteses y todas las televisiones italianas que emiten en abierto.

Día 134: Se acercan las elecciones

Día 134: Se acercan las elecciones

Hoy era el día de Vito. Este malagueño, profesor de inglés, vino a Malta a buscar nuevas metas e ilusiones más o menos en las mismas fechas que llegamos nosotros, allá en Octubre. Al igual que ayer decíamos que la isla era un pañuelo, también tenemos que decir que no habíamos coincidido con él hasta el otro día cuando estuvimos con el en el Native. Vito, trabaja como monitor en EF, una de las mayores escuelas de inglés de la isla. Es un seguidor confeso del blog, así que decidimos aceptar su invitación para conocer la escuela y poder llegar a un acuerdo para colaborar con ellos. Fue una charla diferente a las que habíamos tenido hasta ahora con las escuelas, así que ya os iremos informando si llegamos a un acuerdo para colaborar con ellos.

Más tarde, hemos quedado con Borja, no sé si recordáis que es el padre de una familia con dos niños que vino recientemente a la isla. Nos fuimos a tomar un café al Burguer King de Paceville donde nos contó un poco las inquietudes sobre la escolarización de los niños y su charla con el embajador en Malta. Dejamos ese tema para cuando vayamos nosotros personalmente a conocerle, esperamos que próximamente

Spinola Bay

Spinola Bay

Ya a última hora, hemos quedado con Martin y ,como el lugar donde teníamos previsto vernos estaba cerrado, hemos caído en un bar que esta justo debajo de la sede del Partido Laborista en Spinola Bay. Martin nos ha contado que ese será el lugar en el que se celebrará la victoria del partido, en caso de que gane las próximas elecciones que se celebrarán el próximo 10 de Marzo. Según los sondeos el partido Laborista (más socialdemocráta ) se impondrá al partido Nacionalista (más a la derecha) que actualmente se encuentra en el poder. Esto significaría un cambio importante en el país, ya que los nacionalistas llevan gobernando 25 años seguidos. Según palabras de los malteses, aquí se celebran las victorias electorales más que si ganaran el mundial de fútbol, así que como no nos queremos meter en política y menos en un país del que nos falta mucho por aprender, nos uniremos a la celebración gane quien gane.