Monthly Archives: enero 2013

Día 115: Rodaje, historias de carretera y Parranda

Día 115: Rodaje, historias de carretera y Parranda

Esta mañana a las doce, teníamos una cita en el LOVE para grabar un nuevo vídeo de promoción para The Parranda, ¿qué estaremos tramando de nuevo? A esa hora llegábamos David y yo y nos encontrábamos con Carmen y Bea. Después de ultimar los preparativos, al poco rato, llegaba Ana Paredes que también venía a ayudarnos. Una vez más hemos salido a la calle para preparar un vídeo muy especial.

Hemos estado todo el día grabando en distintas localizaciones de Malta, sobre todo entre St Julian’s y Valletta, con mucha gente que ha querido colaborar con nosotros, y hemos conseguido mucho material para hacer un gran vídeo. Ha sido bastante agotador, aunque a la vez nos lo hemos pasado muy bien. Después de unas cinco horas rodando, nos hemos retirado a casa, que había que reservar fuerzas para la Parranda de esta noche. Como teníamos el coche, nos hemos ofrecido para llevar a Carmen y Bea a Buggiba.

Foto de grupo borrosa

Foto de grupo borrosa

El trayecto ha sido un poco surrealista, ya que después de todo el día, el coche estaba bastante calentito y nos ha vuelto a hacer una de las suyas. Al poco tiempo de comprarlo, nos dimos cuenta de que perdía agua, por lo que siempre tenemos que ir con una garrafa para rellenarlo en cada trayecto. Hoy debe ser que aunque lo hemos rellenado, no le hemos dejado descansar lo suficiente, porque a medio camino de Buggiba, hemos notado que le indicador de temperatura estaba por las nubes y hemos tenido que parar en mitad de la carretera. Después de abrir el capó y que empezara a salir humo, le hemos dejado descansar un poco y lo hemos rellenado con la poca agua que nos quedaba. Cuando se ha recuperado un poco hemos ido hasta el hotel más cercano para rellenar la garrafa y ya con eso hemos podido tirar hasta Buggiba. La vuelta a casa ha transcurrido sin problemas.

Ya en casa, apenas nos ha dado tiempo a merendar algo, porque enseguida habíamos quedado con Alberto hasta el amanecer, el dj de esta noche, que tenía que hacerse con los mandos. También ha venido Ángel, el dj de la semana pasada, para echarle un cable. A las diez ya estaba todo listo para irnos The Parranda una vez más. Hoy el Prestige estaba hasta arriba, bastante más lleno que otros días y no hace falta decir que lo hemos pasado genial.

Día 114: Recorriendo Paceville

Día 114: Recorriendo Paceville

Hoy nos hemos levantado más pronto de lo habitual, con mucha energía y ganas de hacer muchas cosas, así que hemos desayunando y hemos ido al gimnasio, que lo teníamos muy abandonado. Estamos hablando del gimnasio del Meridien. Después de hacer un poco de ejercicio, hemos estado un rato en el spa , que está muy bien para relajarse, yo hasta me quedé dormido un día en las hamacas que hay al lado de la piscina. Es una buena forma de empezar el día, que hace que te sientas mucho mejor. Después de soltar la adrenalina uno siempre se siente más activo.

Paceville

Paceville

Así que hemos comido y Dei ha retomado las clases de inglés del ministerio en Hanrum. Yo me he quedado haciendo cosas en casa con la previsión de ir a ver luego el clásico con unos amigos. Pero al final he decidido irme a dar una vuelta por Paceville y así poner los carteles de The Parranda que teníamos por casa. También salí por recoger un disco duro en el City of London pero se me olvido que es mañana cuando quede. ¡Vaya cabeza la mía!. Cómo cambia Paceville cuando las discotecas no están abiertas, quién diría que eso por la noche se pone hasta arriba, sobre todo en verano. Hay tranquilidad, no se escucha mucho jaleo, es como si fuera un lugar diferente. He dejado los carteles en escuelas, bares, el Why Not?,… y cuando he terminado, me he tomado un café en una cafetería que hace esquina y que se llama “Black Bull”. Está bastante bien para tomar algo tranquilamente o quedar para ver el fútbol.

Ya de vuelta a casa después de estar en Paceville, me he encontrado con María y Nuria que estaban tomando algo en el City of London, así que me he unido a ellas y allí hemos estado de parloteo. Luego ha llegado Toni, que salía del gimnasio de boxeo en el que está apuntado. En Malta son muy aficionados al boxeo y hay bastantes eventos relacionados con este deporte. Si a alguien le gusta, el gimnasio está en el mismo edificio que el Towers de St. Julians. Al final, se me ha hecho tarde y ya me he venido a casa, que teníamos que ultimar detalles del vídeo promocional de la fiesta que grabamos mañana, así que el partido lo he tenido que ver en casa. Espero poder ir a ver el partido de vuelta en algún bar, que allí siempre se viven mucho más los partidos.

Día 113: Invierno maltés

Día 113: Invierno maltés

Parece que el tiempo ha mejorado un poco por Malta, estamos teniendo unos días de sol bastante agradables y parece que las lluvias han remitido. Ya como quien dice sólo nos queda poco más de un mes de mal tiempo, ya que según la gente de aquí, a partir de Marzo empieza el buen tiempo. Espero que luego en verano no echemos de menos este tiempo, que también nos han contado que las temperaturas llegan a ser de 40º y con humedad, así que imaginaros.

LLavero Mierda Sonriente Whatsapp

Llavero de la mierda sonriente del Whatsapp

Hoy ha sido un día de lo más normalito, como siempre nos hemos levantado más tarde de lo previsto y hemos estado haciendo las tareas hogareñas y respondiendo vuestros mails. La verdad es que nos hace mucha ilusión recibir cada uno de ellos, así que no dejéis de hacerlo. Hace unos días que quería mostraros los nuevos llaveros que he comprado por internet. Espero que os guste.

Por la tarde hemos recibido la visita de Vane, cosa nada normal ya que siempre nos engaña para ir a su casa. Vamos siempre encantados pero también nos gusta verla por nuestra casa de vez en cuando. Nos ha traído unas cookies de chocolate que estaban buenínismas, así que mañana tocará ir al gimnasio a quemarlas. Hemos estado escuchando un poco de música y hablando de las cosas que ocurren en Malta. Después Vane ha recibido la llamada de Laura y, casualidades de la vida, pasaba por nuestra casa, así que le hemos dicho que subiera. Laura trabaja en una residencia de ancianos al lado de casa, es una alegría verla ya que hacía tiempo que no sabíamos nada de ella.

Ya después de que se fueran, hemos montado el nuevo vídeo para promocionar la Parranda de este jueves. Os invitamos a venir a todos los que estéis por Malta, aquí os dejamos el evento. Por la noche, Dei ha estado hablando con su familia por Skype, que era el cumpleaños de su madre. Después hemos terminado de ver Blancanieves de Pablo Berger, que ayer nos quedamos a medias y teníamos ganas de saber cómo acababa la historia. Aunque es cine mudo, es muy recomendable, no se hace nada pesada.

Día 112: Peluquería a domicilio

Día 112: Peluquería a domicilio
Peluquería a domicilio

Peluquería a domicilio

Esta mañana nada más levantarme me he ido a casa de Josito y Vane, que habíamos quedado con Holly para que nos cortara el pelo. Cuando he llegado, estaban todos en la cama y Holly aún no había llegado, pero poco a poco se ha ido levantando la casa. A las 15:00 o así ha llegado nuestra peluquera y el primero en pasar por sus tijeras ha sido Josito. Después ha llegado mi turno y le he explicado cómo lo quería en español, cosa que se agradece mucho. La verdad es que una de las cosas que más me preocupaba de vivir en el extranjero era el cómo explicarle a los peluqueros cómo quieres cortarte el pelo, pero al final hemos tenido la suerte de dar con Holly, que aunque es Noruega, habla español perfectamente y por sólo diez euros te corta el pelo en casa. Ya era la segunda vez que me lo cortaba y he vuelto a quedar satisfecho.

Después era el turno de Vane, pero yo ya me he ido a casa, que David me estaba esperando para comer  Por la tarde hemos estado trabajando un poco contestando e-mails y demás. Y ya por la noche hemos llamado a Vane para que se viniera a cenar a casa, pero como siempre, nos ha acabado liando y al final hemos ido nosotros a su casa, eso sí, con la condición de hacerle una tortilla de patatas. Cuando hemos llegado, ya tenía las patatas en la sartén y los huevos batidos, así que no hemos tenido que hacer mucho. También hemos hecho una ensalada y unas fajitas para acompañar y hemos cenado los tres con Ana, que también estaba por allí.

Nada más terminar, ha llegado Josito y nos ha acompañado en la sobremesa sirviéndonos un buen vino, como buen profesional que es. Tenéis que ver el estilazo que ha adquirido cogiendo la botella gracias al restaurante pijo en el que trabaja. Al poco rato nos hemos ido a casa y hemos empezado a ver Blancanieves, no la de dibujos, sino la versión de 2012 de Pablo Berger. Hemos conseguido ver hasta la mitad, ya que luego nos hemos quedado dormidos. A ver si mañana conseguimos terminarla.

Día 111: Una panadería en Buggiba

Día 111: Una panadería en Buggiba

Esta mañana nos hemos levantado con la intención de ir a casa de Martin a la comida que nunca tiene lugar, pero como no hemos podido contactar con él, hemos hecho un cambio de planes y Carmen nos ha invitado a comer a su casa en Bugibba.  Hemos salido de casa bastante tarde con el coche y hemos cogido atasco en St Julian’s, algo se cuece los domingos en Malta, porque esa cantidad de coches no era normal.

Pan en Buggiba

Pan en Buggiba

Cuando hemos llegado, después de aparcar, lo primero que hemos hecho ha sido intentar comprar el pan y después de andar un rato hemos dado con Gormina, una panadería que abre todos los días y siempre tiene pan recién hecho. Ha sido un gran descubrimiento, ya que en Malta aún no habíamos visto una panadería de verdad. Tienen pan de muchísimos tipos, nosotros nos hemos decidido por unas barritas con semillas que acababan de sacar del horno. Y así, calentitas, nos las hemos llevado a casa de Carmen.

Cuando hemos llegado, Carmen ya tenía la comida más que hecha, que la pobre llevaba esperándonos un rato. Nos ha preparado verduras al horno con arroz integral y también ha hecho chorizos y morcillas, que le trajo su tía del pueblo cuando vino a visitarla. Como os imagináis, todo estaba riquísimo y hay que decir, dejando los chorizos y las morcillas aparte, que la comida más sana no podía ser. Una vez hemos recogido, una vez más, nos hemos ido a su acogedora habitación a tomar el té y fumar una cachimba, que habíamos llevado para la sobremesa. Y nada, allí nos han dado las nueve de la noche, planeando las futuras Parrandas, escuchando música y hablando de la vida.

La vuelta con el coche ha sido mucho más rápida que la ida y en poco más de veinte minutos ya estábamos en casa. Después de cenar, hemos visto los dos últimos capítulos que nos quedaban de Homeland, que después de la maratón que nos metimos ayer, no podíamos quedarnos sin saber cómo acababa la temporada. También hemos montado este vídeo de saludo que La Pegatina nos ha mandado para todos los parranderos y parranderas de Malta.

Día 110: “HomeDay” with Homeland

Día 110: “HomeDay” with Homeland

Después de la fiesta The Parranda, recaí de la gripe maltesa que me pegó Dei. Así que aparte de no poder ir a la fiesta del castillo de Laura y Cristina ayer, hoy aún me levanté malo. Así que me he mentalizado para pasar un nuevo día en casa a ver si de una vez me recuperaba de estos días malos.

Sin ganas de levantarme de la cama, por lo menos he hecho el esfuerzo de moverme al sofá, porque los días que estás así de malo la verdad es que no te apetece hacer nada, pero en la cama también te aburres un montón. Así que por aquí hemos estado preparando la comida y navegando por la red durante la mañana. Después de comer, la verdad es que me sentía mucho mejor y casi decidimos salir un poco de casa, ya que nos ha llamado Vane, pero todo los planes se han desvanecido por dos razones, una recuperarme totalmente y dejar esta mala racha y la segunda, Homeland.

Homeland

Homeland

Nunca antes, ni Dei ni yo, nos habíamos enganchado tanto a una serie como para no poder dejar de ver capítulos compulsivamente como nos ha pasado con ésta. Entre la trama y la intriga que se te queda cuando acaba un capítulo, sólo te dan ganas de ver otro y otro. La trama principal de Homeland se centra en una agente de la Agencia Central de Inteligencia que ha llegado a creer que un marine estadounidense, que fue hecho prisionero de guerra de Al-Qaeda, se convirtió en el enemigo y ahora representa un riesgo significativo para la seguridad de EEUU. Nos hemos visto como diez capítulos del tirón y sólo con un parón para preparar una pizza casera que ha hecho Dei. Nos quedan pocos capítulos para terminarla, y con lo enganchados que estamos no creo que tardemos mucho en verlos. Actualmente tiene dos temporadas ya finalizadas, así que tenéis 24 capítulos disponibles para ver.

Día 109: Vuelta al castillo

Día 109: Vuelta al castillo

Aunque ayer no terminamos la noche demasiado tarde, nos hemos levantado ya rozando el mediodía y la mañana ha transcurrido sin mucha actividad. Por la tarde ha caído una gran tormenta que me ha impedido ir a comprar los ingredientes para hacer una empanada y llevarla a la cena que teníamos en el castillo, la impresionante casa de Laura y Cristina en Birkirkara. Así que en lugar de eso, en el momento que ha escampado, he pasado rápidamente por el Towers a comprar una pizza y unas cervezas, y de ahí he ido directamente a esperar el autobús.

Para ir a Birkirkara desde St Julian’s o Sliema, la opción directa es el 202 o el 203, se van alternando, cada media hora pasa uno. Debe ser que he llegado justo cuando acababa de pasar, porque me ha tocado esperar prácticamente media hora bajo el frío que hacía esta noche después de la tormenta. Justo antes de que llegara, me he encontrado con Toni que salía del gimnasio y se ha venido conmigo en el autobús hasta Sliema. Yo he continuado hasta Birkirkara, en total el trayecto habrá sido de una media hora, que si la sumamos a la media que me ha tocado esperar, es una hora. Una hora para hacer una distancia de apenas 5 kilómetros. Para que comprendáis como funciona el transporte en Malta.

Pizza al baño María

Pizza al baño María

Una vez me he bajado del autobús, aunque más o menos me acordaba de dónde estaba el castillo, he hecho una llamada de confirmación para ver si estaba andando en la dirección correcta. Y sí, tras cinco minutillos andando desde la parada, por fin he llegado al caserón de Laura y Cristina. Allí había ya un montón de gente, entre ellos Carmen, Bea, Alberto, Julia, los compañeros de Laura y Cristina y mucha gente que conocíamos de la otra vez que estuvimos en la casa. Un poco más tarde ha llegado Ana (Paredes) con su novio, así que estábamos casi al completo.

La noche ha transcurrido entre la cocina y uno de los salones de la casa, con cerveza, vino y algo de picar. La anécdota divertida de la noche ha tenido lugar cuando he aparecido yo tan feliz con mis pizzas congeladas y me han dicho que el horno no funcionaba, así que como tampoco tenían microhondas, Laura ha decidido inventarse una receta, la pizza al baño María. Y tengo que decir que después de media hora haciéndose, las pizzas han quedado muy ricas, hasta estaban crujientes y todo. Después del experimento, hemos tenido la suerte de que Carmen y Bea tocaran y cantaran para nosotros y, una vez más, ha sido un regalo.

A eso de las dos, como salía el último coche que nos podía dejar en St Julian’s, hemos abandonado el castillo y, un poco animados por el vino, Bea y yo hemos decidido que queríamos alargar un poco la noche. Así que Julia nos ha dejado en Paceville a los dos y hemos ido a tomar algo al Coconut. Yo nunca había estado en este sitio, está justo enfrente del Prestige y no estaba mal, aunque no había casi nadie. Ponen música rock y la bebida parece bastante barata, hemos pedido una jarra de ron con Coca-Cola y nos ha costado algo más de 13 euros. Después hemos ido al Native, aunque no hemos aguantado mucho allí, y por último, hemos ido al Clique, otro sitio en el que tampoco había estado nunca. Me habían hablado muchas veces de él como un antro y bueno, es bastante antro pero menos de lo que esperaba, aunque sí que es verdad que la gente está un poco desfasada. La música es electrónica, bastante cañera y bastante alta, pero la verdad es que nos ha gustado. Además nos hemos encontrado con María y Emma y allí hemos estado bailando hasta que me he quedado sin pilas y he sido el primero en abandonar.

Día 108: La noche de Dj Rico

Día 108: La noche de Dj Rico

Esta mañana teníamos una reunión en la escuela de inglés ClubClass y como no sabíamos exactamente dónde estaba, hemos tenido que recurrir al gps. Al comprobar que estaba en Swieqi y que nos pillaba a media hora andando desde casa, como no íbamos con tiempo de sobra precisamente, hemos decidido coger el coche. En unos diez minutos estábamos allí, aunque hemos tardado bastante más en encontrar la puerta de la escuela. Brevemente hemos hablado un par de cosas que teníamos pendientes y otra vez de vuelta a casa.

Por la tarde, hemos decidido volver al gimnasio por enésima vez, que entre unas cosas y otras lo teníamos bastante abandonado. A ver si cogemos rutina, porque a este paso no llegamos a la operación bikini de cara al verano. Para los que no lo sepáis aún, vamos al gimnasio del Meridien, que es de lo mejor que hay en Malta en relación calidad-precio. No es que sea precisamente barato pero si te apuntas con alguien durante varios meses, sale bastante bien de precio. Además merece bastante la pena, sobre todo por el impresionante spa que tiene.

La familia al completo

La familia al completo

Después, sólo nos ha dado tiempo a pasar por casa, dejar las cosas, hacernos un bocadillo y salir pitando con bocadillo en mano. No podíamos llegar tarde, que a las nueve habíamos quedado en el Prestige con Ángel, también conocido como dj Rico, que esta noche pinchaba en The Parranda dentro de la operación 3 noches/3 djs. Y allí estábamos puntuales a las nueve, muy raro en nosotros, pero hoy no podíamos fallar, que teníamos que enseñar a Ángel cómo funcionaba el equipo del Prestige e íbamos un poco a contrarreloj. La verdad es que casi sabía usarlo el mejor que nosotros, así que enseguida se ha hecho con los mandos.

A las 22:00 ya tenía todo controlado y empezaba la fiesta con muy buena música. Enseguida ha empezado a llegar la gente, últimamente estamos siendo todos muy puntuales, y una vez más, se repetía la buena energía que fluye cada jueves en The Parranda. Ángel ha pasado con nota esta pequeña prueba que le hemos puesto, ahora habrá que esperar a ver qué nos tienen preparado Alberto y Bea, los djs que pincharán los dos jueves siguientes. Una vez más, muchas gracias a todos por venir, cada día se va afianzando más esta pequeña familia en la que ya se ha convertido The Parranda.

Día 107: Ana está de vuelta

Día 107: Ana está de vuelta

¿Cómo se puede desordenar una casa tan pequeña en tan poco espacio de tiempo? Es la eterna pregunta que te haces cuando empiezas a recoger y mantener la casa con un orden decente. Una vez hechas las labores del hogar, y con otro virus en casa, esta vez de bombillas que se funden, he tenido que bajar a comprar algunas para no estar a la luz de las velas por la noche.

Así que he ido a la típica tienda de barrio para comprar un par de ellas, y ya que en Malta la electricidad es bastante cara, me he decidido por unas de bajo consumo, no sin antes tener una pequeña discusión con el dependiente por que me quería vender las antiguas. Y digo yo, ¿para qué discute conmigo si las bombillas de bajo consumo son más caras? Como que me salieron a casi siete euros cada una. Pero bueno, al final me las vendió, así que ya podemos empezar a ahorrar energía. Después hemos comido y por la tarde hemos estado por aquí por casa, que teníamos muchas cosas pendientes por hacer.

Ya por la noche, hemos salido a cenar a la casa de Vane. Hacía mucho que no teníamos una de estas cenas, que antes eran más habituales, pero últimamente Vane y Josito están trabajando muchas horas. Esperamos volver a hacerlas con más frecuencia cuando estén un poco más desahogados. Para cenar, Vane nos ha hecho un puré de patatas con pollo que estaba muy bueno. Esta chica es un encanto, no entendemos cómo no hay ningún candidato para ser el novio de esta burgalesa. Cuando nos íbamos a ir, apareció Ana, que ya se ha dejado mostrar por Malta desde que regresó el martes. Nos da mucha alegría que esta chica tan mona haya vuelto, que desde que llegamos nos ha hecho pasar muy buenos momentos. Encima debuta en The Parranda este jueves. Seguro que lo da todo, el torbellino rubio ha vuelto a la isla.

Día 106: Timba de Póker

Día 106: Timba de Póker

Hemos tenido una mañana bastante ajetreada: llamadas de envíos pendientes que teníamos desde España, una nueva multa que nos ha llegado por correo por un aparcar en doble fila cerca del City of London (23 eurazos) y, por último, hemos recibido la compra que hicimos por internet el día anterior. De verdad que os seguimos recomendando esta opción porque es muy cómodo, te lo traen a casa y no tienes que estar eligiendo en el supermercado dando vueltas y vueltas y volviéndote loco para encontrar los precios de las cosas.

Para comer teníamos previsto que viniera Carmen, así que decidimos cocinar para ella nuestro plato estrella, Cous Cous, que nos sale verdaderamente muy rico. Pero un imprevisto ha hecho que Carmen comiera fuera así que solamente lo hemos disfrutado Dei y yo. Aún así Carmen se ha pasado por casa ya que teníamos que grabar el nuevo vídeo de la fiesta The Parranda, el cual podéis ver al final de la entrada. Después de grabar hemos partido de camino a Paceville para encontrarnos con Ángel Rico, el que va a ser el dj de The Parranda este jueves bajo el nombre DJ Rico. Le deseamos toda la suerte del mundo ya que es un buen tío y nos ha caído genial. Hemos estado tomando algo con él en “Black Bull“, una cafetería que hace esquina muy cerca de la zona de fiesta con una decoración bastante ochentera. Allí hemos charlado explicándole todo acerca de la fiesta.

Timba de Poker

Timba de Póker

Para acabar el día, mientras volvíamos a casa nos ha llamado Josito y nos ha invitado a una timba de iniciación al Póker en la casa de Vero, así que hemos ido para allá. En el camino nos hemos encontrado con María y Nuria y hemos estado un rato con ellas en lo que todo los españoles llaman “La taberna”, que está al lado del Mc.Donals de St. Julians.

Una hora más tarde de lo previsto, hemos llegado a casa de Vero. Nos ha invitado a cenar y a unas copas de vino y una vez hemos terminado nos hemos puesto a jugar al Póker. Lo de hoy ha sido una clase de iniciación, ya que contabámos con la presencia de David, un jugador experto que nos ha enseñado un poco las reglas básicas y nos ha contado algunas anécdotas que le han ocurrido a lo largo de los años que ha estado jugando. Nos lo hemos pasado muy bien aunque no sé si hemos aprendido mucho. Eso sí, ya que Vero nos invito, la hemos dejado ganar para ver si nos vuelve a invitar en otra ocasión.

Os dejamos con el nuevo vídeo de The Parranda: