Monthly Archives: diciembre 2012

Día 84: Nochevieja

Día 84: Nochevieja

Hoy nos hemos levantado con un día muy soleado, ahora que estamos recién llegados de España hemos podido apreciar el contraste de temperatura de un país a otro. En Madrid ahora mismo es impensable salir de casa sin abrigo, e incluso quedarte en manga corta cuando pega el sol. A las 12 habíamos quedado en el City of London para hacer la compra de la cena de Nochevieja, así que allí nos hemos plantado con el pequeño rojo. Como hemos llegado un poco tarde nos han esperado tomándose una cerveza, cualquier excusa es buena para beber. Después, repartidos en dos coches, hemos comenzado la expedición en busca de la cena de esta noche.

La primera parada ha sido la pescadería Rita, situada en el 383 de la calle Rue d’Argens, en Gzira. Allí hemos comprado dos kilos de langostinos y diez filetes de salmón, todo con muy buena pinta. En total nos hemos gastado 50 euros, no está nada mal. Después hemos pasado por nuestra casa a dejar lo que hemos comprado en la nevera antes de ir al supermercado a comprar todo lo demás.

Una vez guardado el pescado, hemos partido hacia el Smart, un supermercado muy grande que está en Birkirkara con bastante variedad y buenos precios. Allí hemos comprado la bebida, los entrantes y todo lo necesario para preparar la cena. En total nos hemos gastado un poco menos de 100 euros, que para 10 personas no está nada mal. Así que sumando todol, la cena nos ha salido a unos 15 euros por persona. Después cada uno se ha ido a su casa a comer y a prepararse para la noche.

Por la tarde, después de ponernos guapos, hemos empezado a llegar a casa de María y Nuria a eso de las siete de la tarde para empezar a preparar todo. Ahí cada uno ha hecho lo que ha podido, aunque los principales cocinillas hemos sido María la portuguesa, Carmen, Nuria y yo. María la portuguesa y Nuria se han puesto con el salmón y los langostinos, que ambos hemos hecho al horno. Carmen y sus dos pinches David y Toni han hecho los entrantes, canapés varios, una ensalada, queso manchego y jamón ibérico. Y yo he hecho una empanada de dátiles, bacon y queso. Mientras hemos preparado todo ha llegado Laura que también nos ha echado una mano y por último Ana y su tortilla de patatas.

Nuestra cena de Nochevieja

Nuestra cena de Nochevieja

A eso de las nueve ya estaba todo listo y  enseguida hemos empezado a cenar. Tengo que decir que estaba todo buenísimo y que de sólo pensarlo me vuelve a entrar el hambre. Aunque había mucha cantidad de comida, tampoco ha sobrado demasiado, Un poco antes de las once ya habíamos terminado de cenar y hemos empezado con las copas, creo que es la primera vez en mi vida que empiezo con las copas antes de las uvas, pero había que rellenar el tiempo. Veinte minutos antes del nuevo año hemos preparado todo para ver las campanadas de Televisión Española por internet y a las doce, como no podía ser de otra forma, hemos tomado las uvas. Realmente hemos empezado un pelín antes de las doce porque cuando sonaba la primera campanada ya nos las estábamos terminando. En fin, qué difícil es esto de tomarse las uvas, por mucho que pasen los años no aprendemos.

Ya en el 2013, después de besarnos, abrazarnos y brindar hemos llamado a nuestras familias para felicitarles el nuevo año y contarles cómo estaba yendo nuestra Nochevieja en el extranjero. También hemos intercambiado vídeos por Whatsapp para sentirnos un poco más cerca. Y una vez han acabado las felicitaciones, ha empezado la fiesta con David haciendo de dj. Copa va, copa viene y a eso de las tres hemos salido de casa dirección Paceville, cómo no.

Algunos hemos llegado en coche y otros a pie, pero todos hemos ido directos al Native. Nos lo hemos pasado muy bien a pesar de que el ambiente de hoy y la música no era lo mejor, pero lo importante era la compañía. Antes de las seis ya nos estábamos recogiendo, aunque la mayoría ya se habían ido. Los últimos supervivientes hemos sido Laura, Carmen, David y yo, que lo hemos gozado bailando y hablando con algunos españoles más que andaban por allí, entre ellos Manu y Sandra, dos habituales de The Parranda.

Ha sido nuestra primera Nochevieja fuera pero tenemos que decir que nos lo hemos pasado genial y que cada día queremos más a nuestra pequeña familia maltesa por momentos como el de hoy. ¡Muchas gracias por hacernos sentir como en casa, chicos!

¡Feliz 2013!

 

Día 83: Vuelta a Malta

Día 83: Vuelta a Malta

Volvemos a la carga después de nuestro primer viaje a España para pasar la Navidad. Han sido unos días muy bien aprovechados, sobre todo para ver a nuestras familias y amigos a los que ya echábamos de menos. A mí personalmente no me ha dado tiempo ver a todo el mundo, pero he hecho todo lo que he podido. He disfrutado bastante este viaje, aunque también me he sentido raro y fuera de sitio, con ganas de volver cuanto antes a la isla. En este viaje he sentido que ahora lo que me hace feliz es estar aquí, en Malta, pero me ha venido bien para pensar en ello con perspectiva y decidir lo que quiero hacer a partir de mañana en esta isla tan especial.

Llegando a Malta

Llegando a Malta

Hoy, a eso de las 11 de la mañana, estaban mi hermano Óscar y mi cuñada María esperándonos en la puerta de casa de David para llevarnos al aeropuerto. Allí, en la Terminal 1 de Barajas, nos han dejado poco antes de las 12 de la mañana. Después de despedirnos, han aguardado en la distancia comprobando que el queso manchego de Corral de Almaguer pasaba el control de seguridad. Y así ha sido, así que después de decirnos el último adiós con la mano, David y yo hemos seguido rumbo a la puerta de embarque, la C45. Allí nos hemos encontrado con Nuria, que también regresaba hoy a Malta.

El avión ha sido puntual, así que hemos podido embarcar a la hora prevista. A eso de las 13:30 decíamos adiós a Madrid, sobrevolando sus numerosas nubes desde el aire. El vuelo lo hemos pasado prácticamente durmiendo, que esta semana no hemos descansado todo lo que deberíamos, y a las 16:15 ya estábamos tomando contacto con el suelo maltés. Después de esperar al megamaletón de Nuria, hemos salido y allí estaba María recibiéndonos con una sonrisa. Realmente ha ido a recoger a Nuria, pero hemos preferido pensar que nos recibía también a nosotros, y hasta nos hemos sentido importantes. Al salir del aeropuerto nos hemos despedido de ellas, que tenían que coger el autobús X4 y nosotros el X2, el que por cierto, nos ha dado una estupenda vuelta por media isla de Malta durante más de una hora.

Mum's Pizzeria

Mum’s Pizzeria

Después de la eterna vuelta en autobús, que se nos ha hecho casi más larga que el vuelo, hemos llegado a casa un poco antes de las seis de la tarde. Sólo nos ha dado tiempo a deshacer la maleta y poco más, ya que a las siete habíamos quedado en el City of London con Nuria, María y los portugueses para hablar de la cena de Nochevieja que tenemos mañana. Ha sido raro volver a tomarnos una cerveza sin una triste aceituna o patata frita como acompañamiento, pero es lo que tiene Malta, que no es perfecta. Allí hemos decidido el menú y hemos quedado para ir mañana a comprarlo. Y de tanto hablar de comida nos ha empezado a entrar el hambre a todos y nos hemos marchado.

Como nosotros no teníamos nada en la nevera, de vuelta a casa hemos hecho una parada en la pizzería Mum’s, que está situada en el número 8 de Mrabat Street, en Sliema. Es la más barata de la zona, así que desde que la hemos descubierto solemos recurrir a ella en casos de emergencia como el de hoy. Además están muy buenas, aunque hoy para saciar bien nuestra gula, se nos ha ocurrido coger también patatas y calamares y luego nos hemos arrepentido bastante. Por algo se llamará pizzería…

 

Día 82: ¡Feliz Navidad! Happy Christmas!

Día 82: ¡Feliz Navidad! Happy Christmas!

Después de estar perreando toda la noche, al final nos ha pillado el toro por la mañana ya que teníamos que hacer la maleta, recoger la casa y hacer todas esas pequeñas cosas que hay que hacer antes de irte unos días fuera. La verdad que nos habíamos relajado mucho y teníamos que haberlo terminado todo la noche anterior. Así somos.

¡Feliz Navidad!

¡Feliz Navidad!

Hoy habíamos quedado con Maria y Lío a las once, pero al final les hemos tenido que decir que nos recogieran media hora más tarde. Así que pasadas las once y media, allí estaban con su nuevo coche, que han comprado de segunda mano a una chica española que dejó la isla hace muy poco. El coche está muy bien y por un buen precio. En esta isla viene muy bien tener vehículo propio, ya que el autobús no funciona a nuestro parecer muy bien. Así que partimos al aeropuerto dejando nuestro bólido enfrente de casa y dejando atrás nuestros fantásticos 81 días en la isla. Haciendo un pequeño balance, la verdad es que no nos podemos quejar de todo lo que nos ha ocurrido, ya que hemos dado con muy buena gente y tenemos proyectos que nos ilusionan y nos animan a seguir haciendo cosas para el próximo año.

Ya en el aeropuerto, hemos ido a tomar un café al Mc Donals que hay cerca y despedirnos de María y Lío, a los que nos gustaría dar las gracias. Son muy majos y encantadores, vamos, unos grandes. Ya dentro del aeropuerto quedamos con Vanesa que nos esperaba nerviosa porque tiene un poco de miedo a volar. Allí hicimos unas pequeñas compras de regalos para la familia y amigos de productos típicos de Malta. El vuelo ha ido bien, aunque con algo de retraso. Además tenemos que decir que Vanesa se portó como una campeona y aguanto muy bien.

Ya en Madrid, nos separamos, yo fui a visitar a mis tíos y Dei se fue a realizar compras, sobre todo ropa, ya que como ya os hemos contado, en Malta las tiendas de ropa son aproximadamente un 30% más caras que en España.

Desde aquí queremos desearos una feliz Navidad y esperamos que paséis unos buenos días. Ya que estamos de vuelta en España, yo en mis pueblos Guijosa y Quintanillla de Nuño Pedro y Dei en Corral de Almaguer, hemos decidido parar el blog. La Aventura de Malta continuará cuando volvamos a la isla. ¡Un abrazo a todos!

Día 81: Un café en Mdina

Día 81: Un café en Mdina

Como era de esperar, después de la fiesta “The Parranda” de anoche, hoy nos ha costado lo nuestro levantarnos de la cama. Aunque no hace un frío como el que puede hacer ahora mismo en España, como hay tanta humedad, se te mete hasta en los huesos, así que se agradece un día tirado en la cama calentito. Eso sí, tapado hasta las pestañas.

Regalo navidad de Suzanne

Regalo de Navidad de Suzanne

Para levantarnos nos ha ayudado la llamada de Martin, el amigo que nos propuso organizar la fiesta, y así hemos podido desperezarnos. Hemos quedado con él por la tarde, así que hemos empezado a hacer la comida lo antes posible para no llegar tarde. Comiendo he recordado, que ayer me dejé el coche aparcado en Paceville, ya que lo cogí para ir a la cena que tuve con mis compañeros de inglés en Buggiba antes de que empezara la fiesta. Estuvimos en un local que se llama “La Stalla“, recomiendo que vayáis ya que la comida está increíble y es bastante barato (una pizza 6€ y una lasagna 7€). La cena estuvo muy divertida y nuestra profesora nos regaló un detalle. ¡Muchas gracias Suzanne! Así que después de terminar de comer, nos hemos ido para Paceville a buscar el coche, hemos recogido a Carmen en el Mater Dei y nos hemos ido a Mdina. Es una ciudad preciosa y merece la pena ir aunque sea a tomar café como hemos hecho hoy. Allí hemos estado charlando y deseándonos unas felices fiestas.

Ya de vuelta al coche, Dei y Carmen se han compinchado para que llevara a la albaceteña a su casa en Buggiba, así que complacido con la promesa de una buena cena acepté de buen grado. Lo mejor de tener coche en Malta es la libertad que te da para poder hacer planes y recorrer la isla en poco tiempo. Efectivamente la cena fue increíble, la mágica receta que preparó a base de espaguetis, lentejas y noodles estaba buenísima. Con el estomago lleno, enseguida nos hemos venido para casa, que tenemos que preparar la vuelta a España por Navidad.

Día 80: The Parranda Movie Night

Día 80: The Parranda Movie Night

Cuando nos hemos levantado, después de pasar todo el día de ayer en casa, tenía ganas de salir a la calle y que me diera un poco el aire, así que animado por el día soleado que hemos tenido, me he ido a comprar el pan dando un paseo. Lo solemos comprar en una pequeña tienda que tenemos a cinco minutos de casa, casi llegando a Gzira. El precio varía de 40 a 90 céntimos dependiendo del pan que compres. Al principio nos costó lo suyo pillarle el punto al pan maltés, pero el que venden en esta tienda en concreto está muy bueno.

The Parranda: Movie Night

Movie Night

Por la tarde he quedado con Cristina para irnos de cañas con la gente antes de la parranda y como David tenía cena con sus compañeros de clase en Bugibba y tenía que coger el coche, me ha acercado hasta el LOVE, el punto de encuentro. A eso de las ocho, Cristina y yo hemos llegado al Cañas y Tapas y no había nadie más, y eso que habíamos quedado a las siete y media, pero ya se sabe que la puntualidad no es la gran virtud de los españoles. Enseguida ha llegado Carmen y hemos entrado mientras llegaba el resto de la gente. Habíamos hablado con ellos para que nos hicieran alguna oferta debido a que íbamos a ser muchos, ya que habíamos convocado a la gente allí, así que nos han dejado las cañas a 1,50€ y las pintas a 3€, no está mal pero tampoco era la megaoferta del siglo. Eso sí, se han portado y nos han puesto tapa con cada caña que hemos pedido.

Después de tomarnos varias cañas, me he ido con Carmen al Prestige para ir preparando la fiesta. Al poco rato también ha llegado David. Hemos preparado todo e incluso nos hemos lanzado a la aventura y hemos salido por Paceville a repartir flyers. Ha sido la primera vez que lo he hecho y la verdad es que tiene su punto, aunque telita con la fauna y flora que tenemos en Malta. A las diez y media ha empezado a llegar la gente y poco a poco se ha llenado la discoteca una vez más. El mejor momento de la noche ha llegado a eso de la una con el juego de las parejas de cine. Hemos repartido papeles a toda la gente con nombres de personajes de la gran pantalla. El juego consistía en que cada uno buscara a su pareja. Una vez que algunas de ellas se han encontrado, hemos propuesto un concurso de baile. La gran pareja ganadora ha sido Eduardo Manostijeras y Kim, o lo que es lo mismo Dani y Lidia, que se han contoneado bastante bien, aunque todo hay que decirlo, la competencia no era muy alta. Se han llevado una cena para dos, aunque me temo que finalmente Dani se la ha cedido a Lidia para que vaya con su novio. En fin, que una vez más lo hemos vuelto a pasar genial y que habrá The Parranda para rato. ¡Gracias a todos por venir! Os dejamos las fotos de la fiesta.

Día 79: Tranquilidad

Día 79: Tranquilidad

Ya habéis visto que esta semana no hemos parado nada en casa, así que hoy hemos decidido estar un poco más tranquilos e ir terminando las cosas que tenemos entre manos, que ya necesitábamos descansar de tanto ajetreo. Así que lo primero que hemos hecho ha sido terminar el vídeo de promoción para la fiesta “The Parranda” de este jueves. Nos divertimos mucho grabándolo ayer con Carmen, Laura, Cristina y Amélie. Esta vez se nos ocurrió hacer un casting en el que las tres candidatas tenían que hablar sobre lo que para ellas es The Parranda. El resultado lo tenéis aquí, esperamos que os guste, y si estáis por aquí pasaros por la última fiesta antes del fin del mundo. 😉

Mientras Dei terminaba de montar el vídeo, yo fui a llevar la raqueta de Squash a Ainhoa y Nuria que estaban jugando en la piscina nacional de Malta. La verdad es que son unas campeonas, pero no me dejan subir el reportaje gráfico que les he realizado. Así que de vuelta a casa, hemos preparado la comida y después hemos estado haciendo todo el trabajo de internet que teníamos atrasado: actualizar el blog, contestar e-mails, promocionar la fiesta y pedir ayuda para que la gente nos vote en el concurso de 20minutos, ya que estábamos en el primer puesto de los blogs de viajes y hemos bajado al segundo. También hemos hablado con nuestras familias para preparar el viaje a España del sábado, que no sé si lo habíamos comentado pero nos vamos una semana a pasar la Navidad, que aunque aquí estamos de lujo, ya echamos de menos nuestra tierra, la familia y los amigos.

Ya por la noche, como viendo siendo ya habitual en los días tranquilos, palomitas y un poco de “Once upon a time”, no sin antes hablar con Vane por teléfono para contarnos cómo ha ido nuestro día.

Os dejamos con esta curiosa imagen que vimos el domingo en el centro de salud de Floriana, de una peculiar campaña por la prevención de enfermedades de transmisión sexual:

Campaña transmisión sexual

Campaña transmisión sexual

Día 78: Un día perfecto

Día 78: Un día perfecto

Hoy ha sido un día muy completo. Después de la celebración de ayer del cumpleaños de David, nos ha costado levantarnos, pero no quedaba otra porque habíamos quedado en llevar a Paloma y Rafa al aeropuerto. Y a las 11:15 estaban los dos puntuales en casa, mientras nosotros terminábamos de ducharnos y vestirnos a toda prisa para llevarles a tiempo. Y así ha sido, a las 11:20 salíamos con nuestro mini dirección al aeropuerto después de hacer un auténtico rompecabezas para meternos cuatro personas y cuatro maletas en un espacio muy reducido. Y poco antes de las 12 ya estábamos en el aeropuerto, una hora y media antes de que saliera su vuelo. Después de despedirnos de ellos hasta después de Navidad, hemos espero a ver si llegaba María, que también tenía que coger ese vuelo y así ha sido. Ha sido genial poder despedirnos también de ella, ya que no pudimos ir a su fiesta de despedida por lo que pasó el domingo y, aunque le encantaría, aún no está segura de que vaya a volver después de Navidad.

Una vez que hemos terminado con las despedidas, a David se le ha ocurrido que podíamos acercarnos a Valletta a ver a Carmen actuar, así que para allá que nos hemos ido. Hoy se celebraban una seria de actos por la pluralidad cultural en la casa del Primer Ministro y Carmen era unas de las que actuaba cantando con su guitarra. Aunque a su actuación en acústico no hemos llegado, después han actuado unos amigos suyos que hacen una fusión de música étnica muy bonita y Carmen ha cantado con ellos en un par de temas. A pesar del frío debido al fuerte viento que hacía, ha merecido la pena, La intensidad que se percibía en esa calle era brutal. Aquí os dejo un trocito de esa actuación:

Una vez ha terminado, hemos ido a ver a Cristina y Laura, que a eso de las 2 de la tarde ya tenían recogido el puesto debido al fuerte viento que soplaba hoy en Valletta. Así que nada, los 5 junto con Marco y Amélie, una amiga belga de Carmen, nos hemos ido al L-Ingliz a tomarnos unos vinos. El sitio ha sido todo un descubrimiento, es un pequeño bar con mucho encanto y con un dueño majísimo. Hemos pedido varios vinos y cañas y no ha parado de sacarnos tapas durante todo el tiempo que hemos estado allí, algo muy poco habitual en Malta. Así que, aunque no es especialmente barato (2,50 la copa de vino), no está nada mal por la comida que pone. Allí hemos estado hasta las tres de la tarde, hora en la que hemos decidido venirnos todos a casa a comer y grabar el siguiente vídeo de The Parranda. Marco no ha podido venir porque le tocaba trabajar por la tarde. Repartidos en dos coches, el abuelo y el pequeño rojo, hemos partido hacia nuestro hogar.

L-Ingliz

L-Ingliz

Al llegar, Cristina y yo nos hemos puesto a preparar una tortilla de patatas mientras Carmen nos deleitaba con su guitarra, aunque yo más bien he hecho de pinche, ya que hoy la hemos hecho a su estilo. Con siete huevos, cinco patatas y una cebolla, imaginad qué tortilla ha salido. Con eso y la pasta que traían Cristina y Laura en su ya mítica olla, hemos comido los seis. Todo muy rico.

Con un poco de sobremesa de por medio, después hemos empezado a grabar el vídeo para promocionar la Parranda de este jueves. Y además de reirnos muchísimo, hemos descubierto a tres grandes actrices. Seguro que en cuanto colguemos el vídeo, algún director se pone en contacto con nosotros para contratarlas. Ha sido muy curioso, porque justo cuando hemos terminado de grabarlo, ha habido un apagón en el barrio y hemos estado más de una hora sin luz. Así, a la luz de las velas y mientras fumábamos una cachimba, han surgido conversaciones de lo más interesantes y al final nos ha dado la hora de la cena. Así que otra vez nos hemos puesto manos a la obra y hemos cocinado, esta vez Laura y yo, un revuelto de verduras con setas riquísimo.

Ya a eso de las 12 de la noche David y yo hemos llevado a Laura y Cristina a su casa en Birkirkara, ya que no tenían otra forma de volverse a casa, que entre semana los autobuses terminan a las 11. Y allí las hemos dejado y hemos vuelto a casa a preparle la cama a Carmen, que hoy se ha quedado a dormir en casa. Ha sido un gran día, un día perfecto.

Día 77: Mi cumpleaños

Día 77: Mi cumpleaños

Después del susto del día anterior y ya imaginándome mi cumpleaños metido en una habitación de hospital, puedo decir que he pasado un día sensacional y doy las gracias principalmente a Dei, que ha sido el artífice de todas las sorpresas durante el día, y también a todos los que se acordaron de mí hoy vía Facebook, Twitter, Whatsapp, Sms o en alguna llamada. También a la familia que hemos montado en Malta y que se reunieron en una fiesta que no me esperaba para nada. La mayor sorpresa ha sido que nuestro gnomo David, ha aparecido de nuevo en nuestro balcón totalmente recuperado, ¡es un milagro!. Y parece que consigo trajo una mochila muy chula, un ratón inalámbrico y una noche en Comino, que la disfrutaremos cuando haga mejor tiempo. 😉

Para comer, ya que era un día especial, hemos estado mirando un poco opiniones de restaurantes por la red, pero no hemos encontrado nada que nos convenciera por lo que hemos decidido ir a la aventura y hacer honor al nombre del blog. Así que en nuestro bolido, que cumple ya un mes, hemos partido dirección a Valletta. Allí, hemos probado suerte y nos hemos adentrado en la ciudad con el coche en vez de aparcar en Floriana como solemos hacer siempre para evitar pagar. Ha sido una buena decisión, ya que hemos descubierto que cerca del mar hay zonas donde no hay que pagar. Una vez aparcado el pequeño rojo, hemos recorrido las calles de Valleta en busca de un sitio para comer y al final nos hemos decidido por el restaurante “Angelica“. Nos ha llamado la atención porque es un sitio muy curioso y llamativo, ya que es muy retro y está decorado con todo tipo de chocolates y dulces por los estantes. Para comer, yo me decidí por una musaka al estilo maltés (que vienen a ser berenjenas rellenas) y Dei por un plato vegetariano con muy buena pinta, todo acompañado con patatas maltesas (unos 10€ el plato). Estaba todo riquísimo, pero ha habido dos cosas que no nos han gustado: el precio del vino, que es carísimo, cobran 7 u 8 euros por una copa, y la dueña, que era bastante maleducada.

Dedicatorias cumpleaños

Dedicatorias de cumpleaños

Recién comidos hemos ido a la concatedral de San Juan, que Laura y Cristina, las amigas que trabajan en una organización de comercio justo, tienen allí un pequeño puesto de comida y objetos varios de países en desarrollo. Os recomendamos pasaros por allí, tienen cosas muy chulas. A mí, me regalaron el librito que veis en la foto, lo llevaré siempre conmigo ya que no ocupa mucho espacio y ahora lleva escrito dedicatorias muy bonitas que me han escrito a lo largo del día de hoy. De vuelta a casa, y cuando ya pensaba en pasar una tarde tranquila, estaba hablando con mi hermana Rocío y de repente escuché por el balcón, cual Romeo y Juliteta, a unos cuantos locos cantándome el cumpleaños feliz. ¡Son unos grandes! Cesar, Christian, Paloma, Rafa, María, Nuria, y nuevamente María son los susodichos ;-). Un poco más tarde era Vane la que me cantaba del mismo modo el cumpleaños ya que llegaba un poco tarde. Así que todos reunidos hemos estado charlando y echándonos unas risas y hemos estado tan a gusto que se nos ha olvidado hacer un documento gráfico, ¡cachis!. Ya cuando casi todos se han ido, ha venido Josito, que el pobre, a pesar de estar todo el día trabajando, se ha pasado a felicitarme, es un sol este chico. Lo dicho, ¡muchas gracias a todos!

Día 76: Mi experiencia en el hospital de Malta

Día 76: Mi experiencia en el hospital de Malta

No os asustéis con el título, que está todo bien. No sé si recordáis que ayer comenté que nos fuimos pronto a casa porque me dolía el estomago, pues bien, me siguió doliendo toda la noche y cuando me he levantado el dolor persistía. Ya un poco preocupado he buscado los síntomas en internet y todo apuntaba a que podía ser apendicitis. Así que con Dei asustado, hemos llamado a Vane y aquí ha empezado nuestro periplo por los centros de salud y hospitales en Malta con el handicap de que hoy era domingo.

Centro de Salud en Floriana con Vane

En el centro de salud de Floriana con Vane

A eso de las 5 de la tarde hemos ido al centro de salud de Gzira (Gzira health Centre), que es el que más cerca tenemos de casa, aunque al ser día festivo sólo tenían médico hasta las 5, así que tenedlo en cuenta todos los que viváis cerca de estos centros de salud. De ahí nos han derivado al centro que está en Floriana, que está abierto las 24 horas. Allí tienes que presentar el ID Maltés o el pasaporte/DNI español y por supuesto si tenéis la tarjeta sanitaria europea mucho mejor por lo que os voy a contar después. Así pues, me realizaron una pequeña inspección y el médico me confirmó que podría ser apendicitis, por lo que nos derivó al hospital Mater Dei de urgencias. Y os preguntaréis, ¿porqué no fuisteis directamente al hospital de urgencias? Pues porque por la experiencia de Vanesa, en urgencias tardan mucho tiempo, por lo que antes es mejor ir a estos centros si no es de mucha gravedad, y como el dolor no era muy intenso, preferimos ir antes a los centros de salud. Podéis ver en la foto que, a pesar del dolor, el ánimo era bueno, y ya de paso, no os perdáis la decoración de los centros de salud.

Así que nuevamente en taxi, que por cierto nos timó bastante cobrándonos 15 euros por cada trayecto, fuimos a urgencias del hospital de referencia de la isla de Malta, ya que obviamente en Gozo existe otro. Y es aquí donde la tarjeta sanitaria europea es de gran valor, ya que si no la tienes, a la entrada en urgencias tienes que pagar de 80 euros simplemente por que te atiendan, aparte de las pruebas que te realicen en el interior. Con la tarjeta no tienes que pagar nada, es más, en los papeles de ingreso me han puesto un sello que decía que estaba libre de pago.

Una vez dentro de urgencias, me hicieron  todo tipo de pruebas de sangre, orina y hasta una eco-grafía para descartar todas las posibilidades. Han tardado mucho tiempo, ya que desde que hemos entrado en urgencias hasta que hemos salido han pasado 5 horas, aunque nos han tratado de lujo y han actuado como buenos profesionales. Al final, después de comprobar los resultados de todas las pruebas, me han indicado que sólo son dolores musculares y que podía irme a casa. Lo único que tengo que hacer es tomar paracetamol cada seis horas. Así que después de una jornada agotadora, ¡hemos vuelto a casa siendo ya mi cumple!, aunque con la pena de que no hemos podido ir a la cena que teníamos en Buggiba para despedir a María. Pero como estamos seguros de que va a volver, ya tendremos más días.

Por su puesto, muchas gracias a Vanesa y a Dei que fueron mis ángeles y a todos aquellos que lo sabían y se preocuparon. 😉

Día 75: Un poco de descanso, ¡por favor!

Día 75: Un poco de descanso, ¡por favor!
The Parranda

The Parranda

Después de tres días saliendo, aprovechando bien que el jueves 13 fue día de fiesta en Malta (día de la República), nos merecíamos un poco de descanso. El día de fiesta en Valleta, el estreno “The Parranda” y el cumpleaños de César nos han dejado las fuerzas bajo mínimos. Por cierto, ya podéis ver las fotos de la fiesta aquí., os dejamos una foto de adelanto para que os hagáis una idea de lo que fue. Así que aparte de levantarnos tarde, estuvimos tirado en el sofá haciendo un poco de relación social vía facebook y luego a comer el típico plato de pasta del día  de después de salir de fiesta. No sé si os pasa lo mismo, pero a mí me apetece mucho un buen plato de pasta cuando estoy de resaca.

Después de comer, hemos visto una serie, aunque Dei más bien aprovechó para echarse una buena siesta. Estamos siguiendo “Once a upon a time”, es totalmente recomendable. Te hace recordar un poco los cuentos que hemos leído durante nuestra infancia pero desde un punto de vista diferente.

Al final, nos hemos animado a salir a tomar algo, recuperamos un poco de las fuerzas perdidas y fuimos hacia Paceville para encontrarnos con Laura, Cristina, su compañero de piso y dos amigas de él, una italiana y la otra holandesa. Fuimos a un pequeño bar que creemos que se llama “De Olde Key”  que esta en la misma calle que el “Bar Celona” situado debajo de la pensión “Hacienda”, que por lo que hemos visto es muy barata y esta en pleno St. Julians. El bar era bastante amplio y muy acogedor, con música rock internacional bastante cañera, aunque de vez en cuando sonaban clásicos de The Beatles, Leonard Cohen o Johnny Cash. Los precios son muy buenos, puedes pedirte una botella de vino por 4 euros y el público es de lo más variopinto.. Es un lugar perfecto para empezar la fiesta antes de ir a los locales de Paceville o simplemente para tomar algo tranquilamente cualquier día de la semana. Allí también hemos coincidido con Vanesa, Sergio, que es un chico nuevo en la isla ( ¡bienvenido!) y tres chicas de Villarrobledo, a las que Cristina conocía porque también es de allí, cosas así solo pueden pasar en Malta. Al final, nos hemos venido a casa pronto porque me dolía el estomago y tampoco teníamos previsto salir de marcha hoy, que mañana también tenemos plan en Bugibba.