Monthly Archives: noviembre 2012

Día 60: Malta, país de oportunidades

Día 60: Malta, país de oportunidades

Esta mañana nos hemos limitado a recibir la compra que pedimos ayer por la noche por internet, ya no quedaba na’ en la nevera, así que hemos tenido que esperar a que nos trajeran el pedido para poder hacer la comida. Además hoy, ha llegado con bastante retraso, casi a las cuatro de la tarde.

Después de comer, me ha salido otro nuevo trabajo: una nueva web. Una de las personas que nos leía, después de ver cómo quedó la web de Fervan, me ha escrito para que haga la web de una empresa de bicimensajeros, un servicio de envío ecológico. Hemos hablado de lo que buscaba y de prespuestos y todo ha cuadrado muy bien, así que el lunes empiezo con este nuevo proyecto.

Ana en la playa de Sliema

Ana en la playa de Sliema

La verdad es que desde que he llegado a Malta, me han surgido diferentes proyectos y todos están saliendo muy bien. Además estoy trabajando en cosas en las que me apetece trabajar y con las que disfruto. En España todo era difícil y tenías que tragar con cualquier cosa, así que ahora mismo estoy muy feliz y contento de haber tomado la decisión de venirnos aquí a vivir.

Además, muy pronto podremos anunciar otro proyecto en el que estamos metidos y que iréis descubriendo estos días por internet. Nos lo estamos pasando muy bien haciéndolo pero de momento no podemos decir nada, seguro que muchos ya sabéis de qué estamos hablando.

Por la noche hemos estado en casa de Vane, despidiendo a Ana, la chica tan mona que veis en la foto, que vuelve a casa por Navidad. Le estamos buscando pretendiente, así que los candidatos podéis mandarnos una foto de cuerpo entero para que cuando vuelva en Enero tenga donde elegir. Busca chico guapo, alto y fuertote.

 

Día 59: Entrevista de trabajo

Día 59: Entrevista de trabajo
Betting Connections

Betting Connections

Bueno, como os dejé ayer una referencia en la última entrada, el día de hoy nos podría traer nuevos proyectos y sorpresas, ya que me ha llegado una oferta de trabajo muy interesante a través de una “Recruitment Agencie”. Estas empresas se dedican a reclutar y preparar gente para enviarlas a las empresas que ofertan trabajo. Aquí en Malta se trabaja mucho en este sentido sobre todo en el tema de las “Betting companies”. Os ofrecemos desde hace tiempo muchas de ellas a través de nuestra pagina de dedicada al “Trabajo en Malta” y aprovecho para decir de nuevo que si sois informáticos o telecos, podéis enviarnos vuestros CV e igual podemos ayudaros a encontrar trabajo. La empresa por la que recibí la oferta fue Betting Connections, así que me acerque esta mañana a su sede para preparar un poco la entrevista que tendría por la tarde y poder recrear cómo iba a ser. Las preguntas fundamentales son: tus puntos fuertes y débiles, desarrollar tu CV, por qué quieres entrar en la empresa, si la conoces, razones de por qué dejaste o te despidieron de tu anterior empresa, si conoces todos los puntos que piden en la oferta de trabajo, cómo te describes a ti mismo,… Está muy bien pensado ya que así realizas una prueba y te pueden indicar los caminos y pautas a cambiar o mejorar.

Así que ya por la tarde, fui a la empresa, que por motivos obvios no voy a mencionar, y realizamos la entrevista. Tal cual me la plantearon por la mañana se desarrolló por la tarde, por lo que os recomiendo que os toméis en serio las entrevistas con las recruitment. Es verdad que en mi caso, que soy informático, me preguntaron cosas más específicas sobre conocimientos de programación que las recruitment no dominan, pero que si tienes experiencia estás capacitado para responder.

Después de otro día sin parar, decidimos tomarnos un descanso y cenar una pizza, que por cierto están muy buenas y baratas en el Friar Tuck, un pequeño local que está en Sliema. Para hacerles pedidos para llevar a casa podéis entrar en la página TakeOut.

 

Día 58: Vuelta a la normalidad

Día 58: Vuelta a la normalidad

Como habéis visto estos últimos días la visita de nuestra amiga Lola o Maria Serrano ya ha terminado, así que volvemos un poco a la vida normal que llevábamos desde que llegamos a la isla.

Por la mañana quedamos con Martin, un empresario maltés que habla español y con el que estamos hablando para  hacer algo interesante en la isla. Luego retomamos las clases de natación, en las que ya estoy viendo progresos grandes y mi gran profesora Ainhoa dice que voy muy bien. Espero darle un empujón esta semana e intentar aprovechar estos días de sol y buen tiempo y hacer algún intento en la playa. Todo con precaución que no me quiero ahogar en una intentona ;-).

Cynergi

Cynergi

Por la tarde he tenido ya mi tercer partido en la “Malta National league”, en la que os recuerdo que juego en la sexta división. De momento no va nada mal ya que he ganado los tres partidos hasta el momento,  a un letón y a dos malteses, todos la verdad que muy majos y con los que espero jugar a menudo fuera de la competición, por lo que el ascenso a quinta división está cerca. El partido ha sido en el gimnasio “Cynergi”, que por lo que vi está muy bien. Tiene una gran sala de máquinas, dos pistas de squash y otra para hacer clases colectivas, luego también piscina y saunas. La verdad es que tenía muy buena pinta, así que me estoy planteando apuntarme. Lo único es que no pregunté las tarifas pero rondará los 50 euros el mes. Si alguien tiene información sobre ello que lo deje en comentarios o nos lo envíe a nuestro correo.

Por la noche, después de una cena a base de Hummus, hemos descansado tirados en el sofá. Y enseguida a dormir esperando que el día de mañana nos traiga buenas sorpresas y nuevos proyectos que podamos empezar.

Día 57: ¡Adiós Lola!

Día 57: ¡Adiós Lola!

Después de tres días de no parar y de descansar más bien poco, hoy nos ha costado la vida levantarnos, pero había que hacerlo si no queríamos que Lola perdiera su vuelo. A las 11:30 ya estábamos los tres en el coche camino del aeropuerto. No hemos tardado casi nada en llegar, como unos 15 minutos. Allí hemos estado haciendo un poco de tiempo con Lola, para que la espera no se le hiciera tan larga. Después hemos entrado a despedirla durante no más de cinco minutos y al salir teníamos un regalito de la policía maltesa: una multa, 23 euros la broma. Nos la han puesto por dejar el coche aparcado enfrente de la puerta de la terminal, algo un poco desmesurado porque ya os digo que no han sido más de cinco minutos el tiempo que ha estado ahí. Además no hemos visto a nadie poniendo multas, todo muy raro…

¡Adiós Lola!

¡Adiós Lola!

Una vez pasado el susto hemos cogido el camino de vuelta a casa y al llegar hemos deshinchado el colchón y recogido todo con un poco de pena. Han sido tres días que se nos han hecho cortísimos pero que los hemos disfrutado un montón. Era la primera visita que recibíamos desde que llegamos a la isla y además era Lola, una buena amiga que conocí hace cinco años precisamente aquí en Malta, cuando vinimos a hacer uno de los famosos cursos de inglés del MEC.

Una vez recogido todo, hemos recibido a Carmen recién salida de su trabajo. Habíamos quedado con ella para hablar acerca del tema de la fiesta que vamos a organizar, ya que nos va a echar una mano con un montón de ideas geniales que todavía no podemos desvelar. Como hacía buen día, nos hemos ido a tomar una cerveza al kiosko de Balluta hasta que se ha hecho la hora de comer. Después hemos vuelto a casa y hemos charlado largo y tendido acerca de la fiesta (nombre, concepto, música, espectáculos,…). Estamos muy ilusionados con la idea porque pensamos que puede salir algo chulo.

Por la tarde hemos quedado con María, Nuria y Ainhoa, que hacía tiempo que no las veníamos. Hemos tomado unas cervezas en el City of London, que es ya nuestro punto de encuentro. Allí han surgidos nuevas ideas y nombres para la fiesta, hay uno que ya apunta con fuerza, a ver qué sale de todo esto…

Día 56: ¡Lo hemos gozado! Azure Window (Blue Window)

Día 56: ¡Lo hemos gozado! Azure Window (Blue Window)

Hoy nos ha costado menos levantarnos y Dei nos ha sorprendido preparando el desayuno: tostadas con aceite y tomate. Un desayuno completo para tener fuerzas y recorrer toda la isla de Gozo. A las 11.15h hemos llegado a Cirkewwa, el puerto situado al Noroeste de Malta donde se coge el ferry a las islas de Gozo y Comino.  Hemos perdido ese barco, pero hemos cogido el siguiente que ha salido a las 12.00h. A pesar de que íbamos con el mini, no ha sido especialmente caro: el coche 15,65€ con conductor, mientras que el billete por persona cuesta  4,65 € y en menos de 25 minutos estás en Gozo. Antes de llegar allí, hemos pasado por Popeye Village, donde puedes ver los bonitos decorados que dejó el rodaje de esta película en la isla y que merece la pena observar desde la carretera de acceso. Ha sido dese allí desde donde lo hemos visto, no hemos llegado a entrar dentro del poblado.

Un sol maravilloso (sí, me encanta esa palabra) nos ha vuelto a acompañar en este día y junto al paseo en barco con la brisa marina le van a venir estupendamente a mi cutis, que está algo cansado de Madrid. Me habría gustado coger algo de color en estos tres días, pero hoy ha sido el último y a pesar de que ha hecho bastante sol desde que vine el pasado sábado, me parece que no ha sido suficiente… Una razón de peso para volver lo antes posible ;). Os dejamos con el videoblog de esta mañana.

El puerto donde atraca el ferry en Gozo está situado en Mgarr  al sur de la isla. Desde ahí hemos ido hasta Victoria, que es  la ciudad más representativa, para dirigirnos luego a la que nos han dicho que es una de las playas más bonitas de Gozo: Ir Ramla Bay 

El trayecto no ha sido largo, porque la isla es muy pequeña, y ha sido muy entretenido porque nos ha sorprendido que el paisaje fuera tan verde. A diferencia de los recuerdos que tenía (de sol, roca y mar) Gozo es mucho más verde de lo que pensábamos;  es bonito porque al ir en coche tienes una vista panorámica de toda la isla, donde los paisajes están salpicados por abundantes huertecitos y plantaciones.

Como sabéis David y Dei me han llevado en el súper bólido a la playa Ramla Bay, pero el bus 302 también te lleva hasta ella, pasa por Nadur, que es un pueblo pequeño pero con encanto. La playa tiene un chiringuito con buena pinta, pero ahora está cerrado, así que si vais en estos meses de invierno llevad una Bavaria, Cisk o similar, sobre todo si el calor aprieta. Aunque no tiene arena fina ni paradisíaca, al menos no es una playa de rocas. El mar, como siempre, está cristalino y tiene un toque turquesa que te vuelve “ñoña”.  David y Dei se han bañado pero yo no he sido capaz, porque aunque hacía calor, el agua estaba fría (recordad que son los mismos que no tienen mantita en su salón, seguro que os da una idea de su sensación térmica). Algunas partes de la orilla están plagadas de rocas, pero otras tienen el acceso de arena, por lo que lo ideal es darse un paseo y elegir el acceso que más os guste.

A eso de las 14.00h el hambre ha podido con nosotros y hemos regresado a Victoria, donde hemos paseado por las calles principales para comprar algunos regalos. En una de las tiendas nos han explicado que el típico ojo de Osiris, que aparece en todos los barquitos, es un talismán para proteger a los navegantes. (Aquí os dejo un artículo que lo cuenta estupendamente).  David y Dei se han comprado uno y yo lo llevo como regalo para Fran.

Hemos comido en el Bellusa, situado en una de las callejuelas que da a la plazuela principal de Victoria, donde también hay un mercadillo. El bocadillo de jamón y queso, con tomate y lechuga está a 3,5€ y el de atún con aceitunas y cebolla también. Estaban muy ricos. Dei se ha decantando por una pizza que ha costado 6€ y la verdad era un poco triste pues sólo llevaba tomate, aceitunas, alcaparras y orégano.  Él se ha quedado contento y dice que estaba buena, eso es lo importante!

Después hemos llegado a la Blue Window (Azure Window) pasando por San Lawrenz. Era nuestro objetivo y allí hemos estado alrededor de dos horas disfrutando de un paisaje que te invita a reflexionar y a sonreír frente a la inmensidad del mar y la luz del cielo. Hemos tenido la suerte de llegar un rato antes del atardecer y hemos contemplado la caída del sol, con la explosión de colores que eso conlleva. Como viene siendo habitual en estos tres días que llevo aquí nos hemos hecho un auténtico reportaje fotográfico y hemos conseguido fotos realmente bonitas. Desde aquí hemos grabado el segundo videoblog.

Una vez se ha puesta el sol, hemos vuelto a Victoria para ver la ciudad iluminada pero no hemos aguantado mucho rato porque estábamos muy cansados. A las 18.15h hemos conseguido coger el ferry que salía de vuelta a Malta.

De nuevo en Cirkewwa y tras observar que el mini perdía mucha agua y que la temperatura del motor subía en exceso, hemos decidido comprar agua y echarle.  Parece que mañana, después de dejarme en el aeropuerto, David y Dei tendrán que llevarlo al taller. Esperemos que no sea nada grave!

La noche ha terminado con una tortilla de patatas y una ensalada buenísimas, que Dei nos ha preparado. ¿Qué más se puede pedir?

Los tres aventureros en Blue Window

Los tres aventureros en Blue Window

Y aquí termina mi tercer día de visita en Malta, un regalo de cumpleaños maravilloso, de unos amigos maravillosos, con los que he pasado unos días increíbles. Gracias, porque ha sido un honor ser la primera que os visita en vuestro nuevo hogar en Malta. Yo me he sentido como en casa, y en familia. Gracias  ¡2012!

Día 55: Marsaxlokk. Tv, pescado y sol

Día 55: Marsaxlokk. Tv, pescado y sol

Este domingo hemos visitado un pueblo pesquero  situado en la parte este de la Isla de Malta. Se llama Marsaxlokk y es realmente lindo. Un pueblecito levantado frente a una bahía, de tradición pesquera,  con unas vistas preciosas y el encanto de lo “pequeño, tradicional y lo auténtico”.

Marsaxlokk Tv

Marsaxlokk Tv

Nos ha costado levantarnos tras la fiesta de ayer en Paceville pero lo hemos conseguido, a las 13.00h hemos llegado a Marsaxlokk porque era día de mercadillo y queríamos llegar a tiempo. El día de mercado es sólo los domingos, es recomendable estar un poco antes, que si no, ya sabes cuando llegues puede estar  “tó el pescao vendío”… Josito, tenía el día libre y se ha venido con nosotros,  su 1,80 y pico no le ha impedido meterse en el mini, hemos cabido los cuatro muy bien, todavía queda espacio para otro. Para llegar nos hemos perdido un poco y hemos aparecido en mitad del campo donde había un televisor viejo sobre una roca. Un objeto que nos ha servido para provocar una caravana de coches, conocer gente y hacernos esta fantástica foto!

Pescado fresco

Pescado fresco

Hemos llegado y el mercado todavía estaba abierto, muchos puesto de pescado fresco al lado del mar y muchos bares y restaurantes donde poder tomar algo. Después de pasear por todos los puestos y comprar algunas cosas para el hogar maltés de Dei y David y un trajecito para Bruce (el perro de Vane), hemos ido a comer.  El restaurante ofrecía un menú estupendo: por 10€ un plato con tres tipos de pescado: atún, emperador y lampuki   (el pescado típico de Malta, ha sido el que más nos ha gustado) acompañados por patatas fritas y ensalada. En total por 12 euros hemos comido realmente bien, porque la pinta (medio litro de Cisk) nos ha costado 2 euros. La pena es que no recordamos el nombre, pero os podemos decir que estaba frente al mercadillo, con unas sombrillas de Cisk y lo regentan 3 hermanas, de hecho el nombre hace referencia a algo así como: “Three sisters…”  Después nos han recomendado el Café de París, pero ya habíamos vuelto hacia la otra parte de la isla.

Antes de que anocheciera, hemos ido a la Valetta, una ciudad que me recuerda mucho a La Habanna. Desde que visité por primera vez Malta, me cautivó la capital por sus callejuelas empinadas, fachadas destartaladas, la ropa tendida… Es como si la ciudad se fuera a derrumbar en cualquier momento. Hoy hemos paseado por sus calles que ya están iluminadas con motivos navideños y hemos tomado un café con Lali, Seba (que luego se enfada si no lo nombro 🙂 ) Vane, Granada y el resto de españoles que estaban allí. Nos hemos llegado también a una tienda de Todo 100 para comprar cosas para la casa. Se llama Tal-Lira y es una cadena muy conocida en el país, seguro que os saca de algún apuro en cualquier momento. Eso sí, no esperéis encontrar chinos, a Malta todavía no han llegado…

A eso de las 20.00h hemos venido a casa para descansar, cuando Josito, Ana y Vane nos han invitado a cenar a su casa. He preparado pollo con nata, que esta vez hemos acompañado con pasta. Mientras, hemos intentado recuperar la conexión a Internet aunque hasta muy entrada la noche ha sido imposible. Al parecer Melita (una de las teleoperadoras de la Isla) ha fallado durante unas horas…  Por cierto que Bruce, el chihuahua de Vane, ha estrenado su nuevo modelito (adquirido por Josito en el mercadillo -choni- de Marsaxlokk), y aunque se le vía un poco incómodo, seguro que estará calentito. Y es que aquí empieza a hacer frío y aunque no lo creáis Dei y David todavía no tienen mantita en el sofá. Quien venga a visitarles que les traiga un par, yo porque no lo sabía si no…. Es que sin mantita, este salón no es un salón!!!

El día ha sido estupendo, hemos comido pescado frente al mar en Marsaxlokk, paseado por una Valetta ya navideña y cenado pollo con nata, vino y buena compañía. Mañana nos espera Gozo, no os lo podéis perder…

Vuelvo a dejar una galería con unas cuantas fotos.

Día 54: Lola ya está aquí y, ¡todo es maravilloso!

Día 54: Lola ya está aquí y, ¡todo es maravilloso!

Sí, soy yo, Lola, para otros muchos María Serrano, la “suertuda maravillada” que ha visitado por primera vez a los protagonistas de La aventura de Malta. Tras esta breve presentación, obligada por Dei, os cuento cómo he vivido mi llegada a la isla.

Los Davices me reciben en el aeropuerto

David y Dei me reciben en el aeropuerto

El avión ha sido tan puntual que me ha sorprendido, Ryanair se ha portado esta vez. A las 13.30h he aterrizado en Malta y me ha recibido un tiempo delicioso: sol y una temperatura estupenda, algo que se agradece tras el frío de Madrid y el madrugón para coger el vuelo.

Creía que Dei y David me esperarían en la puerta de salida con globos y un cartel de bienvenida, pero el nuevo bólido les ha jugado una mala pasada y no han llegado a tiempo; para no perder la costumbre han llegado tarde pero esta vez no por su culpa…, ahora os contaré. Y pasado el tiempo que dura un cigarro, ahí estaban con su nuevo coche, que se abría camino entre el resto de automóviles del aeropuerto con toda la gracia: “Hacían gentes”, que se dice en mi pueblo, es decir, todo el mundo los ha mirado…

Les he echado esta foto antes de bajarse del coche, para luego darles uno de esos abrazos que reconfortan y con los que no puedes dejar de sonreír. Me han explicado que han llegado tarde porque el coche, aparcado frente a su casa, no les ha arrancado antes de salir hacia al aeropuerto. Pero tras pedir ayuda a un maltés (muy amable) han empujado al coche por una cuesta y lo han conseguido arrancar.

Me han dado a elegir el lugar que visitar, pero después de 5 años de mi primera visita a Malta y con los nervios de la llegada, he preferido que elijan ellos. El destino ha sido Mdina, una ciudad preciosa donde me han invitado a comer en el Fontanella, un bocadillo de pollo y una pinta de cerveza, todo estaba buenísimo. Muy típico nuestro, hemos estado haciendo un reportaje de fotos para la posteridad.

Antes de que anocheciera hemos ido al Dixie, donde he conocido a una parte de los españoles que David y Dei conocen en Malta. Casualidades de la vida, he estado con Lali, una compañera de trabajo que también ha decidido venirse a vivir a este pequeño país. Tomando una cerveza nos han animado a ir a una fiesta que “iba”, y ahora os explico el porqué de ese verbo en pasado, a tener lugar en el Surf Side. La fiesta prometía porque con 6€ aseguraban bebida y comida, pero al final la noche ha sido totalmente diferente. En lugar de estar en el Surf Side, hemos estado en casa de Jarlé (o como se escriba, nadie lo sabe) y Gorka. Una fiesta en casa de estos dos chicos que se han visto con 50 españoles, por lo menos, ocupando su estupendo hogar. Menos mal que tenían patio. Ahí he conocido a Carmen, Cristian y César, y otros tantos, como Granada y las tres chicas de Albacete…

La fiesta en la casa se acabó pronto, así que hemos ido al Juuls, donde te puedes tomar unos mojitos de fresa exquisitos (7€), bailar reggae y sorprendentemente fumar en su interior. El sitio estaba lleno y como queríamos cambiar de música, hemos ido Paceville, la zona de discotecas. Hemos estado en el Native, bailando música latina, española y rumbas…Ha sido realmente divertido, porque el camarero nos ha invitado a dos bandejas de 12 chupitos (que vale 9,90€), dos copas (2,50€) y una jarra de Vodka con Redbull, que eran pedidos que sobraban de gente que les pedía y luego se piraban y/o no pagaban ni volvían, así que en vez de tirarlo nos lo dieron y como os imagináis, ese camarero se ha ganado nuestra simpatía en un momento. Animados por el alcohol hemos aguantado hasta que hemos decidido cambiar de bar para ir al Hugo’s, una discoteca donde hemos bailado un poquito de techno house.

Ha acabado la noche, después de tomar una hamburguesa y andar un buen rato hasta llegar a casa. Las agujetas de bailar ya se notan y el sueño y el cansancio me pueden así que me voy a dormir en el colchón hinchable muy cómodo (que estreno hoy) y feliz por estar disfrutando otra vez de la compañía y las risas de David y Dei.

Pd: No dejéis de ver las fotos que adjunto aquí abajo 🙂

Día 53: Preparando la llegada de Lola

Día 53: Preparando la llegada de Lola

Hoy ha sido un día de lo más normal, hemos estado preparando las cosas y arreglando la casa para la llegada de nuestra amiga Lola, una jienense con mucho arte. Así que hemos comprado un colchón hinchable con su correspondiente inflador, en el que estará la mar de confortable. No nos ha salido muy caro, unos 30 euros las dos cosas en una ferretería maltesa que está subiendo la cuesta de Balluta, justo enfrente del bar Corks. Como me pareció un precio razonable, no miré mucho más.

Cena de 2 nivel de inglés de Mosta

Cena de 2 nivel de inglés de Mosta

Por la mañana he decidido ir a correr ya que hacía muy buen día, y la verdad que con esta temperatura ha sido una buena elección. Por la noches, entre la humedad y que la temperatura es un poco más baja, ya no se puede ir en pantalón corto ya que si te paras te quedas un poco frío y después llegan los resfriados y demás.

Por la noche quedé con mis compañeros de inglés para recuperar una de las clases que no habíamos podido dar debido a una serie de actos que había en la escuela de Mosta. Para hacerlo más ameno, quedamos en realizar una cena-clase en el Avenue y fue de lo más divertida, ya que todos éramos de diferentes sitios y yo era el único español, por lo que aproveché bastante para hablar inglés. Además, así te da tiempo a conocer facetas de tus compañeros que no te imaginabas, como por ejemplo, que dos de los italianos trabajan para el ejército actualmente y estuvieron en las guerras de Irak y Kosovo. Tuvo que ser algo muy interesante, por todo lo que vivieron en esa época y lo duro que son los momentos de guerra en cualquier parte del mundo.

Día 52: ¡Por fin he terminado la web!

Día 52: ¡Por fin he terminado la web!

Lo primero de todo, siento el retraso por haber tardado tanto en publicar el post, pero ha sido por una buena causa. ¡Por fin he terminado la web!  Se fue complicando cada vez más por querer hacerla lo más dinámica y estética posible, pero al final ha merecido la pena. La podéis ver en: www.alquileresenmalta.com

Web Fervan

www.alquileresenmalta.com

Ha sido mi primer trabajo en Malta y estoy muy orgulloso de él. Quiero dar las gracias a Vane por confiar en mí y ofrecérmelo nada más llegar a la isla. Su ayuda ha sido muy importante para mí y es uno de los principales motivos por los que estoy feliz de estar aquí. También a David que me ha ayudado mucho y también me ha aguantado.

No os quiero ni contar como tengo el cuello y la espalda de pasar horas y horas frente al ordenador, pero por fin la terminé. Ha sido la web más importante que he hecho hasta la fecha y por eso ha requerido tantas horas de trabajo. Pero ha merecido la pena porque he aprendido muchísimo y estoy dispuesto a hacer todas las web que hagan faltan.

Me alegro de haberla podido terminar antes del fin de semana porque viene a visitarnos Lola, una de las personas más importantes de mi vida, y quiero estar a tope con ella. Me da que este finde vamos a acabar con todo el alcohol de Malta, que falta nos hace. Ahora a disfrutar un poco de la isla, que ya toca.

Día 51: El verbo to be

Día 51: El verbo to be

Estos días estoy escribiendo menos porque estoy en la recta final de la web y estoy a tope queriéndola terminar ya. Así que me he saltado unos cuantos días de escribir en el blog porque seguro que David tenía cosas más interesantes que contaros. Ayer dijo que hoy estrenaríamos la web, pero al final creo que se va a retrasar a mañana, que faltan algunos detallitos.

Así que eso, por la mañana he estado trabajando en el tema, rematando cosas y dejando otras pendientes de terminar. Después de comer ha venido Raquel a casa a tomar un café para luego irnos juntos al curso de inglés del Ministerio. Hoy teníamos intensivo de tres horas porque, como nuestro curso no empezó en Octubre, tenemos muchas clases perdidas por recuperar. Ha sido un poco surrealista la clase de hoy, para haber estado tres horas no hemos hecho prácticamente nada. Al principio ha sido interesante porque nos han dicho cómo mandar una carta cuando envías un currículum a los trabajos y también nos ha explicado cómo elaborar el Europass, que según nos ha dicho, es el formato que se utiliza en Malta. Después hemos empezado a ver el verbo to be, increíble pero cierto. El nivel es más bajo de lo que yo pensaba y justo las dos personas que hablaban mejor de clase se han cambiado a un nivel más, así que creo que si quiero aprender algo voy a tener que hacer lo mismo.

Prestige

Prestige

Por la noche, hemos quedado con Martin, que ha contactado con nosotros a través del blog y nos ha propuesto organizar todos los jueves una fiesta en la discoteca Prestige. Hemos estado hablando del tema y nos ha parecido bien la idea, porque nos da libertad para proponer todo lo que queramos, a la hora de elegir la música, la temática, o incluso para ponerle un nombre. Nos ha enseñado el sitio y es una pasada, tiene equipos muy buenos de luces y sonidos y está decorado al detalle. La idea puede ser interesante, ya que creo que los españoles necesitamos algo diferente al Native, por eso de variar un poco, así que le daremos al coco a ver qué se nos ocurre. Por supuesto todas las ideas o propuestas que se os ocurran serán bienvenidas.