¿Qué hacer en Malta en cinco días?

¿Qué hacer en Malta en cinco días?
¿Qué hacer en Malta en cinco días?

¿Qué hacer en Malta en cinco días? Nos parece interesante volver a compartir este post ahora para que tengáis una idea de que ver. Este ha sido el diario de viaje que nos han dejado Joaquín y Ana Belén tras su visita a Malta:

Día 1: Llegada a Malta 

Hoy hemos emprendido una aventura con destino a Malta con mucha ilusión por ver el país y también por compartir unos días con nuestro amigo David (excompañero de trabajo) y su compi Dei.

Hemos cogido el avión a las 14:00 en la T-4 del aeropuerto Madrid-Barajas. Ana va un poco con miedo en el avión y se agarra fuerte a mi brazo.

A las 17:30 tomamos tierra en Malta, el tiempo parecía que no acompañaba y ya se había hecho de noche. Nos hemos desplazado hacia St Julian’s con la compañía Maltatransfer. Fue bastante cómodo, ya que te llevan a cualquier hotel de la isla y en caso de que te alojes en alguna casa te pueden dejar en algún hotel. Eso sí, aquí conducen de pena y encima por la izquierda. A nosotros nos han dejado en el hotel “Le Meridien”, que es el más cercano a la casa de David y Dei. Una vez hemos llegado, allí estaban hemos para recogernos y nos han llevado a su casa para dejar las maletas y relajarnos un poco.

Hemos salido a dar una vuelta y de paso recoger la que será nuestra cama hinchable durante cinco días. Hemos quedado con unos amigos suyos españoles en un pub-taberna llamado Simon’s. Tenían decoración de Halloween y otros objetos peculiares que le daban bastante encanto. Nos hemos pedido unas cervezas Cisk, tipo la Mahou en España, que la verdad estaba muy rica.

Pasadas dos rondas y de escuchar bastantes conversaciones en inglés mezcladas con español, hemos vuelto a casa para cenar unas pizzas hemos pedido al Mum’s Pizza para que nos las trajeran a casa. Ya había hambre, pero estaban muy ricas y además eran baratas. Después de cenar hemos planeado la ruta que vamos a seguir mañana y por fin nos hemos ido a descansar, que del viaje estábamos un poco cansados. A eso de las 2 o las 3 ha caído una tormenta que parecía que la casa iba a volar, pero en hora y media todo se ha calmado.

Día 2: Visita a Mdina 

Hoy nos hemos levantado, y tras un desayuno copioso nos hemos ido en busca de nuestro coche de alquiler. Lo reservamos por internet con la compañía Budget a buen precio, aunque cuando hemos llegado a por él, nos ha tocado soltar bastante pasta por el seguro, ya que si no quieres que te retengan 1500€ de la cuenta, que te devuelven en caso de que no le pase nada al coche, tienes que pagar bastante. Teniendo en cuenta que aquí se conduce por la izquierda, hemos preferido la opción del seguro a todo riesgo. Dei nos ha ayudado con las gestiones.

Después de dejar a Dei en su casa hemos tomado rumbo a Mdina, una de las ciudades de interior más bonitas de Malta. De camino, hemos comprobado cómo es la conducción Maltesa, un poco agresiva, en la que los intermitentes no sirven para nada. Nuestra primera parada en el camino ha sido Naxxar, que aunque no estaba prevista, al pasar por ahí hemos parado para ver la Iglesia Parroquial de Naxxar. De vuelta al coche nos hemos percatado de que los bares en Malta son muy curiosos y bonitos.

Hemos continuado nuestro camino hacia Mdina haciendo una nueva parada en Mosta, esta vez sí que estaba prevista. Allí nos hemos acercado a ver la iglesia con la tercera cúpula más grande de Europa. La verdad es que impresiona bastante.

Por fin hemos llegado a Mdina, y enseguida nos hemos dado cuenta de que es un lugar muy turístico, y al haber tantos autobuses y coches, hemos tenido que aparcar en la Parla de Malta. Aquí las cabinas de teléfono son rojas al estilo inglés, aunque después nos dimos cuenta que era así en todo Malta, debe ser porque fue colonia inglesa, jeje. La ciudad se encuentra en la cima de una colina, es amurallada y preciosa, ya sólo la entrada por el puente bajo el arco de piedra te da una idea de lo que vas a encontrar por dentro.

Hemos visitado la catedral, que por 5 € está bastante bien (incluye visita al museo). La catedral tiene dos relojes con diferentes horas, en uno está la hora correcta y en el otro la hora falsa para engañar al diablo. Al salir hemos entrado en un hotel con restaurante, que tiene unas grandes vistas de Malta y hemos pensado en si comer ahí. Cuando por fin nos hemos decidido, ha empezado a caer el diluvio universal sobre Mdina y hemos entrado al salón de dentro, en el cual hemos comido mientras pasaba la tormenta.

Una vez ya comidos, hemos ido al restaurante Fontanella por recomendación de David. Allí nos hemos metido para el cuerpo una tarta de chocolate y otra de queso, ambas estaban de muerte. Cuando hemos salido del Fontanella ha empezado a caer la noche, así que hemos decidido ir hacia el coche, ya que el tiempo no acompañaba. De camino al coche, ha sido genial pasear por las calles de Mdina en silencio y con las luces de color amarillo tenue.

A las 18:00 ya estábamos de vuelta en casa de David, ya que luego habíamos quedado para ir a Valletta a ver un concierto de su amiga Carmen. Emprendemos camino con David, Dei y Miriam, que también se ha unido para ver el concierto. Antes de las ocho ya estábamos en Valletta y nos hemos adentrado en la ciudad, también amurallada, camino al sitio del concierto. Hemos pasado por el Buckingham Palace de Malta, en el cual hay una plaza con una fuente de colores que se mueve al son de la música clásica cada hora. Es bastante curioso y bonito.

Después hemos continuado bajando la calle fijándonos en las típicas casas maltesas con balcones de madera pintados de colores, que son muy bonitos. Antes del concierto nos perdimos con David un poco por Valletta para conocerlo mejor mientras Dei y Miriam se han quedado tomando algo en un bar llamado Ġugar, que por lo visto ha abierto hace poco. Llegó la hora del concierto de Carmen, la verdad es que ha empezado un poco fuerte, ya que se ha quitado la ropa de repente y se ha marcado una danza bastante erótica con su guitarra, pero luego todo ha vuelto a la normalidad. Su voz es muy buena y prácticamente no hacía falta el equipo de sonido para escucharla. Esperamos que triunfe la chiquilla.

Para finalizar hemos vuelto a St Julian’s para cenar algo rápido e ir a tomar algo al bar donde trabaja Miriam. El tamaño de las copas es de coña, pero eso sí, son muy baratas. A eso de las tres hemos vuelto a casa a dormir un poco, que ya iba siendo hora.

Día 3: Playmobil Fun Par

PlayMobil Fun Park

PlayMobil Fun Park

Hoy nos hemos levantado más pronto de lo esperado. Pero para variar, esta mañana ha caído otra tormenta de la que parece que no nos vamos a librar en todas las vacaciones.

Después de otro desayuno de reyes, hemos ido a ver el Playmobil Fun Park con los dos Davides, que es como la ciudad de playmobil pero en tamaño grande. Es muy curioso, ya que los playmobil son gigantes, e incluso puedes montarte en las vacas y caballos. Hay un montón de niños jugando, ya que hay un espacio para ellos en el que pueden jugar con todos los playmobil que quieran. Nosotros como niños grandes, también hemos hecho algunas compras de llaveros playmobil.

Del parque de Playmobil nos hemos ido a ver Vittoriosa (Birgu), unas de las 3 ciudades por las que Malta logró que no la conquistaran (Vittoriosa, Senglea y Cospicua). Una ciudad muy bonita con un gran puerto. Hemos comido en la plaza principal a buen precio, algo menos de 10€ por persona.

La siguiente parada ha sido Kalkara, en la que hemos visto una preciosa puesta de sol con Valletta de fondo.

De vuelta a St Julian’s hemos hecho una parada en Valletta para tomamos una copilla en el Monaliza, un sitio muy chulo enfrente del mar. Eso sí, muy solitario, éramos los únicos que estábamos allí.

Ya en St Julian’s hemos bajado a dar una vuelta por el paseo marítimo que es bastante bonito. De vuelta, hemos ido a casa de una amiga Italiana de David, que organizaba una fiesta por la inauguración de su piso. Hemos llevado un par de botellas de vino y una empanada de dátiles y bacon que ha hecho Dei y que estaba muy rica. Fueron muchos de sus amigos españoles y hemos pasado muy buen rato. Sobre las dos nos hemos ido a dormir, que estábamos cansados después de un día tan largo.

Día 4 – Mercado de Marsaxlokk 

Marsaxlokk

Marsaxlokk

Hoy nos vamos de visita al Mercado de Marsaxlokk. Es el típico mercadillo de puestos que puede haber en España. El encanto es que esta al lado de un puerto pesquero con las típicas barcas maltesas de pescadores (Luzzu). También tiene un mercado muchos puestos para comprar pescado y recuerdos de Malta. El sitio es precioso. Después de recorrernos el mercadillo y hacer las compras necesarias nos hemos ido a comer. Hemos estado en  bar que conoce David y al que suelen llevar a todas sus visitas, el Rising Sun Bar. Hemos comido pescado y pulpo con patatas y pisto cocinados al estilo maltés.

La siguiente parada ha sido Marsaskala, donde las vistas desde el acantilado de St Thomas Bay son una pasada. También hemos paseado por el puerto, que también es muy bonito.

De vuelta en St Julian’s, ya de noche, hemos ido a dar un paseo por Sliema. Hemos llegado hasta un mirador desde el que se puede observar Valletta desde la noche maltesa. Sin duda la zona más lujosas de Malta, ya que se veían hoteles, edificios y tiendas de alto standing.

Día 5 – Gozo 

Azure Window

Azure Window

Hoy emprendemos la aventura hacia Gozo, la hermana mediana de Malta. Hemos bajado a desayunar a un bar de St Julian’s, en el cual nos han tratado muy bien. Y en el que me he dejado olvidados 40€ que me han dado de vueltas. Menos mal que el camarero se ha acordado de mí cuando cuando he vuelto.

Después del desayuno hemos partido con el coche hacia Cirkewwa, donde se coge el ferry a Gozo. La duración del trayecto es de unos 40 minutos. De camino hemos parado en el pueblo de Popeye. Un sitio con mucho encanto en el que las casitas son de colores. Lo hemos visto desde fuera, ya que es un parque temático. Es sobre todo para niños y no era nuestro objetivo para visitar.

Hemos llegado al ferry y nos hemos montado con coche incluido. El trayecto ha sido bastante agradable. Se paga a la vuelta y nos ha costado unos 20€ los dos con el coche incluido. A las 11:45 por fin hemos llegado a Gozo. Hemos salido del ferry con el coche y hemos empezado el camino.

La primera parada ha sido Xewkija. Allí hay que visitar una iglesia en la que destacan sus dos grandes torres. Es curioso como iluminan las iglesias en Malta por la noche, están todas llenas de bombillas de colores.

La segunda ciudad fue Xlendi, un pequeño pueblo de la costa metido en un valle. El sitio es alucinante. Es la ciudad costera más bonita de malta para mi gusto.

Desde ahí hemos cruzado la isla hacia el norte y hemos visitado Marsalforn. No es que sea gran cosa después de todo lo que hemos visto en Malta, pero su puerto y sus vistas son muy buenas.

Luego nos hemos desplazado al centro de Victoria, la capital de Gozo, en la que destaca su Ciudadela. Me la esperaba un poco más grande. Pero aún siendo pequeña es bonita y puedes divisar toda la isla desde lo alto de su muralla. Hemos comido en un bar bastante cutre algo rápido, aunque la comida estaba muy buena.

Después de comer hemos cogido el coche dirección Noroeste camino de la Azure Window. Pero antes hemos para ver el Ta-Pinú, una catedral enorme en la cual puedes encontrar numerosas historias sobre milagros que se realizaron allí.

Por fin a las 16:20 hemos llegado a la Azure Window. Es un acantilado en el que el mar con el paso de los años ha hecho un arco en la roca. Por lo que ha quedado hueca y haciendo como si fuera una ventana. Todo esto explicado parece sencillo, pero es enormemente grande. Allí nos hemos quedado para ver la puesta de sol. Aunque antes hemos subido a lo alto de la roca para ver las vistas desde arriba. Había bastante gente a esa hora esperando para ver la puesta de sol.

A las 19:30 hemos cogido el ferry de vuelta a Malta, después de pasar un gran día en Gozo. Hemos vuelto con tristeza por lo que dejamos atrás.

Ya en St Julian’s, David y Dei nos han llevado a cenar a el restaurate Piccolo Padre. Es un restaurante Italiano que está situado justo en Balluta Bay. Además de ser un sitio muy bonito, la comida está muy buena y las raciones son enormes.

Por fin nos hemos acostado, después de un día inolvidable.

Día 6: Vuelta a casa 

Concatedral de St. John

Concatedral de St. John

Hoy es el día de volver a Madrid, y desde ahí Ana se tiene que ir hasta Córdoba la pobre. Hay que ver lo rápido que han pasado estos días. Lo primero que hemos hecho después de desayunar en casa, es ir con David, que nos ha acompañado con su mini, a Budget para devolver el coche de alquiler. Malta estaba inundado de todo lo que ha llovido por la noche y por la mañana.

Después nos hemos dirigido de nuevo a Valletta a ver la concatedral de San Juan. La entrada son 6 € con audio guía incluida. Es impresionante. La visita dura 1 hora y pico debido a las numerosas cámaras que hay que ver. Impresionan las tumbas en el suelo con numerosas calaveras.

A eso de las dos hemos vuelto a casa y hemos comido una pasta que se ha currado Dei. Un poco después  nos hemos despedido de Dei y nos hemos dirigido al aeropuerto en el coche de David y a las cinco ya estábamos cogiendo el avión.

Con esto decimos adiós a una aventura maravillosa en la que hemos disfrutado de Malta. Gracias a nuestros amigos David y Dei, ha sido mucho mejor de lo esperado. Muchas gracias chicos de todo corazón.

Estudiar inglés en Malta día 11: Mela, Insellimlek Malta!

Estudiar inglés en Malta día 11: Mela, Insellimlek Malta!

Tristeza máxima, así describiría mi ultimo día en la isla. Hoy parto rumbo a Grecia. Tengo sentimientos encontrados porque aunque me da pena irme de Malta, tengo muchas ganas de conocer el país heleno. Por cierto, volar desde Malta me ha salido muy barato. El viaje a Atenas (solo ida) me ha costado unos 30 euros. Es una buena opción para todos aquellos que queráis visitar Grecia desde España. Siempre podéis parar en Malta y luego aterrizar en Atenas. Así disfrutáis de dos joyas del Mediterráneo. Si tenéis tiempo, creo que compensa porque los vuelos directos desde Madrid a Atenas no bajan de 200, en cambio Madrid – Malta – Atenas podéis llegar a encontrarlos por menos de 60 euros.

Así que hoy cierro el curso de dos semanas que vengo realizando en Linguatime. Me voy muy satisfecho por dos motivos. Una porque me ha servido para mejorar mi inglés y la otra y la más importante, para tener unas pautas con las que seguir mejorándolo en el futuro. Como sabéis, el hacerse con el inglés no es sólo cuestión de estudiar unas semanas en una academia o escuela, sino que supone un esfuerzo continuado. Las clases tanto del curso general como de conversación, sirven sustancialmente para eso, para ofrecer pautas con las que corregir errores y conseguir un avance. Como todo, con trabajo y práctica, el inglés dejará de ser un problema para pasar a una habilidad más. Tan importante, por cierto, a la hora de encontrar trabajo o mejoras en los puestos de las empresas.

Este jueves toca despedida de profesores y alumnos. Quizás dos semanas parezcan pocas, pero si vives una inmersión total, desde las clases hasta la convivencia, os aseguro que es algo que merece la pena académicamente y personalmente no se olvida. Ya me pasó en los cursos que hice anteriormente, y venía un poco con los reparos de que no volvería a pasar, pero gratamente me equivoqué de nuevo. Asami por ejemplo me escribió mi nombre en japones como recuerdo 😉

Rumbo al Aeropuerto de Malta

Ahora es momento de recoger los trastos, hacer la petaca y rumbo al aeropuerto. Desde St. Julians y Sliema es muy fácil coger el bus, porque pasa el X2. Os aconsejo, nuevamente, mirar bien los horarios e ir con tiempo porque aunque la isla sea pequeña, el recorrido es largo. Tardé casi una hora en llegar al aeropuerto.

Gia su Malta! Me voy a Grecia, pero vuelvo dentro de poco para realizar otro curso en otra de las escuelas de la isla… ¿cual será? Ya os enteraréis 😉 ¡Nos vemos pronto!

 

Estudiar inglés en Malta día 10: Spanish night

Estudiar inglés en Malta día 10: Spanish night
Estudiar inglés en Malta día 10: Spanish night

¿Quién no se apuntaría a un desayuno gratis? Este miércoles nuestra escuela ofrecía “free breakfast” para que los alumnos se relacionaran entre sí. ¡Y yo no estaba dispuesto a perdérmelo!

Es una gran iniciativa porque, además de hacerte interacturar con el resto de alumnos en inglés te ofrece la oportunidad de acercarte a la comida típica de Malta. Tuvimos la suerte de probar los pastizzi de guisantes y queso. Una receta que no podéis dejar de probar si venís a la isla.

Las clases siguen su rumbo dando resultados bastante satisfactorios. Por la mañana realizamos una actividad bastante interesante que no está muy de moda en estos tiempos: el dictado. ¿Por qué son buenos? Me atrevería a decir que lo son, por tres razones: para mejorar el listening, la compresión y el writing. Parece un ejercicio muy fácil y para algunos quizás llegue parecer hasta aburrido, pero si os paráis a pensar quizás sea una de las formas más interesantes y completas que existen para poner a prueba los conocimientos.

Como ya comentamos en post anteriores, los españoles solemos tener dificultades para desenvolvernos en el speaking, listening y la comprensión. Por eso, creo que los dictados refuerzan estas destrezas lingüísticas, porque aunque no lleguemos a “pillar” todo lo que se dicta, captar la idea esencial es fundamental para comprender el contenido. Si a eso le añadimos el esfuerzo gramático y de léxico que hacemos, incluso cometiendo algunos errores, el resultado es muy interesante. Lo ideal es detectar nuestras debilidades y dudas y no quedarnos estancados en una palabra, continuando con el dictado para así completar la actividad. Para practicar con los dictados, el profesor nos recomendó una página online que me parece muy interesante compartir con vosotros, para que podáis practicar si así lo deseáis.

Ya por la tarde, la clases de conversación han seguido la misma dinámica de los días anteriores, por lo que no hay mucho que destacar.

Spanish Rules

Por desgracia, mañana dejo la isla rumbo a Grecia. Digo por desgracia, porque la convivencia en la escuela está siendo una maravilla, tanto en las clases como con mis compañeros de casa. Y me da pena, porque no he parado de relacionarme y conocer buena gente. Como siempre os digo, es la mejor manera, además de que te aporta personalmente mejoras el inglés rápidamente. Hoy, en línea con el resto de días, hemos hecho una cena de spanish food en nuestro piso. Ha sido todo un poco fruto de la improvisación, lo que lo ha conseguido que resulte mejor imposible. Ver gente de diferentes países y culturas, disfrutando de nuestra comida, riendo, conversando…es, sin duda, un placer. Varios de los españoles de la escuela cocinamos varias tortillas de patatas.

Tengo que reconocer que no me salió nada mal, pese a que era la segunda o tercera vez que lo hacía. Puedo sacar pecho por mi aportación 🙂 Con el estómago lleno de este manjar español, terminamos la noche en Paceville. Fue un gusto ver que esta zona se está abriendo a nuevas ofertas de ocio habiendo cada vez más variedad. Nosotros optamos por una fiesta turca en el Qube. Una noche de lujo con Marek, Okan y sus hermanos… otro día perfecto en la isla y ya van….

Estudiar inglés en Malta día 9: Multicultural

Estudiar inglés en Malta día 9: Multicultural

Multicultural, así podemos resumir el día de hoy. Volvemos la carga con el segundo martes de curso. Al final la clase la hacemos tres, Asami, André y yo. Como comentamos ayer, nos estamos dedicando a detectar nuestro errores más comunes e intentar crear una estrategia para corregirlos. Antes de esta, estuve en la clase de Bussiness también con André y con Turan. La clase está centrada sobre el vocabulario y las expresiones de negocio.

Los errores más comunes suelen detectarse en la pronunciación. Haciendo auto-crítica, diría que los hispanohablantes tenemos un nivel aceptable en cuanto a la gramática e incluso en el vocabulario pero fallamos en todo lo demás como el speaking y listening. Supongo que la clave está en la manera en la que se enseña el inglés en España. Dar clases de inglés en español no es la mejor manera de aprenderlo y nos damos cuenta cuando salimos de nuestro país. Esperemos que las nuevas generaciones, lo tengan más fácil y no tengan este mismo problema.

Como os dije tengo muchos problemas al pronunciar ‘sh’ una combinación de letras muy comunes en inglés. Para corregirlo me han ofrecido una serie de ejercicios a nivel de comprensión y de pronunciación. La conclusión a la que he llegado es que si llegas a comprender lo que te dicen, al final el sonido será familiar y lo pronunciaras con naturalidad. Para practicar, el profesor me ha recomendado una serie de páginas en internet donde practicar. Aquí os dejo los enlaces. Otro más.

La clase de conversación, se basa en la interacción con la premisa de: “cuánto más interactivo seas mayor naturalidad adquirirás”. En base a ello, nos han propuesto una serie de juegos para conversar e interactuar con el resto de alumnos, siempre con la atenta mirada del profesor por si es necesaria alguna corrección. No dudéis nunca en pedir ayuda a los profesores.

Multicultural

Terminadas las clases sigo aconsejando que os relaciones lo máximo posible. No hay mejor manera de seguir aprendiendo que seguir practicando. ¡Y eso es lo que hice! Esta vez decidí darme un retoque facial, por eso me pasé por el centro de estética de Raquel, que como veis me hizo las cejas estupendamente. Es una profesional como la copa de un pino. Si estáis por aquí no dudéis en contactarla.

Con las cejas hechas y “recién peinao” nos fuimos a tomar algo a un bar español. Su apertura fue reciente,ya os hablé de él en una entrada anterior, y se llama ‘La vida’. Poco a poco se fueron uniendo gente de la escuela de todas las nacionalidades y gente conocida de la isla, también de diferentes países.

Como sabéis diversión y aprendizaje no tienen porque estar reñidos, de hecho todo lo contrario, creo que es la mejor manera de adquirir conocimientos y por supuesto de hacerte con un idioma. Siempre podéis visitar una ciudad nueva juntos, dar un paseo por la playa, ir al cine o preparar algo de cena en casa,cualquier excusa es buena. Nosotros nos dejamos llevar y acabamos en el Funky Monkey, un bar alternativo de la nueva Malta que esta naciendo al calor de la nominación de Valletta como capital europea de la cultura 2018.

Estudiar inglés en Malta día 8: A por la segunda semana de curso

Estudiar inglés en Malta día 8: A por la segunda semana de curso

Antes de comenzar el curso y como no podía dormir, me di una vuelta cerca del alojamiento. Como véis los amaneceres de Malta son espectaculares.

Amanecer en Sliema

Amanecer en Sliema antes del curso

Volvemos a comenzar la semana, y lo hacemos con una novedad: la posibilidad de tener clases privadas en un nivel avanzado. La escuela como venimos diciendo es Linguatime, nos ha ofrecido tomar clases particulares adaptadas a la necesidad de cada alumno. La razón es porque no había suficientes estudiantes para hacer clases colectivas (probablemente porque es temporada baja). En este caso nos ofrecieron a mi compañera Asami y a mi, los únicos alumnos de la clase de nivel avanzado, la oportunidad de atender clases privadas. Pude asistir esta clase porque estoy en Upper Intermediate (un nivel por debajo de Advance). Equivaldría a los niveles situados entre B2 y C1. Opté por la clase orientada a Negocio mientras Asami (que estaba matriculada en un General 20) se decidió por mejorar la parte de conversación.

En las clases privadas, no se sigue ningún libro. Son sesiones están centradas en detectar tus errores ya sea en el writing, speaking o reading. Todo con la intención de ofrecerte pautas para corregir esos errores que muchas veces se vician y se convierten en crónicos. Es una buena herramienta para la gente que ya tiene una buena base. Así que únicamente lo que necesita es “pulir” los fallos que comete. En base a esto, hemos estado analizando mis puntos débiles. Algún problemilla con la pronunciación de la “sh” y prestar más atención en el listening. El profesor me aconsejó escucharme más a mi mismo cuando estoy hablando en inglés. Así detectar mis errores e intentar cambiarlos. Una manera muy interesante para mejorar el inglés. 

En las clases de conversación, hemos cambiado de profesor y hemos tenido a una profesora británica con un acento muy claro. Otra de los grandes puntos de la escuela, hablo en general ya que no conozco a todos los profesores, es que los profesores tienen acentos muy claros. Fuera de estereotipos, por lo que las clases se siguen muy bien y nunca te llegas a perder.

Valletta

Terminadas las clases, hemos ido a Valleta con mis compañeros de piso. Muchos de ellos no conocían la capital, así que ha sido una buena oportunidad para visitar de nuevo las calles de esta joya del Mediterráneo.  Hablando en inglés y perfeccionando el idioma, claro está. No os podéis perder los jardines que hay en la ciudad. Los Upper Barrakka Gardens y los Lower Barrakka Garden son lugares mágicos. Unas vistas que te dejan literalmente sin habla ya sea durante el día como por la noche.

Entrada al nuevo centro multiusos

Como ya os recomendé anteriormente, no dudéis en perderos por las calles de esta ciudad que va a ser capital europea de la cultura en 2018. Más si se tiene en cuenta que se esta preparando para el evento de tal magnitud y repercusión. Tenedlo en cuenta porque va a haber una multitud de actos culturales. Estos se añadirán a los que hacen habitualmente cada año.

Estudiar inglés en Malta día 7: Recomendaciones de domingo

Estudiar inglés en Malta día 7: Recomendaciones de domingo

Empecé muy relajado la mañana del sábado, pero como habréis comprobado al final una cosa lleva a la otra y lo aproveché bastante. Por eso la mañana del domingo me la he tomado de relax para luego poder disfrutar un ratito con la generación que conocimos en la primera aventura.

Quedamos a comer en casa de Soraya, y allí me encontré con la “Resistencia de la isla”, que son Laura, Belén ( aunque parece que deserta) , DelaHera y Lola. Más tarde nos reuniríamos con Cristina para conocer su nueva casa en Msida tomando un cafecito. No hay nada mejor para un domingo, que compartirlo con los amigos. ¿o no?. Antes de terminar el día eso si, me dí una vuelta por el paseo de Sliema. Como podéis ver,  esespectacular el paseo.

Paseo de Sliema

 

Planes de domingo

Aprovecho el post de hoy para daros algunas ideas para disfrutar los domingos. Uno de mis planes favoritos es ir al mercado y comer en Marsaxlokk. Allí podéis completar la visita, caminando a Sant Peter Pool. Es un paraje rocoso con forma de mini bahía y con un agua transparente, que no os dejara indiferentes. Allí se encuentran dos famosos saltadores, como véis en el vídeo.

 

Tras la comida podéis ir a tomar algo en Buggibba, en el norte de la isla. En su plaza principal encontraréis varios locales para echar el rato y escuchar música. Aquellos que conozcan el barrio de la Latina de Madrid, verán que es un plan bastante parecido.

Buggiba de noche

Para despedir el fin de semana, en Valletta siempre hay algo que hacer y os recomiendo perderos por sus calles, en las que hay muchos lugares que visitar y rincones preciosos para comer, como Waterfront, que es el lugar donde zarpan los grandes cruceros que paran por la isla.

También podéis aprovechar para hacer alguno de los grandes circuitos que ofrecen las diferentes agencias como Gozo, Blue Grotto, Comino, las Tres Ciudades o Mdina, entre otros.s

Estudiar inglés en Malta día 6: Sábado sabadete

Estudiar inglés en Malta día 6: Sábado sabadete
Estudiar inglés en Malta día 6: Sábado sabadete

Tengo que reconocer que la pereza me ha podido durante este sábado. Contradiciendo las recomendaciones que os doy, no he tenido mucho cuerpo para moverme por la isla. La noche maltesa que confunde y, también, cansa. 🙂 Total, que he estado descansando hasta la hora de comer que me he ido a comer a casa de Alejandro. 

Para llegar he decidido coger el autobús . Para todos aquellos que vengáis a la isla, tenéis que saber que los autobuses suponen la mejor manera de desplazarse. Pero hay que conocer bien los horarios porque si algo tienen la frecuencia de los autobuses es que son “poco frecuentes”. Con la excepción de la zona que une Sliema/S.Julinas con Vallletta. Aquí no tendréis que esperar mucho porque la mayoría pasan por estos lugares. Os dejo la página de transporte aquí. Para Fgura ( que se encuentra muy cerca de las “Tres Ciudades”, uno de los lugares que no os podéis perder), tenéis que pillar cualquier bus hacia Valletta. Luego hacer el cambio en Bombi, para después coger el 1 o cualquiera del 91 al 95.

Familia hispanomaltesa

 

El viaje en autobús, como siempre, ha sido muy singular. Una vez he llegado a Fgura me he encontrado a Alejandro, que me esperaba con una gran sonrisa. Alejandro es otro de nuestros grandes amigos y un gran profesional de los masajes Thai, un chico que ya ha echado raíces en la isla. De hecho, de esas raíces ha nacido la pequeña Carmen fruto de su relación con Miriam, una maltesa que frecuentaba mucho nuestra fiesta de The Parranda.

Hacía como dos años que no nos veíamos así que hemos echado un buen rato para ponernos al día. Ha sido un encuentro emotivo que, además de recordar que hay ciertas amistades que nunca mueren. Ha deleitado mi paladar con un arroz a la marinera que sabía a gloria. Casi me había olvidado de la buena mano que tiene para la cocina. Y no os podéis imaginar lo precioso que es su retoño. Por cierto, si estáis interesados en alquilar una casa en Airbnb por la zona menos turística de Malta, Alejandro es vuestro hombre.

Tardeando

Ya de vuelta, me fui de nuevo a ver a Laura a Why Not y de allí ya maquinamos el plan para la tarde noche del sábado. La premisa, no acabar en Paceville. Así que decidimos ir a probar la comida africana de un pequeño bar de Msida que se llama One Love African Bar

Restaturante africano en Msida

Y el plan terminaba luego en Funky Monkey, un bar alternativo que abrió el año pasado en Manuel Island en Gzira. Es un buen plan alternativo a Paceville, con otro ambiente y música al aire libre. Otra opción más que se añade a las grandes  posibilidades que tiene la isla. Sin contar con los maravillosos cócteles de “tranquileo” que podéis tomar por Sliema Ferries o en la Valleta. Opciones perfectas para aprovecharlas los jueves y viernes.

Por ultimo os quería enseñar como es el interior de una típica casa maltesa, que se llaman Maisonette. Como no de la mano de la pareja de moda maltesa, Laura y Jaimito.

Maisonette maltesa

Estudiar inglés en Malta día 5: Balance primera semana de curso

Estudiar inglés en Malta día 5: Balance primera semana de curso
Estudiar inglés en Malta día 5: Balance primera semana de curso

Último día de la primera semana de curso. También es día de despedidas, porque así como los lunes son días de entrada de nuevos estudiantes, los viernes suponen el fin de curso para muchos alumnos.

Para que os hagáis una idea de cómo podéis organizar vuestra estancia os comentaremos que los cursos Generales (tanto de 20 como de 30 lecciones) están programados por semanas. Puedes elegir tantas semanas como desees o necesites, siempre teniendo en cuenta que los precios varían en función del número de semanas. Para que lo tengáis en cuenta el precio cambiar a las  8 y 24 semanas, y es valido para esta o para cualquiera de las otras escuelas con la que tenemos convenio.

Linguatime

Así pues la clase de hoy,  vale como un resumen de lo aprendido durante toda la semana. Se pone en practica todo lo enseñado hasta la fecha. Para ver cual es el nivel de comprensión, se realiza una prueba de nivel, en la que tienes que ser totalmente sincero contigo, ya que se corrige de manera colectiva. Despedida la clase de la mañana, continuamos con la clase de la tarde. Como venía diciendo los días anteriores, se dedica exclusivamente a conversación. Es característica principal del General 30 y la mayor diferencia con el General 20. Para los que no leísteis anteriores post, es el curso que estoy haciendo es el más intensivo de los generales. Luego hay también cursos de preparación para certificaciones, como os escribimos en este post.

Finde 

Terminadas las clases, y toca hacer planes para el fin de semana. Malta ofrece multitud de posibilidades, así que no os quedéis en casa y aprovechad para recorrer la isla y descubrir sus maravillas. Ésta vez, yo decidí quedar con los compañeros de la escuela y el apartamento donde estaba alojado para conocerlos un poco más, aunque antes quedé con Raquel otro de los grandes tesoros que descubrimos en nuestra aventura por la isla. Ella era nuestra esteticista favorita, y si necesitáis algún servicio suyo, ya sabéis que todavía anda perfeccionando la belleza por aquí. No dudéis en contactar con ella.

16427255_10154916003048764_7761396149682484203_n

Tengo que reconocer que he tenido bastante suerte con mis compañeros de piso. Hoy, sin ir más lejos, hemos hecho “comida de fraternidad” y hemos cenado unas delicias turcas que Okan ha preparado. No ha faltado un garbeo por la fiesta que organizaba un compañero de la escuela. Teníamos la intención de pasarnos sólo un rato pero , al final como siempre, nos mimetizamos con el ambiente y acabamos pasando una noche estupenda y divertida rematando la faena en el mítico Native de Paceville. El inglés, como no podía ser de otra manera en la noche maltesa, ha sido una vez más uno de los grandes protagonistas. Por ello, os animo a que os lancéis, a que no tengáis vergüenza a la hora de “zambulliros” en un nuevo idioma. Come on! ¡Sabes más de lo que imaginas, quítate el miedo!

 

Fiestecilla posterior

Estudiar inglés en Malta día 4: Juernes maltes

Estudiar inglés en Malta día 4: Juernes maltes
Estudiar inglés en Malta día 4: Juernes maltes

Juernes, ya estamos a punto de terminar la semana.  La verdad que entre tanto movimiento se me está haciendo muy corta. Las clases prosiguen su curso con la misma energía y buen rollo que os conté ayer. No se puede estar más contento como se está desarrollando la experiencia. Aunque no os lo conté anteriormente, no solo se trabaja en la escuela. Los profesores también mandan trabajo para realizar en casa. Los ejercicios son relacionados con lo dado en clase. Se corrigen al día siguiente para que sobre todo se aprendan los errores más comunes.

Classmates

Las clases de conversación por su parte, van igual de bien que las clases más de gramática y vocabulario, como por ejemplo un ejercicio muy interesante que realizamos hoy. Era sobre anmistiar a seis de las nueve personas que están en prisión. Como estamos alumnos de varias nacionalidades, las diferencias culturales son palpables, con lo que no solo aprendes a defender tus ideas en otro idioma, si no que aprendes de las otras formas de pensar y así poder abrir la mente. Esta es otra de las grandes ventajas de las escuelas, la experiencia personal de conocer otra gente totalmente diferente a lo conocido anteriormente.

Vida social

Para seguir con esta experiencia personal, aprovechamos que hay un bar español abierto en Malta. Queria enseñar a mis compañeros de piso un poco de nuestra gastronomía y nuestra cerveza. El bar se llama “La Vida” y lleva menos de un año abierto según nos explicaron los dueños, que fueron muy amables reciviendonos. Además allí trabaja mi amiga Lola, uno de nuestros grandes apoyos desde el principio. Estuvimos probando los flamenquines y la tortilla española que os recomiendo encarecidamente. 

Una cosa llevo a la otra y como los juernes no son solo en España, si no allá donde nosotros vamos. Decidimos acercarnos a la New Spanish Party que se hace en el Qube, uno de los bares de Paceville. Allí bajamos con Melania, Belén y con sus amigas, Pilar alias ‘la regueton lento’ y Keila. Las jarras de vodka con red bull y los chupitos hicieron el resto, el final os lo podéis imaginar…  ¿llegaré a la escuela mañana? 😉 

Estudiar inglés en Malta día 3: Reencuentros

Estudiar inglés en Malta día 3: Reencuentros
Estudiar inglés en Malta día 3: Reencuentros

Continuamos las clases, y a medida que nos vamos conociendo se van haciendo más amenas y divertidas. La interacción entre los alumnos es muy importante su desarrollo. Por ello, recomendar la mejor escuela es complicado. Hay muchos factores que no dependen de ella para tener una buena experiencia durante el desarrollo del curso.

El profesor, los alumnos que estén en la clase, el ambiente que se genere, tu propio carácter… que combinados con la metodología de la escuela, el material que os proporcionen, tu trabajo personal y la fidelidad de ir a las clases, harán la experiencia sea buena o mala. Por eso es difícil recomendar una ‘buena escuela’.

Como podéis ver en el vídeo el ambiente es inmejorable y la experiencia que me estoy llevando es más que gratificante. Unido a que el profesor me está gustando especialmente por su paciencia a la hora de repetir las veces que sea necesaria y por la claridad en sus explicaciones. Aproximadamente se realiza un tema del libro de referencia por semana, lo cual me parece un acierto, ya que ir demasiado rápido no dejaría una buena base en la que asentar los principios que se enseñan. 

También no puedo nada más que estar contento con la clase de conversación, ya que el buen ambiente y nuestra profesora en este caso Andrea, de nacionalidad maltesa, hacen que la clase se pase con una rapidez inaudita y te deja con la sensación de querer más y seguir con las clases. 

Tiempo de relax

Una vez dejada la escuela, hoy dedique el día a mi familia maltesa. Belen uno de nuestros mejores apoyos en la isla, venia de viaje para arreglar los papeles del paro y exportarlos a España. Así que aprovechamos y nos juntamos en la casa de Lola para preparar una cenita española a base de tortilla y compartirla con nuestros amigos italianos. También despejarse un rato hace que tu mente siga despierta, aunque os sigo recomendando realizar una inmersión completa si venís a la isla para ello. Aunque parezca que no seguí mi consejo y os sorprenda, hablamos en inglés la mayoría de la noche, si se quiere se puede aunque estemos entre españoles.

Valletta desde Tigne Point

También me dio  tiempo a darme un paseo por el Tigne Point para ver las impresionantes vistas de Valletta como podéis ver. Algo que no os podéis perder si venis a la isla.